Yo por ahí paso sin miedo, porque tengo un Land Rover Discovery

Yo por ahí paso sin miedo, porque tengo un Land Rover Discovery

Seguro que la mayoría de vosotros ha visto más de una y más de dos veces la película Cars, que la mayor parte del tiempo transcurre en un pequeño pueblo de la América profunda llamado Radiador Springs. Hay una escena en especial, en la que Rayo McQueen y Sally pasean por la montaña, entre cañones, en otoño, que seguro será una de las que mejor recordéis. Pues todo el paisaje que más me llamó la atención en este viaje al corazón de Utah y Arizona solo me recordaba a la peli de Cars. Puedes estar horas y horas conduciendo tu Land Rover Discovery en línea recta sin cruzarte con nadie, sin ver una gasolinera, un bar u otro ser humano. A los lados el suelo es desierto amarillo, y hacia arriba solo ves enormes formaciones rojizas. Es entonces cuando te das cuenta de lo ignorantes que somos, porque para nosotros solo existe el Cañón del Colorado, y resulta que eso no es más que un pequeño trocito de estas enormes rocas rojas, moradas y naranjas. 

Discovery
Este es el paisaje de los cientos de kilómetros que atraviesan el Estado de Arizona.

Después de dos días de viaje hasta llegar a Utah, pasando por Londres y por Los Ángeles, solo quería empezar a conducir para poder disfrutar de verdad de los sitios que ya intuíamos que nos aguardaban. Y no nos decepcionaron. Y mucho menos, desde las ventanillas del nuevo Land Rover Discovery. 

La quinta generación no decepciona

Poco más se le puede pedir al Discovery, que ahora si que podemos afirmar, para aquellos que lo pensaban, que no ha perdido un ápice de su deportividad y habilidad habitual. Hemos comprobado a fondo, por los extensos desiertos que hay entre los Estados de Nevada, Utah y Arizona, que al Discovery, a pesar de su apariencia algo más tipo SUV, no se le han caído los anillos y sigue siendo el rey de los terrenos adversos. Aunque sus formas son más redondas y más dinámicas, la presencia de cerca sigue siendo la misma. Conduciendo por aquí se te vienen tantas imágenes del cine western a la cabeza, que no das a basto, porque parece que en cualquier momento aparecerán un par de pistoleros a pedirte que te vayas de su pueblo. Menos mal que vamos en el Discovery, que seguro, les haría huir a ellos.

discovery
No había un terreno que se le resistiera al nuevo Discovery.

El nuevo Discovery está equipado con la gama de motores de gasolina y diésel de cuatro y seis cilindros de Jaguar-Land Rover, todos ellos combinados con una caja de cambios ZF automática de ocho velocidades. El nuevo motor diésel 2.0 Td4 de cuatro cilindros con 180 CV, es el más eficiente de la gama, y ofrece un consumo de combustible combinado de 6 l/100 km con emisiones de CO2 de 159 g/km, lo que supone una reducción del 22% con respecto a su predecesor equivalente. Otra opción es un motor más potente, el Ingenium diésel Sd4 de doble turbo y cuatro cilindros, con 240 CV y 500 Nm, que ofrece una consumo de 6,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 165 g/km.

El motor diésel Td6 de seis cilindros con 258 CV y 600 Nm es un motor con un excelente rendimiento, con una gran potencia de tracción y eficiencia. Y por último, para los clientes de gasolina, está disponible el avanzado motor sobrealimentado V6 3.0 con 340 CV de Land Rover, el Si6, que ofrece 450 Nm para aportar un elevado rendimiento y altas prestaciones. Tenemos que decir que a los amantes de la gasolina y la potencia, este motor les volverá completamente locos. Porque no solo corre en carretera, si no que a la hora de subirse, literalmente, “por las paredes”, no te sobra ni un solo caballo. Y por supuesto no quieres bajarte, y todos los obstáculos que se te pongan por delante, te parecen pocos.

Aunque te quedes atascado en una duna en el desierto (como me pasó a mí), sabes que la solución va a llegar tarde o temprano sin que te haga falta que venga nadie a remolcarte. Un par de cientos de metros marcha atrás, una zona sin pisar, gas a fondo, y problema resuelto. Sudando, pero resuelto. Este coche tiene algo que parece que te habla, y es prácticamente imposible cometer un error sin que el Land Rover te ayude a corregirlo y te parezca incluso divertido. 

El confort viene de serie

Además de todo esto, la comodidad premia en cualquier versión que elijamos, y no solo para los que van delante. Esto ya era una característica propia de cualquier Land Rover, y en el nuevo Discovery la han reafirmado. La integridad con el diseño y la ingeniería de Land Rover han hecho que el nuevo modelo tenga capacidad para siete adultos en una carrocería SUV de menos de cinco metros de longitud (4.970 mm). Está diseñado para que cualquier adulto pueda sentarse cómodamente en sus asientos traseros, proporcionando una flexibilidad interior absoluta. En el tablero de mandos los controles del climatizador han sido reemplazados por mandos giratorios. Los botones del Terrain Response, delante del selector de marchas, ahora se reúnen en un mando rotativo mucho más limpio. Ambos flotan en un mar de piano negro brillante. Los instrumentos de conducción son muy sencillos, los dos relojes analógicos emparedan una pantalla multifunción que entra en su propio terreno, con gráficos que muestran el ángulo de bloqueo de la dirección, el modo de respuesta de terreno seleccionado, si se selecciona o no el rango bajo y la velocidad de descenso elegida. 

En el pasado el Discovery fue más un Defender pero con buenas maneras en la carretera. Ahora el Defender ya no está con nosotros y el nuevo Discovery se ha movido hacia la estela del Range Rover sin sacrificar sus capacidades fuera del asfalto, y todo está listo para una de las secuelas más trascendentes de la historia del motor: el Defender 2. Pero independientemente de lo que suceda con el genuino todoterreno en el futuro, el Discovery es un coche enormemente capaz y muy convincente en este momento. Aunque su aspecto no sea tan rudo para los más puristas, sus capacidades están igual, o incluso a un nivel superior. Todo en el nuevo Discovery es una sorpresa, desde fuera hacia dentro, y sin ser una caja cuadrada con aspecto de 4×4, es capaz de subir las mismas paredes y vadear los mismo ríos. 

discovery

Sin duda una experiencia inolvidable a bordo de un coche que hace sentir seguridad y que la carretera es tuya. Además, en un sitio así, es de agradecer llevar un coche con un depósito de combustible grande, porque como te quedes sin gasolina en una carretera del centro de Arizona, es posible que tu rescate llegue en un mínimo tres días. 

discovery

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 2 =