Jeep ha lanzado el SUV de producción más rápido del mundo, el cual saldrá a la venta en el próximo Salón del Automóvil de Nueva York. Su nombre es Grand Cherokee Trackhawk y cuenta con 707 CV, suficiente como para ser un rival duro para el Range Rover SVR, Bentley Bentayga o el Porsche Cayenne Turbo S.

Monta el motor V8 turboalimentado de 6.2 litros que también se esconde bajo el capó del Dodge Challenger SRT Hellcat. El Trackhawk cuenta con un monstruoso par de 874 Nm, así como una aceleración de 0-100 km/h en solo 3,5 segundos– la misma que el Jaguar F-Type SVR– con una velocidad punta de 290 km/h.

El Trackhawk monta una transmisión automática de ocho velocidades que envía toda la potencia a las cuatro ruedas. Cuenta también con un diferencial de deslizamiento limitado y un eje trasero reforzado preparado para aguantar la transferencia de peso cuando realizamos un 0-100 km/h con el “launch control” activado.

Para parar a este mastodonte, disponemos de unos frenos Brembo de 400 mm en la parte delantera y de 350 mm en la parte trasera, los cuales cuentan con seis o cuatro pistones respectivamente.

El SUV se asienta sobre una suspensión adaptativa Blistein, la cual puede ajustarse a través de cinco modos de conducción disponibles, junto con unas llantas de 20 pulgadas con unos neumáticos Pirelli con una banda de rodadura de 295 mm.

Para aumentar su carácter deportivo, el SUV monta un spoiler trasero en el techo y un sistema de escape cuádruple. Dentro encontramos un acabado en cuero junto con una pantalla en el panel de instrumentos de 7 pulgadas y una pantalla táctil central de 8,4 pulgadas, con Apple CarPlay y Android Auto de serie.

El Trackhawk utiliza como base el Grand Cherokee SRT, el modelo más potente de Jeep hasta la fecha. Aun no sabemos el precio de esta versión ,tendremos que esperar a su debut oficial en el Salón de Nueva York.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 13 =