El Hennessey Exorcist es el Chevrolet Camaro ZL1 de 1.000 CV que llega para acabar con el Challenger Demon

El Hennessey Exorcist es el Chevrolet Camaro ZL1 de 1.000 CV que llega para acabar con el Challenger Demon

Desde hace unos meses en Dodge han ido desvelando algún que otro dato de su última máquina definitiva para las Drag Race, el Challenger SRT Demon. Se trataría de un coche pensado para competir de serie en esta modalidad que se practica sobre todo al otro lado del charco. Es sin duda toda una amenaza a la forma de vida de los preparadores americanos, pero ya tiene su respuesta. Los chicos de Hennessey Performance Engineering quieren acabar con ese “demonio” y para ello traen la mejor solución, la maquina definitiva de exorcismo, el Hennessey Exorcist, un Camaro ZL1 llevado al extremo de lo políticamente religioso y de la ingeniería de competición.

Por si alguien andaba despistado por el nombre, en el propio video de promoción el Exorcist sale acompañado de un piloto ataviado con un traje y una cruz hecha con dos llaves de tubo. Al Chevrolet Camaro ZL1 lo han dejado de serie por fuera, pues su aspecto ya es de por sí aterrador y abrumador a partes iguales. El único añadido es el vinilo lateral que lo acredita como herramienta para practicar exorcismos al Dodge Challenger SRT Demon. Pero su verdadera arma contra el maligno se esconde bajo su capó negro.

Hennessey ha cogido el motor V8 LT4 de 6.2 litros y lo ha modificado hasta la extenuación, haciendo que esos 650 CV que puede llegar a rendir en Camaro ZL1 con ayuda de un compresor volumétrico, sean un chiste a su lado. Y es que el Hennessey Exorcist lleva un compresor aún más grande, además de un intercooler mejor y una culata rebajada. Tampoco han faltado los ajustes electrónicos pertinentes, mejoras en escape y admisión hasta llegar a la cifra mágica, los sagrados y anhelados 1.000 CV de potencia, que por si no fueran suficientes no vienen solos, sino que cuales jinetes del apocalipsis llegan 1.350 Nm de par. Que Dios no asista…

¿Cuánto cuesta tener al Padre Damien Karras del automovilismo? Para empezar deberás llevar tu el Chevrolet Camaro ZL1, lo que ya son más de 60.000 dólares. Si has elegido el automático, tengo una mala noticia: en Hennessey tendrán que añadir 9.950 dólares a la factura para reforzar la caja de cambios. Como opción se pueden montar los neumáticos especiales para drag racing, además de pedir un gato elevador y un set especial de herramientas. Sumando la preparación para llegar a la mencionada cifra de potencia, que son 55 dólares, en total habría que pagar 118.000 dólares por tener al rival más cualificado para batir al Dodge Challenger SRT Denom. Un precio un poco alto teniendo en cuenta que por ese precio hay deportivos de alto nivel capaces de rendir cuentas, aunque no de ganar en el cuarto de milla.

Y es que el Hennessey Exorcist ha nacido para lo que ha nacido, reventar el crono. Acelera de 0 a 96 km/h en menos de tres segundos y puede hacer el cuarto de milla en menos de 10, lo que pretenden en Dodge con el Demon. Si esto sigue sin convencerte, solo habrá 100 unidades convertidas con este kit especial. La guerra entre demonios ha comenzado…

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + 10 =