¿Por qué el nuevo Jaguar E-Pace es tan importante para el grupo inglés?

¿Por qué el nuevo Jaguar E-Pace es tan importante para el grupo inglés?


Hoy conocimos en Madrid el nuevo SUV compacto de Jaguar, el E-Pace, un coche llamado a impulsar con fuerza las ventas de la inglesa y en el que han depositado mucha confianza, tecnología e inversión para que sea todo un súperventas, algo difícil en su concurrido y boyante segmento C Premium de los SUV. Sin embargo, posee todo lo necesario para triunfar y por eso es tan vital e importante para la marca el Jaguar E-Pace, porque puede ser el mejor.

Pura esencia de la marca

Lo mires por donde lo mires es un Jaguar. El E-Pace es el hermano pequeño del Jaguar F-Pace que llegó hace más de un año al mercado, por lo que sigue su estela pero en menor tamañao y a un público diferente, con un menor precio y las mismas buenas cualidades del hermano mayor. El “baby” SUV inglés quiere ser incluso mejor que su hermano, pues en el segmento 3 de SUV Premium hay que serlo para hacerse un hueco. Además, entrará a competir directamente con sus primos-hermanos el Evoque y el Discovery Sport. Hasta en diseño es fiel reflejo del ADN de Jaguar, con una trasera casi del F-Pace con faros parecidos al F-Type, así como esa silueta elegante y deportiva.

Y es que cuando en un grupo de varias marcas se lanza un nuevo producto, el miedo a la canibalización de ventas siempre está ahí, y en Jaguar-Land Rover es mayor ese miedo debido a la semejanza de productos. Comparte la plataforma del Range Rover Evoque de hecho, la D8, pero en el Jaguar E-Pace se ha configurado para ser más dinámica y deportiva. Y es que el felino quiere seguir teniendo las garras afiladas

Porque se pega y se pegará con duros rivales

Más allá de sus parientes de grupo, el Jaguar E-Pace entra de lleno a un segmento bastante poblado, con rivales tanto veteranos como algunos que están por llegar. En este último caso está el BMW X2, que por tamaño, filosofía y concepto puede que sea el rival más duro y directo para el inglés. Siguiendo en Alemania estaría el Mercedes GLC y su versión Coupé, así como el Audi Q5 y el BMW X4. Y que no le quite ojo al Volvo XC60, el récord de ventas de los suecos, aunque ha sido el más vendido el año pasado debido a su liquidación para el modelo nuevo, pero ya hemos destacado en otras pruebas sus buenos argumentos para seguir vendiéndose bien.

Por toda su carga tecnológica

En Jaguar han puesto toda la carne en el asador con el pequeño SUV, prácticamente no se han dejado casi nada sin añadir al E-Pace. Empezando por su gama de nuevos motores Ingenium de JLR, tanto en diésel como en gasolina. Se trata de motores turbo de 4 cilindros y 2.0 litros, que en el caso del diésel abarcan potencias de 150, 180 y 240 CV, mientras que en los gasolina serán de 250 y 300 CV, solo con tracción total y transmisión automática para estos. 

Para asegurar que la puesta a punto del SUV se aprovecha, y al volante se disfruta de la conducción en todo momento, Jaguar incorpora las tecnologías que hemos visto en otros modelos de la firma. Entre ellas se encuentra el Active Driveline que mejora el reparto del par y la conducción, el Adaptative Dynamic que mide hasta 500 veces por segundo las condiciones de la carretera para regular ciertos parámetros del coche y tener todo el control, Configurable Dynamics para ajustar al gusto el carácter del coche, All Surface Progress Control, para no perder capacidades fuera del asfalto y tener sistemas de ayuda como el de control del descenso; y la reputada tracción total AWD de Jaguar-Land Rover.

En su interior no falta el diseño de Jaguar, pero es que además incorpora nuevos elementos que el F-Pace todavía no tiene. Así pues el Jaguar E-Pace estrena la nueva pantalla TFT de 12.3 pulgadas para el cuadro de instrumentos, así como la de 10 pulgadas para el sistema de información y entretenimiento. Tenemos WIFI 4G, conectividad con el móvil, apps para uso externo del coche y el Incontrol Remote para controlar nuestro E-Pace desde cualquier parte. 

Por su precio

Todo esto no se podría cerrar sin dar su precio. Por menos de 40.000 euros tenemos el nuevo “baby” SUV de la marca, todo un coche de diseño dinámico y prestaciones que seguro serán sublimes cuando lo probemos en Enero. Parte de los 37.550 euros para el E-Pace más básico con el motor de 150 CV diésel y manual. 


Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × dos =