Ha vuelto y como si no hubiera pasado el tiempo sobre él; la marca británica ha revivido a uno de los modelo más representativos de los años 50, después de anunciar la construcción del primer modelo Jaguar D-Type moderno. Esta reconstrucción se ha llevado a cabo por Jaguar Land Rover Classic Works, la división encargada de traer de vuelta a modelos clásicos de la marca.

Desde 1956 que no salía un D-Type de la cadena de producción. La producción de este modelo se limitó a 75 unidades. También fue campeón de las 24 Horas de Le Mans tres veces durante las temporadas 1955/56/57. Originariamente, Jaguar planeó producir un total de 100 D-Types en la década de los 50; ahora, 62 años más tarde, Jaguar Land Rover Classic Works está completando las ambiciones originales de la marca construyendo 25 nuevos modelos del deportivo inglés.

jaguar-d-type-classic

El D-Type está propulsado por un motor de seis cilindros en línea de 3.4 litros, el cual montado en el chasis del XKSS arrojaba una potencia de 270 CV. Los clientes podrán elegir entre dos carrocerías, Shortnose o Longnose.

“El Jaguar D-Type es uno de los coches de competición más relevantes de todos los tiempos; por tanto, seguimos queriendo que siga igual de espectacular hoy en día”, afirmó Tim Hanning, director del JLR Classic.

jaguar-d-type-classic

Es el tercer proyecto que JLR Classic realiza, seguido de los seis modelos del Jaguar E-Type construidos en 2014-15 y las nueve unidades del XKSS que se producirán. En las imágenes vemos el primer D-Type construido por JLR Classic, desarrollado en la especificación de Longnose de 1956, la cual se distingue por su capó extendido, la aleta localizada detrás del conductor, cilindros remodelados y la posibilidad de cambiar las pastillas de freno con facilidad.

Todavía no sabemos el precio de estos D-Types, pero esperamos que supere con creces el millón de euros.