- Publicidad -

La cartelería es uno de los medios de comunicación más bellos y que mejor han reflejado la historia de Porsche en el automovilismo. Cada uno de ellos es como volver a revivir el pasado, con sus imágenes y sus colores, llevándonos a otras épocas donde las carreras eran la máquina y el hombre. Los sentimientos nos corren por la piel al volver a ver estos carteles. Le Mans, ha sido una de las carreras donde Porsche ha marcado un antes y un después.

En un total de 20 carteles, repasaremos la historia de Porsche en las carreras de Le Mans, donde cosechó, dieciocho triunfos absolutos y dos de categoría. En los carteles podemos apreciar tanto los coches como los pilotos de la época viendo su evolución tanto de la cartelería como de sus vehículos, así como sus victorias, que tantas alegrías han dado a la marca bávara.

Todos estos carteles, reflejan la historia del automovilismo que ha escrito Porsche, desde las grandes carreras como: La Targa Florio, los 1.000 Kilómetros de Nürburgring, la Carrera Panamericana, Sebring, Daytona, Spa pero una destaca por encima de todas y las 24 Horas de Le Mans. En esta última ha participado desde 1951 y ha batido todos los records, habidos y por haber.

1954: Cuatro victorias en su categoría

Era su cuarta participación en la carrera más dura de resistencia del mundo, y su cuarta victoria. Como conmemoración se creo este cartel en honor a Porsche, que contenía la leyendaPorsche desde 1950 cada año victorioso en la meta”. Además de las cuatro victorias, también se conmemoró las victoria en el Rallye de Suecia, que tenía por nombre ‘El Rallye del Sol de Medianoche’.

1970: primera victoria absoluta

Este cartel puede considerarse como el más conocido de Porsche, ya que era la primera vez que conseguía la victoria absoluta en Le Mans. A pesar del mal tiempo que tuvo la carrera en junio del 70’, el 917K en color rojo del equipo de Salzburg con Hans Herrmann y Richard Attwood al volante, resaltaba bajo un fondo negro, que lo hacía brillar a pesar del mal tiempo. Tras 3.434 vueltas, el equipo de Porsche se alzaba con la victoria en una de las carreras más duras que se recuerdan.

1970: Porsche también vence en ‘Grand Tourisme’

El Porsche 914/6 con seis cilindros, se subía a lo más alto del podio en la categoría de GT, un coche que a priori no impartía miedo a sus rivales, se puso a la cabeza para mostrar que sí era capaz, gracias a la eficacia y a la versatilidad de este modelo. El Porsche 914/6 , estaba en las manos de Chasseuil-Ballot-Lena que resistió a pesar de la lluvia y de la cantidad de abandonos que hubo en la carrera.

1971: La carrera de los récords

Porsche hacía el doblete consecutivo, en 1971 fue la denominada “carrera de los records”. A máxima velocidad, Marko/Van Lennep con un Porsche 917K, consiguió superar los 5.335,313 km de distancia que recorrieron en esa edición, un record que no se superaría hasta 40 años después. En segundo lugar entró otro 917K, en este caso el de Müller/Attwood, que pudo haber superado la marca de su compañero, si no hubiese perdido casi 37 minutos en los boxes debido a un problema mecanico.

1976: Un triunfo aplastante

El Porsche 936 ganaba en dos ocasiones esta prueba, un coche muy ligero y fiable que seguía el camino de sus predecesores. Como curiosidad en esta fecha, el Porsche 936 tenía tanto ventaja frente a sus rivales, que los mecánicos pudieron reparar su escape, a pesar de que perdieron ¡35 minutos!, a pesar de esto, gano con más de 100 kilómetros de distancia frente a sus rivales. “Nuestra victoria es tu beneficio”, mostraba la leyenda del cartel.

1977: La segunda del 936

Volvía a repetir el Porsche 936, esta vez no contaba con el mismo chasis, pero sí con el mismo piloto, Jackie Ickx. Durante la carrera, el Porsche que pilotaba Ickx se haberío y tuvo que cambiar de coche, por el que se unió al de Barth/Haywood. A pesar de que el Mirage estaba detrás, consiguió entrar en primera posición.

1979: El 935 vence a los prototipos

Porsche no tenía rival en los años 70, pero Le Mans se le resistía, los prototipos tenía ventaja en esta rápida carrera. Fue en 1979 cuando el 911 turbo, una versión de carreras del de calle, no puedo ganar. Fue el 935 K3, cuando una versión muy evolucionada de este, con el equipo Kremer se hacia con al victoria. Los ganadores fueron Ludwig y Whittington, pero lop más característico fue que el actor Paul Newman con otro 935, coche que copó las tres posiciones del podio.

ˇˇˇˇ

1981: El mágico regreso del 936

Porsche había producido tres unidades del prototipo 936; dos ya habían ganado en Le Mans en las ediciones de 1976 y 1977. ¿Podría ganar también el tercer chasis cuatro años más tarde? Porsche demostró que con alguna evolución en el motor, la caja de cambios y la aerodinámica, su 936 seguía siendo muy competitivo a pesar de su edad. La guinda del pastel fue el perfecto pilotaje de Jackie Ickx.

