Prueba nuevo McLaren 570GT: Un paseo por las nubes

Prueba nuevo McLaren 570GT: Un paseo por las nubes

McLaren Automotive, el enorme reto empresarial capitaneado por Ron Dennis, sigue avanzando y cumpliendo con los planes previstos. El año pasado vendieron más de 1.600 coches y este año serán muchos más gracias a la llegada de los llamados “Sport Series”: los 540C, 570S y el nuevo McLaren 570GT. El 570S ya es el modelo más vendido de la marca y gracias a su éxito esperan alcanzar pronto unas ventas totales anuales de unos 4.000 coches. En McLaren funcionan como un equipo de F1 y con la máxima de que la suerte no existe, no hay más secreto que trabajar muy duro. Por eso tienen a un equipo de desarrollo trabajando en las instalaciones de Idiada (cerca de Barcelona), 24 horas al día y siete días a la semana.

En los Sport Series, todos ellos emplean una estructura central de fibra de carbono muy ligera a la que va acoplado un 3.8 V8 biturbo, con cambio de doble embrague de siete marchas. Un 540C se vende en España desde 182.400 euros, y el 570S cuesta 207.500 euros. Cuando probamos el 570S (ver CAR noviembre 2015) nos quedamos prendados de sus virtudes. Otro punto fuerte del 570S es la ligereza. Pesa 1.313 kg en seco, lo que según el fabricante le hace unos 150 kg más ligero que la competencia. Así es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, tres décimas más que el 570S.

McLaren 570GT

UNO MÁS EN LA FAMILIA

La razón de ser del nuevo McLaren 570GT está en el hecho de que en la marca británica quieren expandir la gama gastando poco, aprovechando sinergias y sin salirse de lo que debe ser un McLaren; un coche con motor delantero, por ejemplo, no sería propio de ellos. Así que estiman que, tras la llegada del 570GT, este último puede suponer un 40% de las ventas. Ferrari por ejemplo no tiene que ofrecer un 488 más “suave”, porque para eso está el California T. Por eso la cuestión no es tanto si el 570 es un gran coche o no –que lo es– sino hasta qué punto puede ser interesante comprar un 570GT en lugar de un 570S.

[adsensepost1]

Como nuestros lectores sabrán, el concepto clásico de “GT”, Gran Turismo (en italiano) o Grand Tourer (en inglés) se refiere a un deportivo elegante y perfecto para viajar, con cuidado por el detalle, materiales interiores refinados y bien equipado. Entre los británicos podríamos hablar, como pionero, del Bentley R-Type Continental de 1952, de casi todos los Aston Martin o de los Jaguar XK-S o los más recientes XK. 

McLaren 570GT Launch 2016 Tenerife

La gran diferencia visual entre el 570S y el nuevo 570GT está en las llantas y en la parte posterior, sobre el motor. El primero lleva la tapa de la mecánica y una luna trasera vertical, mientras que el McLaren 570GT incorpora un portón trasero con marco de fibra de carbono que prolonga la forma del techo panorámico de cristal. Este cubre una zona que proporciona una capacidad adicional de 220 litros –bajo el capó delantero hay 150 litros más–. El portón se abre hacia un lado, como la tapa de un piano de cola, y tiene las bisagras en un lado o el otro según lleve el volante a la derecha o a la izquierda. El interior de esta zona de carga se puede pedir tapizado en cuero o Alcántara.

MÁS CRISTAL, EXTRA DE LUZ

Por otra parte, en el McLaren 570GT el techo de cristal es de serie y nos parece muy luminoso y agradable… siempre que vivas en Inglaterra. Bajo el sol de justicia de Tenerife nos pareció que dejaba pasar demasiado calor al habitáculo. Tiene un tintado del 18%, el mismo porcentaje que el techo de cristal del P1. Le preguntamos a Ben Gulliver, jefe de desarrollo, por qué no habían usado un techo acristalado de los que pueden cambiar de transparente a opaco mediante un botón, como el que lleva un “simple” Mercedes SLC (antes SLK). Nos dijo es que, para que eso funcione, debe ser un cristal casi plano, y el que ellos usan es demasiado curvo. En todo caso el climatizador bizona funciona muy bien y permite lograr un temperatura interior cómoda y agradable.

McLaren 570GT Launch 2016 Tenerife

El nuevo McLaren 570GT pesa algo más que el 570S, 1.350 kg, pero sigue siendo muy liviano. Como en la versión S, el piloto puede elegir entre tres modos de conducción: “Normal”, “Sport” y “Track”. Es importante destacar que el GT incluye un reglaje especial del chasis que lo hace más cómodo, teniendo en cuenta, además, que el 570S ya nos pareció bastante confortable. Hay muchos más cambios. La dirección es un 2% más lenta para que sea más relajado llevarlo en autopista a alta velocidad. El sonido en el interior también es más bajo gracias al mejor aislamiento y a unos nuevos neumáticos Pirelli PZero. La suspensión es más suave, un 15% delante y un 10% detrás, lo que favorece que haya menos agitación en la cabina. También es más silencioso el sonido del motor, demasiado para nuestro gusto, pero hay un escape deportivo como opción.

[adsensepost2]

En interior es más lujoso que en el 570S, con más cuero. Las puertas cierran más suavemente, el volante ahora lleva ajuste eléctrico, incluye además cuatro sensores de aparcamiento y nuevos asientos más cómodos, calefactados y con memoria. Respecto a las opciones, destacan los numerosos elementos de fibra de carbono que se pueden montar, como el difusor trasero (6.050 euros), varias partes de la carrocería y el interior o los asientos racing (7.200 euros). También suena a chiste que la cámara trasera sea opcional (1.450 euros) en un coche de este precio. Lleva de serie un equipo de sonido con ocho altavoces y 320W, y se puede pedir uno con 12 altavoces de Bowers&Wilkins con 1.280 W por 2.650 euros.

McLaren 570GT Launch 2016 Tenerife

DIFÍCIL DECISIÓN

Como deportivo extremo y bastante utilizable el 570S ya nos pareció sensacional, y el 570GT es claramente más refinado y cómodo. En marcha realmente lo es, pero el acceso, con la puerta elevada y un puesto de conducción tan bajo, es inevitablemente incómodo. Y lo será más para clientes que superen los 50 años o no se encuentren en buena forma física. Por eso pensamos que como supercoche para todos los días “de verdad”, es mejor un Audi R8, y un Porsche 911 Turbo sigue siendo imbatible. El McLaren 570GT es un supercar suavizado, no es un Gran Turismo puro, al estilo del Maserati GranTurismo, el sensacional Ferrari F12 o el nuevo Aston DB11. Por eso compraríamos la versión 570S, el deportivo sin compromisos. Nos encanta el McLaren porque, además de todas sus obvias virtudes, es un biplaza que rezuma espíritu de competición, una máquina creada para auténticos apasionados. Cuesta 223.000 euros y a los potenciales compradores les interesará saber que muy pronto se anunciará quién es el nuevo importador de la marca para España.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × dos =