Lewis Hamilton, estrella de la Fórmula 1 en Mercedes-Benz AMG, condujo el nuevo coche al escenario para ser recibido por el presidente de Mercedes-Benz, Dieter Zetsche, en el Salón de Chicago 2018. El nuevo modelo ha sido producido para proporcionar un vínculo directo entre las exitosas actividades de carreras de F1 del fabricante de automóviles alemán y su brazo de automóvil de carretera. Zetsche dijo en el evento que “el futuro de AMG no depende de la gasolina, sino también de la hibridación y la electrificación. Este automóvil ofrece una perspectiva para el futuro de AMG. Nuestra tarea no es solo reinventar el automóvil sino también redefinir la movilidad”. Mientras que Hamilton añadió que “nadie ha hecho esto (hacer un coche de carreras para la carretera) hasta ahora”.

Proyect One

La imponente marca germana Mercedes-Benz se atreve a desafiar a McLaren desarrollando el “Project One Mercedes-AMG”. Se trata de crear un vehículo futurista que generará alrededor de 675kg de carga aerodinámica a pesar de no tener un enorme alerón trasero fijo como el reciente estrenado McLaren Senna.

El jefe de Mercedes-AMG, Tobias Moers, dijo que la carga aerodinámica generada será “aproximadamente la mitad del peso del automóvil” y confirmó que el “Project One” pesará entre 1300kg y 1400kg, no los 1200kg que al parecer tenía en un principio. Tomando el punto medio de 1350kg, esto indicaría que el coche probablemente producirá alrededor de 675kg de carga aerodinámica, lo que no cumpliría con los 800kg de carga del McLaren Senna. En todo caso, el “Project One” parece más impresionante dada la forma más elegante y menos agresivo gracias al “spoiler” trasero que se ha filtrado.

Proyect OneDe momento no está clara la velocidad a la que este súper coche podrá alcanzar, pero sabiendo que quiere retar al Senna, tendrá que superar los 250km/h que ya alcanza el McLaren. Pero lo más importante es que el “Project One” tendrá una configuración híbrida que lo convertirá en el candidato preferente para otros modelos, lo que producirá en AMG un salto importante. Tal modelo no podrá usar al 100% el mismo motor de gasolina V6 turboalimentado de 1.6 litros procedente del W08 F1 pero empleará cuatro motores eléctricos con la misma configuración que actualmente utiliza el coche de carrera de Lewis Hamilton y su compañero de equipo Valtteri Bottas. Se usará un motor más grande para impulsar el turbocompresor que esté directamente integrado en el eje de transmisión en la parte trasera en una disposición similar a la MGU-K, unidad de generador de motor cinética, utilizada en la generación actual de los coches de Fórmula 1. Los dos motores restantes se encuentran dentro del eje delantero, proporcionando un impulso para las ruedas delanteras. El eje delantero va impulsado eléctricamente, lo que le da tracción a las cuatro ruedas en modos de conducción más orientados al rendimiento. Una gran batería de iones de litio montada en su cuerpo de fibra de carbono está configurada para proporcionar al elegante biplaza un alcance eléctrico de hasta 25km/h en modo “E” de tracción delantera. Esto permitirá que el automóvil realice viajes cortos a baja velocidad con cero emisiones al obviar la potencia del motor de gasolina. La recarga de la batería se realiza tanto mediante el uso de la energía cinética creada durante el frenado y el deslizamiento, como también mediante un medio de conexión a través de un sistema eléctrico de 800V. 

Lewis Hamilton, estrella de la Fórmula 1 en Mercedes-Benz AMG, condujo el nuevo coche al escenario para ser recibido por el presidente de Mercedes-Benz, Dieter Zetsche. El nuevo modelo ha sido producido para proporcionar un vínculo directo entre las exitosas actividades de carreras de F1 del fabricante de automóviles alemán y su brazo de automóvil de carretera. Zetsche dijo en el evento que “el futuro de AMG no depende de la gasolina, sino también de la hibridación y la electrificación. Este automóvil ofrece una perspectiva para el futuro de AMG. Nuestra tarea no es solo reinventar el automóvil sino también redefinir la movilidad”. Mientras que Hamilton añadió que “nadie ha hecho esto (hacer un coche de carreras para la carretera) hasta ahora”.

En el interior, el “Project One” ofrece asientos para dos en lo que Moers describió como un interior “altamente funcional” que toma prestadas varias características de la cómoda cabina del automóvil W08. También hay un volante de estilo F1 recientemente desarrollado con luces LED que señalan las revoluciones del motor junto con los controles para los modos de conducción individuales y los ajustes de suspensión. Además, una pantalla digital sustituye al espejo retrovisor proporcionando un video en tiempo real de la vista trasera a través de un sistema llamado MirrorCam.

La ingeniería para “Project One” está siendo llevada a cabo por un programa conjunto de AMG en Affalterbach, Alemania, su compañía hermana High Performance Powertrain ubicada en Brixworth y el equipo de F1 en Brackley, ambos en Inglaterra.

Moers confirmó que a pesar de que el precio del vehículo es de aproximadamente 2.7 millones de euros, AMG ya ha recibido alrededor de 1100 solicitudes de clientes para las 275 unidades de edición limitada que se fabricarán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 + dieciocho =