Prueba Renault Zoe Z.E. 40: mayores capacidades, mayores motivos

Prueba Renault Zoe Z.E. 40: mayores capacidades, mayores motivos

Hace 9 años que en Renault pusieron un enchufe a un coche y hoy hemos podido probar su eléctrico más significativo. El nuevo Renault Zoe 2017 nos propone una interesante y sobre todo cómoda forma de movilidad eléctrica, estrenando una versión de autonomía mayor, el Zoe Z.E. 40, que ahora homologa 400 km de autonomía. 

Desde 2008 Renault ha vendido 100.000 eléctricos, lo que supone que 1 de cada 4 vehículos de este tipo que circulan por la carretera es de la marca francesa. Y de esos, 50.000 son un Zoe, habiendo llegado 4.000 a España. Para darnos cuenta de lo importante que es la movilidad eléctrica en nuestro país, aquí se produce a gran escala y para todo el mundo el Twizy. Todo el mundo conoce la Fórmula 1, pero para el futuro, la competición que sirve de laboratorio a las marcas es la Fórmula E. Y adivinad quien participa y ha ganado en 2015 y 2016 el campeonato de pilotos y equipo, exacto Renault. Ahora esos avances se trasladan a los vehículos eléctricos de la marca y el último que mejora es el Renault Zoe, que logra una mejora de la eficiencia energética

Tenemos varios elementos claves para esta mejora. La primera es el motor eléctrico del Zoe de 92 CV, un motor sincrono de rotor bobinado, que ahora está fabricado íntegramente por Renault. Otro factor clave son los neumáticos, unos Energy Michelín EV que consiguen 6 km más de autonomía gracias a un 20% menos de banda de rodadura, que también ayudan a reducir el ruido. Hablemos de como se recarga en marcha. Esto se consigue gracias a la frenada regenerativa que entra en acción cuando deceleramos o frenamos. Ojo porque con el simple gesto de levantar el pie del acelerador esta frenada regenerativa ya es notoria y con ella podremos frenar en ocasiones sin necesidad de tocar el freno, pero habrá que anticiparse un poco. 

Renault Zoe

La clave del nuevo Renault Zoe Z.E. 40 es su batería, que en esta versión es de 41 kWh, siendo antes de 22 kWh. Esta batería de iones de litio cuenta con 192 celdas y tan solo ha ganado 22 kg de peso, haciendo un total de 305 kg para el conjunto de las baterías que se sitúa bajo el habitáculo y mejora el centro de gravedad del coche. Su autonomía mejora, y mucho, habiendo conseguido homologar en ciclo NEDC, es decir el clásico en rodillos en una sala aislada, 403 km de autonomía, frente a los 240 de antes. Ahora bien Renault sabe que con condiciones reales hay muchos factores como la orografía, la velocidad, la temperatura y el estilo de conducción. En condiciones buenas es de 300 km en uso real, frente a los 170 km de antes, y en condiciones malas sería de 200 km, frente a los 115 de la de menor potencia. 

Renault Zoe

¿Cómo recargamos nuestro Renault Zoe? Muy sencillo, enchufándolo a una toma de luz. Esto estaba claro, pero hay tres tipos de tomas para hacerlo en menor o mayor tiempo. La normal, supondrá esperar 16 horas a tener la batería cargada por completo. Con una Wallbox el tiempo se reduce a 7,25 horas y con un borne de alta capacidad solo 2,4 horas. En España tenemos 1.700 puntos de recarga, que son pocos teniendo en cuenta que en Europa hay 80.000 y que España supone un 10% de ventas de los vehículos eléctricos.

En carretera el Renault  Zoe Z.E. 40 es a fin de cuentas un coche más, con la diferencia de que no emitimos CO2 y ni hace ruido. Su estabilidad en curva es buena, su respuesta en el acelerador en ciudad es magnífica siendo muy vivo en el 0 a 50 km/h y en carretera no tiene malas recuperaciones al sobrepasar los 80 km/h. Cambiando el chip de lo que sería llevar un coche de combustión, podremos hacer que nuestra autonomía no se reduzca los mismos kilómetros que hemos recorrido, aunque siempre tendremos que tener de nuestro lado ciertos elementos. Hemos podido lograr esto y también comprobar como de verdad es un coche silencioso de verdad. 

Hablemos de precios porque es aquí donde el Zoe marca la diferencia con respecto a un coche de combustión. El gasto eléctrico por cada 100 km es de 1,5 euros, mientras que en un gasolina es de 9 euros y en un diésel de 7 euros cada 100 km. Ahora bien, con el Zoe hay dos posibilidades, alquilar la batería, o comprarla. Alquilarla implica que pase lo que pase Renault se hará cargo de su reparación o sustitución, con una cuota mensual que es de 59€/mes y 7.500 km al año para el Zoe de batería de 22 kWh y en la de 41 kWh de 69€/ mes y los mismos Km al año. Si se compra son 7.500 euros y una garantía de 8 años o 160.000 km, lo que antes llegue. 

Renault Zoe

Aunque llegue esta nueva versión con mayor autonomía, Renault mantiene el Zoe de 22 kWh, que con el descuento especial de 5.500 euros en toda la gama tiene un precio de 16.625 euros, frente a los 19.125 euros del Renault Zoe Z.E. 40 Life, que incluye el sistema R-link y climatizador, como el Zoe de menor autonomía. Pero lo cierto es que la movilidad eléctrica, aunque sea el futuro más inmediato, no tiene a su lado políticas que ayuden a que ese futuro llegue cuanto antes y de la manera más eficaz, algo que sólo las administraciones públicas pueden impulsar.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − 2 =