Mazda Vision Coupe Concept, metamorfosis a las cuatro puertas deportivas

Mazda Vision Coupe Concept, metamorfosis a las cuatro puertas deportivas

El Mazda KAI Concept no ha sido el único trabajo futurista que se ha presentado en la cita nipona. La marca también ha llevado una nueva versión del Mazda RX-Vision, una evolución hacia un concept más grande, más sensato pero igual de deportivo y afilado, este Mazda Vision Coupe Concept. Sigue siendo atractivo y muy similar pero ahora tenemos un sedán de cuatro puertas. ¿Primer esbozo del próximo Mazda 6?

Aunque Mazda ha hablado poco del tema de rescatar al Mazda RX-7 o sucesores, si que es cierto que el RX-Vision avivó la llama de los más nostálgicos dado que evocaba al deportivo de motor Wankel. Ahora podemos pensar lo mismo el Vision Coupe, que será un avance del nuevo sedán de la marca o quizás un nuevo modelo a la par que el Mazda 6 pero de corte más elitista y deportivo.

Vision Coupe

Qué saldrá del Mazda Vision Coupe como coche de producción es un misterio, porque del KAI Concept todavía se atisba y se entiende  que adelanta la futura renovación completa del Mazda 3. Sin embargo de este concepto no esta tan claro. Lo que adelantaría quizás sea el futuro del motor rotativo, eso sí, no como antaño siendo el corazón principal del coche, sino, por  lo que la marca ha declarado, ser usado como motor supletorio para regenerar electricidad de las baterías y el motor eléctrico.

Bajo el estilizado capó del Vision Coupe Concept no se ha especificado que se ubica, si una mecánica convencional o eléctrica, solo se ha comentado que el modelo funciona y se puede mover.

Vision Coupe

Queda patente que su estética exterior es una derivación de las líneas de diseño que se presentaron con el RX-Vision, solo que han sido modificadas levemente para poder adoptar la forma de un coupé de cuatro puertas, o un sedán deportivo. A primera vista no parece que tenga cuatro puertas, hasta que se ve el pilar trasero y se aprecia junto a esa curva del paso de rueda la segunda puerta lateral, disimulada al máximo para dejar lo más limpio posible su silueta.

Por otro lado su interior es un habitáculo aún más minimalista pero siempre con las pomposidades propias de un coche de este tipo, así como con detalles lujosos, como la madera del túnel central y los paneles de las puertas. Su salpicadero es sencillo, siguiendo las líneas fluidas del exterior del coche, pero con el tablero de mandos típico, con los tres relojes típicos y un volante similar al de serie, solo que con sus radios más cuidados en diseño.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 4 =