Nuevo Audi R8: La pesadilla de los súper-deportivos

Nuevo Audi R8: La pesadilla de los súper-deportivos

“El límite es el cielo”, es una frase que te viene a la cabeza cuando te bajas del nuevo Audi R8. Puede que sea porque los ingenieros de Ingolstadt han conseguido mejorar el coche manteniendo su quintaesencia, haciéndolo más noble, pero con una capacidad de enfado digna de los más peligrosos felinos. O puede que sea porque con un motor de 610 CV las emociones que transmite se asemejan más a las de un caza de combate que a las de un coche.
Lo cierto es que si quieres darte un tranquilo paseo, dejando ver que aparte de dinero, tienes gusto, el nuevo Audi R8 cumple a la perfección. También puedes sacarlo los sábados con tus amigos e ir al circuito a hacer unas tandas, tienes asegurada la diversión.

Nuevo Audi R8

Olvídate de las sutilezas, los renovados motores que monta van a entregarte un torrente de potencia que, unida a la eficiente tecnología Quattro, harán de ti la pesadilla de muchos pura sangre. Pero no pensemos que solo influye la famosa tracción a las cuatro ruedas de Audi en el manejo de este deportivo, en esta ocasión, se ha fabricado el modelo de “calle” y el de competición a la par, dotando a ambos R8 de una semejanza en piezas y tecnología de más de un 50%, así que podemos decir que esta nueva generación es casi de competición.

Nuevo Audi R8

Este hecho quedó probado en el circuito portugués del Algarve, donde lo pusimos casi al límite. Las sensaciones que proporciona al segundo de montarte son impresionantes, te crees todo un piloto profesional a los mandos de un coche de Le Mans. El agarre, la estabilidad en curva, la aceleración pasmosa, el increíble rugido de su mecánica amenazando detrás de ti, y la sorprendente comodidad del habitáculo se fusionan para hacer al piloto llegar al clímax de la conducción. Pero, por otra parte, circulando de forma relajada, el coche se comporta de una manera muy suave, los tirones son inexistentes, no hay brusquedad. Con él puedes tener la más apacible de las conducciones, o en un simple gesto, la más extrema que te puedas imaginar. Es un coche que cambia los parámetros establecidos que hay en nuestras mentes. Da tanto de sí, se agarra tan bien, que en muchos casos la lógica no está preparada para traspasar ese fino umbral entre lo deportivo y lo extremo.

Nuevo Audi R8

El motor de esta segunda generación del nuevo Audi R8 está basado en el del Lamborghini Huracán, con 5.200 cc, en dos versiones, la V10, y la V10 Plus, la primera genera una potencia de 540 CV, con una aceleración de 0 a 100 km/h de 3,5 segundos y una velocidad punta de 320 km/h, y la más radical 610 CV, 3,2 segundos y 330 km/h. Estos motores cuentan con una baza para hacer frente a posibles consumos desorbitados, y es que lleva el sistema de desconexión de cilindros, con el que el consumo en carretera baja a la ínfima cifra de 8,4 l/100 km para el v10 y 9,3 litros para el Plus. En ambos casos todo el potencial es gestionado por una caja de cambios automática S-tronic y la potencia se envía a las cuatro ruedas a través de la eficiente tracción Quattro. También cuenta con tres modos de conducción dinámicos, “Wet” (mojado), “Dry” (seco) y “Snow” (nieve) para poder adaptar la conducción deportiva al estado de la carretera perfectamente.

Este gran deportivo ya está disponible desde 191.870 euros, 214.870 para el V10 Plus.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 5 =