Prueba Skoda Octavia Combi RS 245 2017: “cum laude” en deportividad

Prueba Skoda Octavia Combi RS 245 2017: “cum laude” en deportividad

¿Quién dijo que la vida familiar no era compatible con la aventura? Una prueba de ello es el nuevo Skoda Octavia RS 245 Combi, una berlina familiar que se presenta como el coche de la marca checa más potente de su historia- que no es poca cosa-, superando en 15 CV al anterior modelo. Y es que no es la única novedad que este nuevo RS trae debajo del brazo; ligeros cambios estéticos y la transmisión DSG de 7 velocidades como primicia en un Octavia.

El diseño exterior no ha cambiado demasiado, pero si ha adaptado las nuevas líneas frontales de la nueva generación del Octavia, donde también se aloja un motor 2.0 TSI turboalimentado de cuatro cilindros, con una potencia de 245 CV y una transmisión DSG que transmite todo el par a las cuatro ruedas. El 0-100 lo hace en apenas 6,7 en la variante Combi (1 décima más rápido para el coupé). El chasis ha recibido un importante rediseño, rebajando el centro de gravedad del coche gracias a ser 14 mm más bajo y 38 mm más ancho en las vías traseras, en comparación con el anterior Octavia RS, lo que le confiere mayor agilidad y sustento en curva.

Lo que más distingue a esta nueva variante es la parrilla con tiras verticales- con un acabado en negro- y con los faros partidos, así como unas entradas de aire más voluminosas, faros LED y luz adaptativa. En la variante berlina lleva un alerón en la parte trasera; en la Combi- la cual es la protagonista de esta prueba- se añade un alerón. El logotipo RS con la V de victoria en negro brillante puede visionarse en la parrilla delantera, en la parte trasera, en el reposacabezas y en las puertas. Ya te digo que no te vas a olvidar que estas en la variante más deportiva de la marca.

Dentro encontramos unos asientos deportivos que son un buen camino intermedio entre la deportividad y el confort; si quieres ir “alegre”, te sujetan en cada una de las curvas de una forma sensacional; y si quieres ir circulando con serenidad, no son para nada incómodos. Como no podía ser de otra forma en el siglo XXI, el modelo de la marca checa dispone de una gran conectividad con nuestro smarthphone. Una de las cosas que más me ha sorprendido del interior es la pantalla táctil de 9,2 pulgadas que presenta una nitidez que haría enrojecer a más de una marca premium.

Pero el que “parte el bacalao” es el diferencial VAQ de deslizamiento limitado, el cual se controla electrónicamente, con un control de estabilidad con modo Sport. Y es que estamos hablando de un elemento especial, ya que este diferencial puede actuar como embrague multidisco, redirigiendo el 100% de potencia a la rueda delantera que cuenta con mayor agarre, lo que elimina mucho del subviraje que sufría el anterior modelo.

Junto a todo ello, con una dirección más directa y con el Dynamic Chassis Control (DCC) hace que puedas configurar a la carta el RS 245, pudiendo elegir entre tres modos: Normal, Eco y Sport; junto, con un modo “Individual”, el cual posibilita elegir en qué grado quieres los diferentes parámetros del coche. Si quieres la dirección en Sport y la respuesta del motor en Eco, puedes; si quieres poner la suspensión en modo Sport y el sistema de tracción en Sport, también puedes. Tus deseos son órdenes. A su vez, el Columbus Navigation ofrece una cartografía clara y nítida.

Sensaciones

El feeling desde el primer momento es sensacional; los asientos deportivos dan un gran soporte lateral que te ayuda a sentir esa “conexión” con el coche cuando vas trazando curvas a un ritmo deportivo. La caja de cambios sublime, aunque te recomiendo que dejes que haga el trabajo de forma autónoma, ya que siempre va a subir o bajar marchas según el ritmo en el que te encuentres, aunque puedes optar por el cambio manual con las levas de detrás del volante. Hablando de la dirección, es muy precisa y directa; además, con el DCC podemos cambiar la dureza del mismo a voluntad- aunque, dadas las características de esta berlina, el Sport le sienta mejor-.

El motor es muy reactivo, le gusta subir alto de vueltas pero a partir de las 5.500 no merece la pena estirar más, ya que por encima de esa cifra la potencia y el par desciende. La suspensión, el chasis, la dirección y el cambio cooperan de forma notable, lo que le confieren- a rasgos generales- una deportividad que es difícil de encontrar dentro del segmento en un rango de precio por debajo  de los 35.000 euros.

Y es que es verdad que es el Octavia más potente de la historia, pero también el más tragón. También es altamente probable que su peso en la versión Combi juegue en su contra a la hora de arrojar un consumo bajo. Durante nuestra prueba fuimos por autovías y el consumo no bajó de los 7,5 l/ 100 km; en conducción deportiva puede llegar hasta los 9 l/100 km con facilidad. Es un consumo que no es excesivamente alto, pero tampoco es bajo para la potencia que tiene, 245 CV.

skoda-octavia-rs-245-combi

Quitando ese aspecto, en curvas es increíble más prestaciones que tiene, se nota el trabajo que ha hecho la marca checa en el chasis y en el novedoso diferencial de deslizamiento limitado VAQ. En ciertas curvas en las que piensas que sufrirá subviraje, el Octavia RS 245 Combi logra trazarlas con una precisión sorprendente, algo que me pillo de improviso. Los frenos sobredimensionados ofrecen una capacidad de frenada más que correcta para detener los 245 CV.

El sistema de infoentretenimiento es simplemente sublime, la pantalla de 9,2 pulgadas ofrece una nitidez que supera con creces a algunos modelos de la competencia. La conectividad con el Smartphone es total, con la disponibilidad del Apple CarPlay y el Android Auto de serie. El interior tiene un acabado correcto, deportivo gracias también a los pespuntes en rojo que montaba nuestra unidad- opción-. El volante multifunción es ergonómico cuenta con la parte baja atachada que aumenta la deportividad del coche, sumergiéndote en una atmósfera de “coche de carreras” desde el primer momento, aunque en este caso bajo una carrocería familiar, con un maletero de 610 litros- casi nada-.

El concepto de berlina deportiva está de moda y no es de extrañar, ya que esa posibilidad de combinar tu vida familiar con tu lado más “juguetón” enamora a cualquiera. El Octavia RS 245 Combi ofrece todo aquello que te gustaría en una berlina deportiva, pero sin costarte un riñon. El Skoda Octavia RS 245 Combi parte desde los 29.810 euros.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 1 =