Maserati Quattroporte: Una oferta que no podrás rechazar

Maserati Quattroporte: Una oferta que no podrás rechazar

Maserati es una marca que fascina a los amantes de los automóviles muy bellos, con carácter y un toque romántico. A lo largo de su historia han pasado por altibajos y diferentes dueños, pero su poder evocador, esa capacidad para conectar con la leyenda, permanece intacto. Este año se cumple el 90º aniversario de la producción de su primer coche y también de su primera victoria en la targa Florio siciliana (en la clase hasta 1.500 cc.), la prueba en carretera abierta que se disputó entre 1927 y 1957. Por aquel entonces los coches del tridente competían con los Bugatti o los Delage, porque marcas que luego reinarían como Ferrari o Porsche aún no hacían nacido.

EN LA TIERRA DE ‘EL PADRINO’ Y LA MAFIA

No ha sido casualidad por tanto que Sicilia fuera nuestro destino a la hora para conocer la nueva gama Quattroporte. ¿Recuerdan la escena de El Padrino III en la que Michael Corleone llega al pueblo natal de su padre a bordo de un Quattroporte de tercera generación (1979-1988)? Antes de aterrizar en la isla nos planteamos huir de los tópicos, pero somos muy peliculeros y además tocamos tierra en el aeropuerto Falcone-Borselino de Palermo. Poco después de salir del aeródromo el chófer nos indica el punto en el que los mafiosos usaron 500 kilos de explosivos para volar un tramo de la autopista y matar así al magistrado Giovanni Falcone, a su mujer y a tres policías. Aquello ocurrió en mayo de 1992. Dos meses después se cargaron a su sucesor, Paolo Borsellino, al hacer estallar un Fiat 126 a su paso.

[adsensepost1]

Muchos sicilianos se quejan de que el cine ha dado glamour a los mafiosos, que por lo visto en la vida real ni son elegantes ni carismáticos, y tampoco obedecen a inquebrantables códigos de honor. Por suerte, en la actualidad la cosa está mucho más tranquila, y nuestro plan se reduce a conducir y a disfrutar de la estancia en esta preciosa isla mediterránea. Además no tenemos nada que temer… ¿tú te meterías con un tipo que conduce un Maserati negro por Sicilia? Nosotros tampoco. Los tópicos sobre la mafia se contraponen con la realidad pujante del grupo FCA, una multinacional italiana que triunfa en el mundo. Todos los modelos que están lanzando son excelentes y están sirviendo para disparar las ventas de sus marcas.

padrino
En El Padrino III, Michael Corleone llega al pueblo natal de su padre a bordo de un Quattroporte de tercera generación (1979-1988)

El nuevo SUV, el Maserati Levante, es un ejemplo perfecto de ello. Supondrá un 50% de las ventas totales de la marca de Módena y en España ya cuentan con 90 pedidos en firme. Además, en lo que va de año han vendido en nuestro país 100 unidades del resto de la gama, sobre todo de la berlina Ghibli. El Quattroporte se vende menos, pero eso también gusta a sus orgullosos propietarios. Al fin y al cabo es un coche para expertos y sibaritas, vividores en el mejor de los sentidos. El Quattroporte 2017 no es un nuevo modelo sino una puesta al día de la generación que se comercializa desde 2013. Hasta ahora se han vendido más de 24.000 unidades en todo el mundo y conviene recordar algunas de las cualidades que llamaron la atención cuando se presentó hace tres años. Estrenó una nueva plataforma –que comparte con la berlina Ghibli y el nuevo SUV Levante– y también los motores 3.0 V6 y 3.8 V8 biturbo –los de la generación anterior eran atmosféricos– combinados con el eficaz cambio ZF de ocho marchas.

from-left-the-new-quattroporte-s-q4-granlusso-version-gts-gransport

La estructura era de acero y aluminio –suspensiones, puertas, capó y maletero en este último metal– y sus proporciones eran muy generosas, ya que con 5,26 metros de largo, era mayor que un Mercedes Clase S de batalla larga (5,24 metros). Fue muy importante para el mercado europeo el lanzamiento, en abril de 2014, de la versión con el motor 3.0 V6 turbodiésel de 275 CV, también asociado al cambio ZF de ocho marchas. Es una mecánica brillante –de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos, 252 km/h de punta y un consumo combinado de 6,2 l/100 km– que hasta suena bien, y un 75% de los Quattroporte que se comercializan en Europa la llevan. Esto indica que aunque los compradores de Maserati son pasionales –según la marca la primera razón de compra es el diseño y segundo las prestaciones– también compran con la cabeza y el bolsillo. Además, los Maserati actuales han superado el bache en la calidad que estigmatizó a la marca en los años ochenta y parte de los noventa.

maserati-quattroporte-gts-granlusso-41

LOS REYES DEL SUR

También es curioso constatar que es en el sur de Italia el lugar del mundo donde la marca logra su mayor penetración: un 75% de las berlinas de lujo que se venden son Maserati –en toda Italia son un 50%–. Lo malo es que en esa área hay poco mercado para berlinas de alto nivel, ya que con una economía funcionando a medio gas y con el gasoil a 1,38 euros el litro, es normal que los italianos del sur se compren sobre todo coches pequeños, utilitarios del tipo Fiat 500. Los que estrenen un nuevo Quattroporte verán que exteriormente no se distingue mucho del modelo de 2013. Hay que fijarse en los paragolpes delantero y trasero así como en la parrilla delantera, que cambia ligeramente de forma y ahora es más profunda y cromada, al estilo del Levante. Al entrar en el coche nos gusta que las puertas no tengan marco, y el diseño del suntuoso interior permanece también con pocos cambios. Lleva una pantalla táctil más grande y con más resolución que antes, que emplea el mismo software que se usa en el Levante.

