TOP 10, Los mejores estriptís mecánicos de carrocería

TOP 10, Los mejores estriptís mecánicos de carrocería

El Pagani Huayra enseña sus interioridades con estilo. Y no es el único que sabe desnudarse con gracia, esto son los mejores estriptís mecánicos de carrocería

Lamborghini miura (1966)

Los creadores del primer supercoche con motor central se inspiraron en el Ford GT40. La carrocería diseñada por Gandini bascula para dejar a la vista detalles como su V12 transversal. En cambio, en el morro del GT40 solo se abría la tapa del maletero.

Pagani Huayra (2014)

Un esqueleto de fibra de carbono se puede exhibir con más desparpajo que uno de acero. El Huayra luce su exquisita calidad de construcción en cada detalle, y los dueños dudan si dejarlo en el centro del salón o guardarlo en el garaje. Mejor tener dos.

Ferrari F40 (1987)

En la familia de los “super-Ferrari” de edición limitada (288 GTO, F50, Enzo…), el F40 es el que más mecánica enseña y el que más nos pone. Desde las gomas Pirelli PZero a los intercoolers Behr, todo sugiere lo que es, un coche de carreras matriculable.

Porsche 911 GT1 (1998)

En los 911 refrigerados por aire al abrir la tapa se veía el ventilador, pero ahora apenas nada. Por eso para el estriptís elegimos al GT1, cuyo escultural capó deja a la vista el motor central, el mismo biturbo que llevaba el 962 de competición.

De Tomaso Mangusta (1967)

Exótico con motor Ford V8 que ha disparado su valor en los últimos años. Según su nombre debía comerse al Cobra, pero lo mejor es el diseño, de GiorgettoGiugiaro.

Peugeot LimoVian (2013)

Fue creado para la película L’Ecume des jours (2013), y los especialistas de Peugeot colaboraron con la producción creando un vehículo “atemporal y onírico”. Se inspiraron en el clásico 404, y todos los paneles de la carrocería son transparentes.

Mercedes 300 SL (1957)

A los deportivos clásicos con chasis y carrocería separada, era fácil levantarles las faldas. Eso es lo que ha hecho Brabus para mostrar el nivel de excelencia de su restauración de 300 SL Roadster, con su elaborada estructura tubular.

Lancia Stratos Zero (1970)

Un prototipo maravilloso creado por Bertone con una carrocería ultra-baja (84 cm). En la foto se ve la tapa del motor, pero lo mejor es la puerta de acceso, que es el cristal delantero y que se abre como un cofre, con las bisagras en el techo.

Ford gt (2005)

Como en su antecesor, el GT40, las puertas “muerden” el techo para facilitar el acceso. Pero hasta que uno se acostumbra a ellas se puede llevar un buen golpe al cerrar. En la parte trasera queda a la vista el poderoso V8 con compresor de 560 CV.

Pontiac Six ‘Ghost’ (1939)

Ir desnudo o con ropa transparente no es lo mismo. Este modelo con carrocería de Plexiglas se creó para las ferias y debutó en el New York World’s Fair de 1939/1940. Después se expuso en el Instituto Smithsonian, y en 2011 fue subastado por 308.000 dólares.

eb 2015 – 8×10 filmneg – 6-11-1940 – girl in trunk of transparent Pontiac

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno + 8 =