Opinión: De Audi a Bugatti

Opinión: De Audi a Bugatti

Cada mes, los que hacemos CAR nos reunimos para decidir cuál será el tema de portada, y con frecuencia es difícil elegir cuál tiene más fuerza. Otras veces, sin embargo, estamos todos de acuerdo, y la portada de Audi es un ejemplo de ello. La firma de los cuatro aros indudablemente tiene tirón entre los lectores, ya les gusten los turismos, los deportivos, los SUV o los coches de carreras. No es casual que Audi sea la marca premium de más éxito en España: en el periodo enero-julio, según Anfac, se matricularon 35.983 automóviles Audi.

Nuestro director junto al coleccionista Corrado Lopresto y su hijo en el pasado Concurso de Villa d’Este.

Como nos dijo el mes pasado el presidente Rupert Stadler en Barcelona, “una marca premium siempre es una promesa”. En Audi tienen de todo y todo bueno, desde un A1 al superdeportivo R8. Recuerdo cómo en una entrevista un grande del motor como es Luca de Montezemolo, ex presidente de Ferrari, destacaba la progresión de Audi en las dos últimas décadas. En efecto, su evolución y crecimiento no tiene parangón, exceptuando quizá a Lexus, que nació en 1989. Hace veinte años Audi no estaba al nivel de Mercedes y de BMW, y ahora evidentemente sí lo está. El último ejemplo de la ambición de la firma de Ingoldstadt es el nuevo A8. Dice el diseñador de la marca Marc Lichte que, con el nuevo A8, han definido un nuevo tipo de lujo. Nosotros creemos que ya hace tiempo que Audi ofrece un nuevo enfoque del lujo, muy tecnológico, menos clásico que Mercedes y menos agresivo que BMW. Los libros de historia reconocerán al doctor Ferdinand Piëch (Viena, 1937) como el gran artífice del fenómeno Audi. Nieto de Ferdinand Porsche y uno de los accionistas de referencia del grupo, comenzó su carrera en la empresa familiar, donde trabajó en el motor del 911 y diseñó el revolucionario 917. También desarrolló el Audi Quattro, impulsó la creación del Bugatti Veyron y fue presidente del grupo Volkswagen hasta abril de 2015. En su casa hasta su esposa Úrsula está loca por los coches y siente predilección por los Ferrari, aunque a veces saca su Veyron…


Y esta bonita historia nos lleva hasta Autobello Marbella, donde los asistentes pudimos disfrutar de la presencia de un Bugatti Chiron entre otros superdeportivos. Este año hemos celebrado Autobello en Barcelona, Madrid y Marbella, y cada vez más amigos de España y del mundo entero disfrutan en el jardín de los juguetes para niños grandes. Gracias a todos por compartir con nosotros la pasión por el automóvil.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 6 =