Sabemos que lo de copiar marcas en China trascendió más allá de los polos y camisas de Ralph Lauren o las colonias de Carolina Herrera que encontramos en los mercadillos o los famosos bazares chinos. En el mundo del automovilismo eso ocurre también, a veces incluso entre marcas, pero en el gigante asiático no se andan con chiquitas y si un modelo les gusta, te lo calcan, le cambian cuatro esquinas y dos tonterías y a vender. Por eso en el Salón de Shanghai 2017 celebrado estos días no era de extrañar encontrarnos con ciertas copias un tanto descaradas y de la que dan cuenta los compañeros de Autocar con estos cinco ejemplos de coches chinos muy parecidos a modelos de otras marcas.

Zotye E200, el Smart de ojos rasgados

Al igual que el modelo que plagia, el Zoyte E200 es un modelo urbano y eléctrico, quizás podría llega a ser el Car2go de Pekín. Según la propia marca cuenta con 200 km de autonomía, lo que es una mejora del 25% de la capacidad del Smart Fortwo Electric Drive. Este modelo se vende en China y también se exporta a Estados Unidos, siendo sus clientes potenciales mujeres y jóvenes, un poco como en el original. Cuesta al cambio casi 13.500 euros, lo cual es un poco más caro que la berlina de la misma marca, pero el gobierno ayuda a la compra de vehículos eléctricos lo que reduce su precio. Parece que los problemas de contaminación ya se toman en serio, pero los de los precios de los vehículos EV son comunes en todo el mundo.

Zotye Z700, el híbrido de A6 y Passat

Esta mezcla entre un Audi A6 y un Volkswagen Passat de la generación anterior es el Zoyte Z700, de la misma marca que el Fortwo chino que acabamos de ver. Usa un motor 1.8 turboalimentado de gasolina y es lo mejorcito de la marca en términos de lujo, contando con un sistema de cierre automático de puertas y un techo solar de gran tamaño. Al ser el coche más lujoso de la marca es tambien muy usado por los miembros del gobierno chino. CUesta al cambio unos 13.000 euros y si estabas pensando en comprar uno, por suerte no se exporta.

JMC S331 48V, otro primo más para el Range Rover Evoque

De acuerdo, desde el frontal le concedemos el beneficio de la duda al S331 48V porque tan solo es otro SUV de tamaño compacto más. Pero si te desplazas a su lateral verás por qué el Range Rover Evoque se vende tan bien en el país asiático. Además este modelo es eléctrico, algo que Land Rover no ofrece en su Evoque, así que punto para los chino y demanda de los ingleses.

Hanteng EV, acento inglés electrificado

Seguimos con la moda de copiar SUV ingleses, esta vez el descarado Hanteng EV se atreve con el Jaguar F-Pace aunque con algo menos de estilo que el ejemplo anterior. Vale que apuesta por un coche eléctrico, pero ese logo de un cavallino rampante apuntando hacia el otro lado es muy lamentable. Por si no fuera suficiente, los señores de Kia tienen que ver como les copian sus luces antiniebla delanteras, pero todo ello rematado de manera un poco chapucera, con unas tomas de aire falsas que ciertamente, se podrían haber ahorrado como buen coche eléctrico que es.

BAIC BJ80 PHEV, si el clase G fuera eléctrico y cutre

coches chinos

Mercedes se puede ahorrar vender el Clase G en China estando el BJ80 PHEV porque viendo este modelo parece que lo único que no han querido copiar son las llantas y la parrilla frontal. Por lo demás hasta el mismo ángulo recto del techo con el pilar A y C. En Beijing Automotive Industry Holding Co. (BAIC) han querido crear su particular tanque del territorio off-road. Ahora bien, ¿si tuvieras que badear un río o subir una cuesta de piedras cual elegirías? Exacto, nosotros también pagaríamos 103.500 euros que vale un buen G 350 d.

Extra Car:

No podíamos pasar por alto el famoso Landwind X7, uno de esos coches chinos que no pueden faltar en un buen Salón del Automóvil de Shanghai o Pekin. Pocos coches chinos han sido tan calcados como lo fue el Landwind cuando se exhibió por primera vez en el salón de Guangzhoy en 2015. El gobierno chino tiró por tierra la patente del Evoque de 18.000 euros porque había sido expuesto antes de admitirse la patente. Aún así la marca ganó un juicio contra Land Rover y aquí sigue el Evoque chino.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho + dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.