La protección antirrobo de Porsche, también disponible para los Porsche Classic

La protección antirrobo de Porsche, también disponible para los Porsche Classic

La monitorización asistida por GPS está en camino: Porsche está desarrollando un completo sistema de protección antirrobo para todos los modelos clásicos, lo que permitirá a los propietarios de estos vehículos aprovechar las ventajas que ya disfrutan quienes poseen un Porsche nuevo. El elemento clave del nuevo “Sistema de Seguimiento para Vehículos Clásicos Porsche” es el paquete de sensor autónomo, que va integrado en diversos puntos ocultos del coche. Este dispositivo comunica con una red de seguridad que cubre la totalidad de Europa. Las versiones a medida del nuevo sistema son válidas para todos los vehículos clásicos de Porsche, desde el 356 hasta el Carrera GT, y se podrá disponer de ellas en los Porsche Classic Partners y en los Centros Porsche de toda Europa a partir de la primavera de 2018.

Porsche Classic

Si la batería está desconectada en un coche que está siendo monitorizado o si el vehículo es robado, la aplicación asociada al sistema envía una alerta al centro de seguridad internacional y otra al cliente. Si el propietario confirma el acceso no autorizado cuando se le solicite, se informa a las autoridades pertinentes. El centro de seguridad utiliza el sensor GPS integrado para identificar la ubicación actual o la ruta por la que circula el vehículo clásico y proporciona inmediatamente apoyo a los responsables locales de la búsqueda del mismo. También existe la opción de usar una función inalámbrica para evitar que el motor pueda ser arrancado de nuevo. El centro de seguridad del país donde se ha comprado el Sistema de Seguimiento para Vehículos Clásicos Porsche mantiene el contacto con el cliente durante la investigación. Esto se hace así para que no haya problemas de comunicación a causa del idioma durante una estancia en el extranjero.

Porsche Classic

La nueva aplicación Porsche Classic también ofrece otras funciones adicionales,  dependiendo de la versión del país. Por ejemplo, la localización del vehículo clásico puede identificarse en cualquier momento por medio del teléfono móvil y también se puede acceder a la información de la ruta guardada. Si el cliente presta el coche clásico a otra persona, por ejemplo para probarlo, la función “geovallado” se puede utilizar para definir los límites que el vehículo no puede cruzar. Si se pasan dichos límites, la app también activa la alarma. Otra función similar está disponible para controlar la velocidad. El modo “Taller” está diseñado para las citas de revisión y desactiva la alarma cuando se quita la batería en un periodo de tiempo especificado. El modo “Transporte” puede ser usado si se necesita llevar el coche en su propio remolque, para garantizar que el sistema no envía una señal de alerta.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 + 16 =