Subaru y el Rally: la historia que se convirtió en leyenda

Subaru y el Rally: la historia que se convirtió en leyenda

Con la reciente proclamación del Campeonato Europeo de Rally (FIA European Rally Championship), Subaru no hace más que expandir sus éxitos allá por donde sus coches compiten. Es inevitable recordar las grandes leyendas del mundo del Rally que han pasado por esta marca con ADN de competición. Subaru y rally, sinónimos.

Nos vienen a la mente nombres como Markk Alén, que se proclamó campeón del Rally de Finlandia de 1990 con el Subaru Legacy RS; Ari Vatanen -quedando campeón del Campeonato de Rallies en el año 1993-; el gran Colin McRae, que se proclamó Campeón del Mundo de Rally con un impresionante Subaru Impreza 555; o nuestro aclamado piloto “made in Spain” Carlos Sainz, logrando su primera victoria en el Rally Acrópilos de Grecia con el 555. Muchos de ellos nacieron con un talento para correr rally y llegar al estrellato, pero muchos de ellos se dieron a conocer gracias a coches tan emblemáticos como estos.

A continuación te detallo una lista de los coches de rally más conocidos de Subaru, coches de carreras que han marcado un antes y un después en el mundo de la competición.

[adsensepost1]

Subaru Legacy RS (1990-1994)

Rally

Su tracción 4×4 le daba ventaja frente a sus rivales, además de un potente par de motor de 470 Nm y 300 CV poseía un peso de sólo 1130 kilogramos con un magnífico reparto de pesos, lo que le dotaba de una magnifica maniobrabilidad.

En 1989, Subaru Technica International (STi) fue el escenario para dar rienda sueltas a la pasión por la competición de la marca japonesa. Creada para vitaminar los coches de producción y controlar las actividades de Subaru en el automovilismo.

Con la introduccion del Legacy en 1990, Subaru empezo a ganar reputacion en los campeonatos de rally. El equipo STI contruia los coches para Japon, mientras Profrive los contruia en Inglaterra para disputar las carreras europeas. En su primera incursión, el Legacy logro mostrar su enorme potencial al colocarse en la cuarta posicion al final de la temporada.

En 1991, Subaru ya contemplo el talento de McRae tras ganar en un Legacy el British Open Championship se buscó un hueco en la aclamada marca japonesa. Con McRae tras el volante del Legacy, Subaru cosechó su primera victoria en el Rally de Nueva Zelanda de 1993.

Subaru Impreza 555 (1995-1997)

2007_subaru_impreza_wrc_-_flickr_-_exfordy_2

Si preguntas a cualquier aficionado de cualquier parte del mundo sobre cuál es el coche que define el mundo del rally, el Subaru Impreza estaría en el top 5 de las posibles respuestas, incluyo me aventuraria a decir que rara vez no estaría en el número 1. Ha habido muchos coches legendarios durante la historia del mundo del Rally, pero solo unos pocos tiene el orgullo de ser llamados campeones como el Impreza.

Su historia comienzo en 1992, y durante 24 temporadas de competición, hemos visto varias versiones y modificaciones del coche con numerosos títulos nacionales, continentales y mundiales.

Para la temporada del Mundial de Rally de 1993, el equipo de Subaru debuto con un nuevo diseño mostrando los colores azul y amarillo, junto con el nombre de la tabacalera State Express 555. El azul y el amarillo son colores que siguen siendo sinónimos del mundo de la competición.

[adsensepost2]

Ari Vatanen y Colin McRae permanecieron como conductores principales para el equipo de Subaru en el temporada de 1993. Acabaron terceros en el campeonato de constructores, con su piloto McRae en la quinta posición.

En 1994, Carlos Sainz se unió al equipo, con su copiloto Luis Moya, y puso al Impreza 555 en el escalón más alto en el Acropolis Rally en Grecia. Luego vinieron victorias en Nueva Zelanda y Gran Bretaña con McRae detrás del volante.

La gran temporada de Subaru fue la de 1995. La clave fue la introducción del un nuevo motor boxer de compresión variable. Contando con unos 300 CV de potencia de su motor de 2.0 litros, junto con el sistema de tracción integral activo, incorporando un diferencial delantero controlado electrónicamente.

La temporada de 1995 fue la más exitosa para el Impreza 555, con el campeonato de constructores bajo el brazo y el campeonato de pilotos de la mano de McRae.

Subaru Impreza WRC

Rally

En 1997, la FIA reemplazo los coches del Grupo A con unas nuevas especificaciones para los futuros modelos de competición. Después de una temporada exitosa, el antiguo Impreza 555 fue retirado y reemplazado por un coche totalmente rediseñado, apodado Impreza WRC ´97. Subaru compitió con numerosas evoluciones del Impreza WRC hasta 2008. Después de su retirada del equipo Subaru del mundo de la competición, nuevas generaciones del Impreza emergieron para dominar las calles.

 

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 5 =