Montblanc se convierte en cronometrador oficial de Goodwood

Montblanc se convierte en cronometrador oficial de Goodwood

El pasado domingo 2 de julio de 2017, la gran explanada deportiva de Goodwood acogió la última jornada del Festival of Speed de renombre internacional, una de las mayores festividades de la cultura automovilística en el mundo actual y un encuentro importante en el calendario social británico. Los entusiastas de las carreras de motor se entretuvieron con algunos de los pilotos de carreras más experimentados del mundo enfrentándose a la famosa subida de la colina de Goodwood al volante de las maquinarias más especiales y espectaculares de hoy en día.

Montblanc prestó su experiencia en cronometraje a las muchas carreras con el evento de cuatro días culminando con la subida final de 1.16 millas de la colina, cuyo ganador fue Justin Law en un Jaguar XJR12D con 46.13 segundos. Tras ser obsequiado con un Montblanc TimeWalker Chronograph  Automatic (del máximo exponente de la colección os hablamos en este artículo) con un grabado personalizado en la parte trasera, el victorioso y emocionado ganador fue invitado de honor en una cena privada en The Kennels, “club-house” del club de golf privado en Goodwood.

Justin Law, ganador de este año, junto a Lord March y recibiendo el reloj de manos del presidente de Montblanc.

Las carreras de coches siempre han estado estrechamente ligadas a la evolución del cronógrafo. Con la tecnología para registrar el tiempo transcurrido, los cronógrafos Minerva fueron testigos de grandes momentos en el automovilismo. Fundada en 1858, la manufactura Minerva se convirtió en un taller exclusivo donde se crearon instrumentos de alta calidad para medir breves intervalos de tiempo con precisión de hasta 1/100 de segundo. Los instrumentos Minerva se convirtieron en la referencia dentro del campo de la innovación en el cronometraje, con numerosas patentes registradas a lo largo de los años en el dominio de los relojes de precisión, incluyendo el famoso “Rally Timer”, cronómetro creado para marcar el tiempo de las carreras de automóviles con la máxima precisión en 1960.

“Goodwood es la máxima celebración de las tradiciones y logros de las carreras automovilísticas durante el siglo pasado, mientras que el patrimonio relojero de Montblanc está estrechamente ligado a los cronógrafos utilizados durante los días de gloria del automovilismo”, comenta Nicolas Baretzki, CEO de Montblanc. “El Festival de Velocidad de Goodwood es la plataforma perfecta para presentar nuestra nueva colección TimeWalker, ya que esta asociación aúna la ambición de traspasar los límites tanto en el ámbito del rendimiento del automóvil y las carreras como en la innovación dentro del campo del rendimiento en el cronometraje.”

El tema del Festival de Velocidad en 2017 fue “Peaks of Performance – Motorsport’s GameChangers” y además de su presencia con el nuevo Montblanc TimeWalker Chronograph como cronometrador, proporcionando los resultados en vivo a lo largo del recorrido y en la línea de inicio y llegada, Goodwood y Montblanc presentaron ‘Speed and Style’, un nuevo canal digital que contaba la historia de Montblanc en el Festival de Velocidad y que presentará una colección exclusiva de los coches más excepcionales, objetos de deseo admirados y venerados en todo el mundo debido a su combinación única de estilo, velocidad y rendimiento.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + dieciseis =