VW Touareg R-Line V6 TDI: “¿Dices que no puedo?”

VW Touareg R-Line V6 TDI: “¿Dices que no puedo?”

Los SUV de hoy en día son expertos en el engaño, pero no me malinterpretéis, me refiero a que aunque emitan deportividad por todos sus poros y sean capaces de tomar curvas casi como un deportivo, no han perdido capacidades Off-Road. Muchas veces vemos esas llantas de perfil bajo, los frontales de estilo deportivo y muy aerodinámico, unas líneas que dan a pensar que solo está hecho para correr de forma cómoda y pensamos que ya se ha perdido el espíritu aventurero, la brutalidad que tanto nos gusta y que en general el coche ya no puede hacer lo que un 4×4 puro hace. Pero pensar esto es un error. Lo cierto es que si un Touareg R-line no se mete a campo abierto o no sube una pista destrozada hasta la cima de una montaña, o ataca una trialera o un vadeo es por muchas razones menos por capacidades.

R-line

Somos nosotros los que con toda razón no queremos que lo haga, porque repintar vale mucho, y un pinchazo te rompe el día, es así de simple, oír como pasan chirriando las ramas por las puertas es algo que en nuestro SUV de alta gama nos da pavor, pero tenemos que tener claro que es cosa del piloto y lo quiera o no hacer, no de la máquina, y los hay que opinan todo lo contrario, de hecho yo mismo opinaba que se había perdido mucho en cuanto a capacidades Off-Road, hasta que empecé a llevarme sorpresas y a ver con mis propios ojos como los grandes SUV se quitaban la chaqueta del traje, se remangaban la camisa y se ponían a trabajar duro en el barro, arena, agua, nieve…

¿Y por qué me he llevado estas sorpresas?

Pues porque la tecnología de la que disponemos hoy en día hace que podamos disfrutar de estos vehículos tan polivalentes. Solo con tener suspensión neumática el Touareg ya es capaz de poder atacar diferentes tipos de terreno con la altura necesaria, en carretera, se acerca al suelo y se endurece para proporcionar un mejor aplomo en curva y rebajar el centro de gravedad, en pistas se eleva un poco y se reblandece para no transmitir las vibraciones ocasionadas por el terreno al habitáculo, en zonas más complicadas se eleva totalmente para evitar que el coche en “empance” y pueda superar los obstáculos convenientemente.

A esto se le añade el sistema 4Motion de VW, que proporciona tracción integral de la manera más eficiente posible para que el coche no de ningún “patinazo” inesperado. Además, aunque sea una ventaja instalar bloqueos de diferencial, ya no es totalmente necesario ya que el control de tracción que lleva de serie hace esa función de manera natural frenando la o las ruedas que giran “locas” para redireccionar la potencia a las que tienen más agarre.

vwtouareginterior

Para darle aún mejores prestaciones, los diferentes sistemas que tiene de conducción por terreno hace que el motor se adapte a la situación de una manera muy ajustada, regula la inmediatez de la respuesta del pedal y el régimen del motor, así como la velocidad más conveniente a engranar.

En cuanto a sensaciones en carretera no hay mucho que decir, el Touareg mantiene a la perfección los estándares de la marca en cuanto a suavidad, comodidad y sonoridad. Tiene una respuesta bárbara en los regímenes bajos y le sobra potencia para llevar a cabo una conducción dinámica y energética.

Nosotros hemos tenido el R-Line, de esta versión existe una motorización con dos potencias diferentes. El motor 3.0 TDI V6 puede entregar 204 o 262CV. El Touareg R-line menos potente proporciona 450Nm de Par y alcanza una velocidad punta de 206Km/h con un consumo medio homologado de 6,6 litros. La más potente entrega 580Nm de Par con una velocidad punta de 225Km/h, consiguiendo hacer el mismo consumo medio homologado que la anterior.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 4 =