Prueba Nissan Qashqai 2018, nuevo diseño contemporáneo para buque insignia japonés

Prueba Nissan Qashqai 2018, nuevo diseño contemporáneo para buque insignia japonés


El segmento de los crossover está más de moda que nunca; tanto es así que en nuestro país 1 de cada 3 coches que se compran actualmente este tipo de vehículos. Y hay que destacar que dentro de este segmento el líder indiscutible es el Nissan Qashqai, el coche de la marca japonesa más vendido; a este modelo le siguen el Hyundai Tucson y el Opel Mokka.

Con la versión 2018 del Qashqai, Nissan ha logrado mejorar su buque insignia con una estética más refinada y moderna que le confiere una nueva dimensión más juvenil. Muchos de los elementos que incorpora el nuevo Qashqai los hemos podido ver con anterioridad en el nuevo Nissan Micra; presentando un nuevo lenguaje de diseño que nos encanta.

Exterior dinámico

Es el apartado que más revolución ha sufrido, presentando un aspecto más adaptado a los tiempos y a las exigencias del mercado (una demanda que se ha traducido en lo que llama Nissan “Dinamismo Premium“).

La parte delantera acoge un nuevo parachoques  en el que incorpora unas tomas de aire de mayor diámetro para aumentar la refrigeración del motor; presenta la característica “V” envolviendo al logo de Nissan que le confiere una mayor presencia en carretera.

Detrás de su diseño está Shiro Nakamura, el galardonado diseñador japonés que revolución Nissan.

En la parte inferior del parachoques podemos ver dos embellecedores horizontales nuevos, los cuales pueden ser de color negro en los modelo Visia y Acenta, y de color plateado satinado en el modelo N-Connecta (versión más vendida en el mercado español) y superiores. Ahora los faros antinieblas están más integrados y se localizan en una posición más baja (ofreciéndose de serie en el acabado Acenta). En el contorno cromado de la parrilla delantera se aloja la cámara delantera encargada de generar parte de la imagen de la cámara inteligente con visión 360º de los alrededores del coche.

A ambos lados de la famosa parrilla en forma “V-Motion” de Nissan encontramos el nuevo diseño de faros delanteros, los cuales adquieren una forma más alargado y elegante que le dotan de una mirada más penetrante; montando tecnología Full LED para los acabados Tekna y Tekna+ (y de manera opcional en el N-Connecta). En esta configuración LED, las luces diurnas presentan un nuevo dibujo en “boomerang” que nace y muere en cada uno de los extremos del faro.

Además, este tipo de grupo óptico presenta un sistema de iluminación frontal adaptativa, el cual bascula de forma horizontal los faros al tomar las curvas y funcionan dependiendo de la velocidad y dirección del coche.

El capó se ha rediseñado con unos nervios más diferenciadores; a su vez, la parte posterior recibe una forma más contemporánea y un acabado de mayor calidad. Las luces traseras LED en forma de “boomerang” se extienden por todo el piloto trasero, junto con un elemento aerodinámico 3D  a la óptica para mejorar la eficiencia aerodinámica.

Un elemento que nos llama poderosamente la atención son las nuevas llantas que van desde las 17 a las 19 pulgadas (algo muy común que están haciendo otros fabricantes a la hora de incorporar llantas de gran tamaño en carrocerías medias). Su longitud ha aumentado en 17 mm, situándose en los 4394 mm, junto con una anchura de 1806 mm y altura de 1595 mm.

Recibe dos nuevas incorporaciones en la gama de colores: el Azul Vivid y el Bronce Chestnut.

Por dentro, otro mundo

El interior se ha renovado por completo con una nueva filosofía de diseño que lleva al nuevo Qashqai a una nueva corriente estilística, muy parecida a la encontrada en el nuevo Micra. Los acabados y el nivel de los materiales empleados ha crecido de manera notable.

Lo primero que vemos es un volante con un nuevo diseño, atachado en la parte inferior y con un diámetro menor y con los tres radios más estrechos, lo que se traduce un 17% más de espacio para visualizar el panel de instrumentos. Presenta un agarre más ergonómico y con un tacto muy bueno.

Las salidas de aire y las manecillas de las puertas reciben un acabado en materiales de mayor calidad, con un reposabrazos con costuras más elegantes a partir del acabado Acenta.

Los nuevos asientos del Nissan Qashqai presentan un diseño completamente diferentes a partir del acabado N-Connecta. Dentro del Qashqai encontramos que presentan un estilo monoforma, con una base y respaldo más alargado para mejorar el soporte en curvas. Además, cuenta con un respaldo más alto y los bordes superiores redondeados, lo que genera mayor espacio en el habitáculo y una mejora en la visibilidad de los pasajeros que se encuentran en las plazas traseras.

Se ha envuelto la parte posterior de los asientos con una tapicería plástica resistente a los arañazos, aumentando a su vez el espacio para las rodillas. El maletero presenta una capacidad de 430 litros, ampliables hasta los 860 litros si plegamos los asientos traseros.

