Será el primer modelo que construya por cuenta propia, utilizando como base un Audi R8; sin embargo, esta vez el protagonista es su versión sin capota, el Zerouno Convertible, que hará su debut mundial durante el Salón de Ginebra -el cual tendrá lugar a principios del mes que viene-. La decisión de realizar una variante convertible es producto de la alta demanda que tiene el modelo.

Las cinco unidades que se construyeron del Italdesign Zerouno ya se han vendido, pero la marca ahora dará la posibilidad a otros clientes de comprar una variante sin capota (Zerouno Convertible) -esto nos dice a que, si la marca de diseño italiana lo considera, cada vez que aumente la demanda desarrolle variantes especiales del Zerouno-.

italdesign-zerouno-convertible

Este superdeportivo conmemora el 50º cumpleaños de la marca italiana, el cual podremos ver en directo durante el Salón de Ginebra.

Tras su debut público del primer modelo – el Zerouno Coupé– en Ginebra, la marca llevó el número de chasis 002 (con un acabado en rojo) a Pebble Beach en California, el año pasado. El Zerouno también se dejó ver durante el Salon Privé, el cual tuvo lugar en verano en el Palacio de Blenheim.

italdesign-zerouno-convertible

Su “corazón” es un V10, el mismo que monta la variante R8 V10 Plus de 610 CV con tracción total, con una velocidad máxima que supera los 320 km/h y una aceleración de 0-100 km/h en 3,2 segundos.

A pesar de que oficialmente no se sabe el precio real de una unidad Zerouno, se estima que el precio de partida sería de más de 1,5 millones de euros, sobrepasando con facilidad los 2 millones una vez los clientes implementen extras para personalizar su modelo. Entre esta personalización se encuentran varios niveles de acabado interior, equipamiento, y opciones de personalización referentes al apartado mecánico.