Hace un mes que nos embarcamos en una aventura única en la que se combina lo mejor del automovilismo y la vida social. Un viaje de más de siete días en el que la conducción y la amistad son los dos grandes protagonistas de una de esas experiencias que hay que vivirlas para entender por qué son únicas y todos quieren repetir. El 6to6 Europe Tour es sin duda la mejor manera de escaparte con tu deportivo y otros que como tu comparten la misma pasión. Si las crónicas de cada día no os convencieron, aquí os dejamos cinco razones por las que plantearos vivir una vez en la vida este viaje.

Conocer tu deportivo y darle el uso que se merece

En muchas ocasiones tener un deportivo de alta gama supone no poder utilizarlo todo lo que a uno le gustaría, especialmente si hablamos de modelos de motor central que gozan de poca practicidad diaria. Hablando con algunos sixters muchos reconocían que gracias a las rutas de 6to6 y el Europe Tour sacaban a pasear sus deportivos, que por lo general no se atreven a sacar o les da incluso vergüenza. 1.800 kilómetros pueden parecer muchos en un Lamborghini Huracán o en un Porsche GT3 RS, pero es la mejor manera de conocer tu coche y saber cuáles son sus aptitudes y hasta donde puedes llegar con él.

A nosotros nos ha pasado con el Nissan GT-R, después de una semana de conducción, de rutas de dos horas por carreteras de montaña o de una tarde de track day empiezas a explorar los límites del coche y a coger la suficiente confianza como para acercarte a ellos, siempre sin rebasarlos porque hay que volver a casa.

Entablar amistades y relacionarte con más amantes del motor

Lo mejor de estos viajes es su gente, la principal razón de que se quiera volver al año siguiente. 80 personas es un grupo muy grande pero todos están unidos por la pasión de disfrutar de la vida y de sus deportivos y es una pasión contagiosa. Cenar y comer cada día en una mesa distinta para conocer al máximo número de gente posible, compartir historias de otras rutas o simplemente la del mismo día. Te das cuenta de que aunque algunos tengan en su garaje más coches que el rey, sienten la misma pasión que tú y sois uno más, aunque ellos tengan la suerte de poder tener esas joyas que tu solo puedes admirar en las revistas, o si tienes suerte como yo conducirlas un par de horas.

Y es que dentro de cada coche que se ve en las fotos  hay personas que como tú y como yo sienten una pasión por la conducción y por sus coches. Sin duda lo más doloroso del viaje es despedirse el último día de toda esa gente a la que has ido conociendo a lo largo de la semana y con la que has disfrutado de rutas únicas y has charlado y reído en las comidas. Sobre todo duele más si sabes que no les volverás a ver hasta el año siguiente o en mi caso, hasta dios sabe cuándo.

Viajar a sitios a los que nunca irías solo

Seamos realistas, planificar un viaje de esta envergadura es algo complicado, hay muchos factores que pueden salir mal y que hay que ir modificando sobre la marcha, muchos sitios que buscar, hoteles que cuadrar y rutas que planificar. Hay que estar muy loco para montártelo por tu cuenta y para eso está el equipo de 6to6. Ir a fábricas de automóviles, llegar a puestos de montaña escondidos o visitar ciudades italianas con encanto es algo que puedes hacer un fin de semana suelto, pero nunca te plantearías hacer todo a la vez. Por eso el Europe Tour es tan especial, porque no es como la famosa Gumball 3000 que tienes que llegar del punto A al B lo antes posible y seguir así hasta el punto final. Aquí disfrutas por donde pasas y lo haces con la seguridad de tener detrás a unos profesionales como es la gente de 6to6.

Porque no se nos ocurren mejores vacaciones

Es complicado cuadrar una semana libre en mitad de junio, pero son unos días intensos en los que hay cabida para todo. Tanto para conducir como para visitar las ciudades a las que vas a pasar la noche o en las que paras a comer. Es cierto que a veces hay que cumplir con algunos horarios para no llegar demasiado tarde a comer o al hotel pero por lo general la libertad de movimiento es muy amplia y puedes elegir hacer la ruta o no, parar a comer en esa ciudad o en otra, pero al final lo mejor es hacerlo todos juntos y disfrutar de la compañía del resto de sixters.

Cambiará tu forma de pensar y de actuar

En estos viajes te contagias de la emoción por la vida de otros sixters, de su pasión o incluso tú puedes ser el que se la contagie. Pero sin duda durante el Europe Tour y después de este verás ciertos aspectos de la vida de otra forma. No hablo de que te la cambie radicalmente como si fueras de misionero al Nepal, sino de que valorarás más ciertas experiencias y aprenderás a disfrutar más de la vida y de la gente que te rodea. Te atreverás a hacer cosas que hasta ahora te daba mucho respeto o que nunca te habías planteado. Pedir el número de teléfono a la chica del coche de al lado en el atasco, salir del coche con una máscara de Deadpool, invitar a una hermosa mujer a viajar contigo hasta Mónaco, o conducir como nunca lo habías hecho antes. Como dice casi todo el mundo al acabar, el Europe Tour hay que vivirlo, porque se pierde mucho al contarlo.

Fotos: David Acedo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.