1982: El brutal 956 de Grupo C

Llegaba una nueva categoría, el grupo C. En 1982 le dio un vuelco a la parilla de Le Mans, donde Porsche se adaptó perfectamente a esta categoría con el 956, gracias a su fácil conducción y una aerodinámica excepcional gracias a el efecto suelo. Porsche tuvo 3 coches en las primeras posiciones de la parrilla en la que la dupla Ickx-Bell al volante del Porsche 956 rebasan la línea de llegada en primera posición. El poster era muy sencillo, con la bandera francesa en un orden libre se conmemoró está triple victoria de Porsche.

1983: Nadie es perfecto

El año 1983 fue un año excepcional para Porsche, no fue hasta la última vuelta con Ickx-Bell al volante del Porsche 956, cuando se logró la victoria. El año record, 9 de 10 Porsche se colocaron en las primeras posiciones, todos con el 956, salvo la 9º plaza, todos fueron Porsche.

1984: Siete Porsche 956 en las siete primeras posiciones

Las primeras vueltas de la carrera dieron un espectáculo impresionante. Pero no es como se empieza, si no como se acaba, por lo que el Porsche 956 subió 7 coches a las primeras plazas. El equipo de Porsche Joest, ganó con los pilotos: Henry Pescarolo y Klaus Ludwig, fue la última vez que una dupla ganó, lo siguientes fueron tríos, dudo que Porsche se haya quejado…

1985: Un triunfo incontestable y el décimo de Porsche

El Porsche 956 volvía a mostrar su calidad, el segundo triunfo consecutivo de la marca lo lograban Ludwig/Barilla/Winter pilotó el Porsche ganador del equipo Joest, todo esto con el mismo chasis. El triunfo fue arrebatador, lideraron 347 vueltas de las 373 de carrera y supuso la victoria número 10 de Porsche en Le Mans

1986: Lucha fratricida entre dos Porsche

El equipo Joest con el 956 pilotado por Ludwig/Barilla/Winter se peleaba con el nuevo 962C del trío Bell/Stuck/Holbert. La batalla fue impresionante, menos de un segundo de diferencia entre coche y coche, mucho accidente y problemas mecánicos nos quitaron este duelo, y fue el Porsche 962C con el número 1 el que se alzó con la victoria, seguido del otro 962C de Larrauri-Pareja-Gouhier.

1987: siete victorias consecutivas

7 de 7, Porsche sumaba su 7 victoria consecutiva, aun que no fue la carrera más fácil para Porsche. Jaguar era el favorito para ganar la carrera, Porsche perdía varios coches en Weissach, y alguno más en el entrenamiento de Le Mans, pero no todo es el coche, la experiencia es uno de los factores importantes. Bell/Stuck/Holbert volvía a subir a lo más alto del podio con el Poreche 962C del equipo oficial.Siete años después, renace un increíble 962C

1994: Siete años después, renace un increíble 962C

Porsche tenía una última oportunidad con el 962C, siete años después de haberse creado. Porsche tiró de picardía y exprimió el reglamento del GT1 con Jochen Dauer, creando una versión matriculable y metió dos unidades dentro de la categoría. Dalmas/Haywood/Baldi contenían la primera gran actuación de Toyota en esta edición y se metían por 13 vez la victoria en el bolsillo. El otro Porsche 962, acabó en 3º posición.

†’X

1996: Dos conceptos diferentes, dos nuevos triunfos

Dos fueron los coches que se metieron en el cartel de este año, el LMP1 TWR-Porsche WSC del equipo Joest que se proclamó campeón y el nuevo Porsche 911 GT1, segundo en la meta y ganador entre los LM GT1. Con tan solo una vuelta de diferencia, el GT1 demostró su efectividad en la carrera.

1997: Una nueva victoria para el TWR-Porsche WRC

El equipo de Joest Racing con el TWR-Porsche WSC, seguía los caminos del año anterior, la segunda victoria consecutiva se alzaba frente los McLaren de la categoría de GT1. Tom Kristensen, marcó la vuelta rápida en la carrera, formando equipo junto a Michele Alboreto y Stefan Johansson. En cuarta posición acabó el Porsche 935 y, en quinta, un 911 GT1.

1998: El 911 GT1 reina en Le Mans

Esta edición fue un hervidero de marcas y diferentes mecánicas automovilísticas. Pero fue el Porsche 911 GT1 con Aïello-McNish-Ortelli, el que sumo doblete en esta edición Müller-Alzen-Wollek terminaron en segundo lugar. Fue la última carrera de Porsche, anunció su retirada durante un tiempo.

2015: El retorno del Rey

Después de 15 años dando servicio a otros equos con los modelos de Porsche, pero sin competir de forma oficial. Porsche volvió en 2014 con un equipo de fábrica, tras el reglamento del WEC y con los nuevos coches híbridos, Porsche volvió con el 919 Hybrid. En la primera edición no tuvo mucho éxito, pero no fue hasta el año siguiente cuando se impuso con un nuevo doblete. Gracias a Bamber-Tandy-Hülkenberg cruzó la meta en  primera posición, mientras que Bernhard-Hartley-Webber subían al segundo escalón del podio.

2016: Segunda victoria tecnológica

El mundo híbrido volvía con mucha fuerza a los ingenieros de Porsche y a pesar de haber ganado con contundencia el año anterior, el 919 Hybrid se ponía más a punto y conseguía el triunfo otra vez. Una edición que lucho frente a Toyota y Audi, y fue la decimoctava victoria de Porsche en Le Mans, con Jani, Lieb y Dumas al volante. El cartel es como el coche, una demostración tecnológica de vanguardia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.