El sistema de audio BOSE Premium logra producir un sonido claro y de altísima calidad a través de sus ocho altavoces situados formando un círculo alrededor del interior (disponible en los acabados Tekna y Tekna+). Con este sistema de sonido, el Qashqai recibe un mejor rendimiento y equilibrio acústico sin precedentes, sobre todo en los bajos.

Primeros pasos hacia la conducción autónoma

Por primera vez en la historia de la marca japonesa se incorpora un sistema que presenta un pequeño adelanto de lo que está por venir en la gama Nissan. Hablamos del sistema ProPILOT, un sistema que aportará el primer nivel de conducción autónoma creado por la marca nipona.

Este sistema de conducción autónoma tomará el control de la dirección, la aceleración y los frenos para circular sobre un único carril por la autopista durante un atasco o circulando a alta velocidad. Para lograr este fin, este sistema se ayuda de estas tres tecnologías: asistente de mantenimiento de carril, control de crucero inteligente y piloto de atasco. Tiene un uso intuitivo y se activará mediante un botón situado en el volante del Qashqai. 

Además, el nuevo Qashqai incorpora las nuevas tecnologías de la Movilidad Inteligente de Nissan. Entre ellas, el sistema de aviso de tráfico trasero, el cual nos permite ver en todo momento el tráfico que circula detrás de nuestro vehículo cuando damos marcha atrás para salir de un aparcamiento.

Ahora el sistema anti-colisión frontal inteligente permite el reconocimiento de peatones. Este sistema avisa al conductor sobre un peligro inminente de colisión y ayuda a evitar o mitigar las las consecuencias de estas. Como asistente a destacar surge el sistema SSA, el cual mantiene al coche estático con el freno de mano activado hasta un tiempo máximo de 3 minutos cuando detenemos el coche por completo.

Motorizaciones

El Qashqai 2018 llega con cuatro posibles motorizaciones. En el apartado de los diésel encontramos el 1.5 de 110 CV (el cual presenta unas envidiables emisiones de solo 99 g/km) y otro de 1.6 litros con la posibilidad de incorporar la caja de cambios automática CVT o el sistema de tracción a las cuatro ruedas (4WD).

Otras dos motorizaciones de gasolina aparecen en la gama disponible de trenes de potencia: uno de 1.2 litros de 115 CV con caja de cambios automática CVT y otro de 1.6 litros y 163 CV con cambio manual.

Sensaciones

El nuevo Qashqai no solo cambia su apariencia, sino también su forma de comportarse en carretera. Tuvimos la oportunidad de probar el motor de 130 CV diésel y el 1.2 de 115 CV.

El diésel empuja con contundencia logrando una respuesta muy buena a un rango de revoluciones muy bajo (1.500). La transmisión manual presenta una relación de marchas cortas y de recorrido no muy amplio. Por encima de las 3.000 vueltas no merece la pena adentrarnos, ya que el motor diésel juega entre las 1.500 y 2.300 rpm de forma natural- siendo en ese rango donde vemos su mejor cara-.

El motor de gasolina es un tren de potencia que da gusto elevar de vueltas, tiene una curva de potencia progresiva y empuja de maravilla, invitándonos a jugar con el cambio manual para estirar lo máximo posible la potencia que se puede extraer del bloque motor de 1.2 litros (115 CV). No es un motor que “beba” demasiado (5,6 l/100 km) y tampoco es excesivamente ruidoso, debido en parte a la mejora de aislamiento acústico que ha sufrido el nuevo Qashqai.

La dirección se ha renovado por completo y presenta un alto grado conectividad con el tren delantero, lo que aumenta nuestra seguridad al volante y nos invita a buscar los límites del crossover. Es directa y precisa también debido a la nueva configuración en los amortiguadores que le confieren de mayor agilidad en curva.

Gracias a una suspensión mejorada, apenas notamos balance de carrocería a la hora de atacar las curvas y presenta una dirección más comunicativa con el conductor. Los nuevos asientos del Qashqai proporcionan una agarre muy equilibrado entre confort y deportividad, con una posición al volante un poco más baja que la que encontramos en el anterior modelo.

En definitiva, Nissan ha vuelto a elevar el listón con su obra maestra. Estéticamente es más vistoso y llama más la atención que su predecesor, el cual mostraba un diseño un poco más tosco. El refinamiento del diseño también llega al interior, donde vemos como se abre una nueva dimensión hacia una nueva filosofía de diseño. Dentro la estancia se hace más agradable gracias a los nuevos asientos y a un volante más ergonómico.

Precios

El nuevo Nissan Qashqai presenta una diferencia entre versiones muy similar a la que encontrábamos con el anterior modelo. Incorpora, además, un nuevo acabado premium, el Tekna+

Nissan Qashqai Visia: desde 21.850 euros.

Nissan Qashqai Acenta: desde 23.350 euros.

Nissan Qashqai N-Connecta: desde 25.650 euros.

Nissan Qashqai Tekna: desde 28.050 euros.

Nissan Qashqai Tekna+ : desde 30.100 euros.

Para configurar to nuevo Nissan Qashqai y obtener más información sobre el equipamiento y el precio, pulsa aquí.

 

 


Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho + 17 =