Los clásicos italianos están bien representados en este Salón Retromobile de París 2018, y es que el equipo de especialistas de vehículos históricos de Lamborghini ha acudido a la ciudad de la luz para dar constancia de su brillante trabajo. Lamborghini Polo Storico ha puesto color a la cita parisina con dos joyas muy especiales e icónicas de su colección, todo un Miura P400 de 1967 y un Lamborghini Countach LP400 de 1976, al cual aún le faltan unas horas de trabajo para estar terminado.

En el caso del más antiguo, el Lamborghini Miura P400, si que está totalmente terminado. Este superdeportivo de hace cinco décadas ha sido pintado en el color original Verde Scandal. Lamborghini Polo Storico empezó a restaurarlo en noviembre de 2016 y desde entonces el chasis, la carrocería y el sistema de frenos han sido minuciosamente revisados.

Una vez más, gracias a Lamborghini Polo Storico y al archivo histórico de la marca, este Miura P400 luce como recién salido de fábrica, especialmente en su interior, que presenta la misma tapicería y detalles originales. Nada ha sido alterado, todo lo restaurado se ha mantenido y lo que no se ha colocado nuevo como si fuera de hace cincuenta años.

Ante los curiosos que acudan al stand de la marca tendrán un Miura ganador de concurso, pues esta unidad se llevó el premio en la categoría Miura P400 en el Concurso de Elegancia que la marca organiza, llamado Lamborghini & Design, Concorso d’Eleganza.

Y este toro no está solo, pues le acompaña un Lamborghini Countach LP400 de 1976. En esta ocasión, a los artesanos de la marca no les ha dado tiempo de restaurarlo para el Salón Retromobile de París, así que han decidido llevarlo tal cual estaba para ilustrar mejor su proceso de resurrección. En este caso luce un vistoso color amarillo, el cual ha sido aplicado a todas las piezas de forma minuciosa. 

En esta ocasión, las piezas que ha sido necesario sustituir, lo han sido por recambios originales de la marca. Si tienes la suerte de acudir a ver la exposición en Paris, no te esfuerces en mirar su habitáculo, pues aunque va a ser tapizado con el cuero marrón Tabacco original, se han instalado unos paneles opacos que no dejan ver el proceso de reparación del interior a medias.

Pero el departamento de clásicos de Lamborghini también tiene un trabajo muy especial, y es que están reproduciendo con exactitud el motor V12 de 4.0 litros que llevaba el Miura. En su stand se pueden ver ambos modelos, tanto los cabezales originales como la réplica, hecha a partir de los esquemas originales de 1965. Los ingenieros históricos de la marca de Sant’Agata Bolognese han ayudado a crear esta pieza única.

Lamborghini Miura y Countach: pasión italiana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =