El Opel Insignia GSI se adentra en Nürburgring y pulveriza el tiempo del Insignia OPC

El Opel Insignia GSI se adentra en Nürburgring y pulveriza el tiempo del Insignia OPC


En Opel han devuelto a la vida a sus míticas siglas GSi, pero han decidido hacerlo sobre la piel del nuevo Opel Insignia. Así pues, tenemos como resultado esta picante berlina alemana que se presentó en Frankfurt, el Opel Insignia GSi y su puesta a punto deportiva que ahora ha sido puesto a prueba en el lugar más exigente del mundo para un coche de cualidades deportivas, Nürburgring. Y es que aunque su motor y su potencia son más reducidas que el Insignia OPC, ha logrado ser 12 segundos más rápido en el Infierno Verde. ¿Cómo lo ha logrado?

Habrá que creer a los ingenieros de Opel porque no tenemos la referencia del primer Insignia OPC en el trazado alemán. Aquella berlina contaba con un motor V6 de 2.8 litros capaz de producir 325 CV y de tracción total. Así que hay que quitarse el sombrero ante el nuevo Opel Insignia GSi por lograr un mejor tiempo siendo mucho menos potente que su antecesor. 

Y es que el Opel Insignia GSi 2017 lleva bajo el capó un motor de cuatro cilindros turbo de dos litros de cubicaje, del cual se extraen unos razonables 260 CV y un par de 400 Nm, con un cambio asociado automático y de ocho velocidades, además de la tracción total, como ya tenía el OPC.

Opel Insignia GSi Nurburgring

Pero no todo se reduce a un motor, pues Opel ha creado un conjunto mecánico de gran carácter deportivo, como bien se ha dejado patente tras rebajar el tiempo de un coche más potente. Bajo su piel el Opel Insignia GSi esconde un chasis que ahora va 10 mm más cerca del suelo, calzado con llantas de 20 pulgadas y los nuevos Michelin Pilot Sport 4S, así como frenos Brembo para detener con precisión al GSi. Pero sin duda también ha ayudado a reducir esos 12 segundos que pese 160 kg menos que el anterior Insignia. 


Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × uno =