El Rolls-Royce de Sir Malcolm Campbell, entra en el prestigioso club de los ocho grandes Phantom

El Rolls-Royce de Sir Malcolm Campbell, entra en el prestigioso club de los ocho grandes Phantom

Durante la década de los años 30′ con el crecimiento del fanatismo de los coches, la búsqueda de marcar un antes y un después en la historia automovilística era algo que algunos aventureros querían conseguir para así poner su nombre en los libros de historia. Fue en los años 30’ cuando Sir Malcolm Campbell comenzó una relación de amor con Rolls-Royce que lo llevaría a lo más alto de la gloria.

Durante 1932, Sir Malcolm Campbell había ganado ya algunas carreras que le habían proporcionado fama internacional como el Grand Prix, en donde rompió el récord de velocidad, nada más y nada menos que seis veces, por lo que fue nombrado por el rey Jorge V como caballero.

Durante esta década, se le consideraba por sus logros como el hombre más rápido de la tierra, pero siempre quería más, por lo que quería batir el récord de superar las 300 millas por hora, lo que vendrían a ser más de 480 km/h, estaba convencido de que podría superar este hito con su Rolls-Royce R aero, que montaba un motor de 36.5L que alcanzaba los 2.300 CV, parece que el ‘downsizing’ no había llegado todavía.

La primera carrera que afronto el famoso ‘Blue Bird’, pilotado por Campbell fue el 22 de febrero de 1993, donde estableció un récord con su Rolls-Royce, alcanzando una velocidad punta de 272 millas por hora, (438 km/h) en en Daytona Beach, Florida. Un mes después, Campbell se dio un merecido homenaje con el encargo de un nuevo Phantom II Continental.

El Rolls-Royce Phantom II estrena en los años 30’ una nueva versión más deportiva que tenía una distancia más corta entre ejes, por lo que mejoraba el equilibrio y que llegaba hasta los 152 km/h, una cifra insignificante para Sir Malcolm Campbell, pero asombrosa para la época. Durante su primera etapa, los medios comentaban que el Phantom II Continental era “Poderoso, dócil, deliciosamente fácil de controlar y un purasangre, se comporta de una manera que es difícil de transmitir sin parecer exagerado”.

A pesar de que era un coche totalmente de lujo, Sir Malcolm Campbell decidió que necesitaba unas modificaciones, entre las que contaba con un equipo inalámbrico, un extintor, un foco, un tubo de escape específico de unas nueve pulgadas mucho más largo de lo que permitía la normativa, pero que probablemente quería hacerle un homenaje a su Blue Bird y que rugiese allá por donde pasase, además de un cuerno de claxon y una sirena.

Pero ¿en qué color pintaría el gran Sir Malcolm Campbell su Rolls-Royce? Pues el tono escogido fue un Azul pálido, con el interior en cuero azul oscuro y con el techo en negro. Campbell estaba tan orgulloso de su configuración, que él mismo escribió para Rolls un folleto promocional para el Phantom II que se titulaba: “El mejor Rolls-Royce producido”.

La casa de subastas de lujo Bonhams, junto con la firma inglesa Rolls-Royce han tenido sus amores entre la subasta de algunos de los coches más bellos del mundo, de hecho, Bonhams, tiene el récord de la venta más cara de un Rolls-Royce con el ‘The Corgi’ 1912 Silver Ghost alcanzando una cifra de 4.705.000 de libras en 2012.

James Knight, presidente de Bonhams, comentó: “Es apropiado que Rolls-Royce haya elegido a Bonhams para celebrar su exposición, y estamos encantados de participar en esta celebración del modelo Phantom. Nuestro saleroom en el corazón de Mayfair, y nuestras subastas en todo el mundo, han sido testigos de las ventas de algunos de los más sorprendentes Rolls-Royce jamás creados, incluyendo The Phantom of Love en Londres, El ex-Marlene Dietrich Phantom I en Amelia Island, Florida y el ex-Jack L. Warner (de Warner Brothers Studio) Phantom I Transformal Phaeton en Quail Lodge, California.

‘Los ocho grandes Phantom’, es una exhibición de los mejores Rolls-Royce, que tendrá lugar en en la casa de subastas internacional Bonhams, situada en New Bond Street, Londres. Las fechas establecidas para esta exhibición empiezan el próximo 29 de julio y terminarán el 2 de agosto. Bonhams, fundada en 1793 es una de las casas de subastas más grandes del mundo, entre lo que podremos encontrar obras de arte, antigüedades, automóviles, joyas, vinos y relojes en el mundo. El Bonhams Motoring Department posee en la actualidad el récord del coche más caro vendido en una subasta, el legendario y codiciado 1962 Ferrari 250 GTO que se vendió en la subasta de Quail Lodge en 2014 por 38.115.000 millones de dolares.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 4 =