maserati-quattroporte-gts-granlusso-77

Incorpora, además, un mando giratorio para controlar varias funciones, y el sistema de infoentretenimiento es compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Un refinamiento de alto nivel es el sensor de calidad del aire, que con un sensor y un sistema de análisis protege al pasaje para que el aire tóxico no entre en el habitáculo. El Quattroporte 2017 puede llevar como opción muchos nuevos sistemas electrónicos de seguridad que ya montan las berlinas germanas. El paquete Advanced Driver Assistance systems incluye control de velocidad adaptativo, el sistema que lee las líneas de la carretera para no salir del calzada, detector de ángulo muerto y freno automático de emergencia. También puede disponer del sistema compuesto por cuatro cámaras y diez sensores, de modo que se puede ver en la pantalla central una imagen cenital del coche y los obstáculos que lo rodean, para aparcar con la máxima comodidad.

400170M.jpg
El Tipo 26 fue el primer coche de la marca y debutó en la Mille Miglia de 1926 con Alfieri Maserati a los mandos. Aquel año vencieron en su clase, menos de 1.500 cc.

Todos estos avances parecen aún más modernos cuando ruedas por las zonas rurales de Sicilia y ves a gente que podría llevar ahí sentada un siglo. Pasamos por un pueblo que tenía las calles tan estrechas que la recogida de basuras la hacían en burros, más ecológicos y silenciosos, y con unas cajas de madera colocadas a los lados. Y no se que será, pero cuando te despiertas en un viejo y elegante caserón siciliano, con ese olor a madera vieja y a cortinones, no puedes evitar bajar a desayunar silbando la melodía de El Padrino. La sensualidad mediterránea se siente al volante de este coche, pero lo que se percibe de verdad es el sonido de sus motores.

[adsensepost2]

Ya decíamos que el diésel es la versión más vendida en Europa, pero lógicamente no puede convertir en emoción con los propulsores de gasolina que fabrica para ellos en Ferrari. El 3.0 V6 biturbo rinde ahora 20 CV más, hasta los 350 CV, mientras que el S con una evolución del mismo motor alcanza 410 CV. Su sonido es emocionante, si bien el del 3.8 V8 biturbo de 530 CV (versión GTS) es especialmente embriagador. Y es que para un verdadero amante del automóvil, factores como su fascinante sonido o su tacto deportivo son más que suficientes para decidir la compra. 

burro
El entrañable burro sigue siendo útil en Sicilia, y pasamos por un pueblo donde los empleaban para recoger la basura de forma ecológica y silenciosa.

MUCHAS MÁS VERSIONES

La marca ha diseñado una nueva estrategia de la gama con una oferta más amplia. Antes había cuatro versiones y ahora hay muchas más. se ofrecen dos niveles de acabado opcionales, granLusso y granSport, por encima del acabado de serie en Quattroporte Diesel (3.0 V6, 109.900 euros), Quattroporte, Quattroporte s (125.900 euros) y Quattroporte s Q4 (4×4, 130.700 euros). La versión GTS (182.600 euros) con el motor 3.8 V8 biturbo, se vende sin sobreprecio con uno u otro acabado, uno más lujoso y el otro más deportivo. Además de otros detalles exteriores e interiores, el granLusso lleva llantas Mercurio de 20” con pinzas de freno negras, y el granSport volante deportivo y llantas tipo titano de 21”, con pinzas rojas. En marcha el Quattroporte es muy cómodo y silencioso, y la posibilidad de regular la dureza de la suspensión permite ajustarlo a la carretera y al estado de ánimo del conductor.

new-quattroporte-gts-gransport_-dashboard
El puesto de conducción remodelado recibe una nueva pantalla y un mando giratorio para controlar las diferentes funciones.

Con una distribución de peso perfecta entre los ejes, una suspensión muy avanzada y una dirección que transmite bastante, parece más pequeño y ligero de lo que es y permite disfrutar mucho al volante, con un cambio mediante levas lo suficientemente rápido como para una conducción agresiva. Un ingeniero de la marca me asegura además que este coche, sin ESP, es más noble y fácil de conducir que ninguno de sus rivales alemanes, un extremo que no pudimos comprobar.

new-quattroporte-gts-gransport_-interior
El interior que más nos gusta sin duda es el perteneciente al acabado GranSport en cuero rojo e inserciones de “piano” negro.

En todo caso me gustaría tener este “cochazo” con motor Ferrari durante muchos años, que el cuero rojo envejeciera conmigo y que mis nietos se colaran en el garaje para admirar el Maserati polvoriento de su abuelo. “Chavales, recordad que en Sicilia las mujeres son más peligrosas que las escopetas”, y en ese plan. Si fuese una berlina alemana no sería lo mismo. El Quattroporte es un automóvil con alma, una máquina exótica que te predispone a salirte del camino marcado, a disfrutar del sol, del vino, de la ópera o del amor. Como ven, un coche que te hace venirte arriba.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis + 6 =