El Garaje Hans es un claro ejemplo de una colección con criterio

El Garaje Hans es un claro ejemplo de una colección con criterio

Colecciones hay de muchos tipos y se pueden clasificar de distintas maneras basándonos en la cantidad de vehículos o al tipo de los coches que las integran. Pueden ser de alto nivel, de nivel medio o de nivel bajo. No obstante, en este último caso podremos clasificar un vehículo como de nivel bajo solo cuando nos refiramos al nivel económico, porque nunca será bajo a nivel emocional, ya que si forma parte de una colección tendrá una gran importancia para el propietario. También existen colecciones mixtas, donde hay un poco de todo y pueden estar formadas por coches de alto valor, sea económico o de prestigio histórico, coches de valor medio en todos sus grados o coches asequibles. Generalmente son colecciones realizadas con criterio y mucha ilusión. La que os vamos a presentar ahora es una de estas.

911/930 Turbo (1981) “Turbinas” para la familia, totalmente original. Con solo 30.000 kilómetros y matrícula de Barcelona, una auténtica rareza.

Con mucha ilusión

Como toda colección en la que está presente la ilusión, hay nombres propios en ella. Hace algunos años, Asis Sintes, un buen amigo de Madrid, gran conocedor del mundo de los clásicos y en especial de Porsche, me puso en contacto con Hans, un gran amante de los Porsche que reside en Barcelona. Hans había encontrado un Porsche 911 3.2 carrera G50 de 1987 con matrícula original y quería que le diera mi opinión al respecto. Del modelo en general y de esa unidad en particular. Como siempre, tuvimos la colaboración de Centro Porsche Barcelona para realizar la inspección. El coche realmente valía la pena y lo compramos. Ahí empezó mi historia particular con Hans, ya que una vez cerrada esta compra me comentó que estaba interesado en adquirir algunos Porsche más.

911 2.2S Targa (1971) 180 CV plata en un estado de concurso, este fue el segundo Posche que compramos. Tenía que haberle hecho una foto a Hans mientras lo conducía por el Garraf.

Como siempre que tengo un encargo así, le expliqué cuál podía ser el criterio a seguir, desde mi experiencia, para efectuar una colección, el cual se puede reducir a dos supuestos. Peinar el mercado en busca de lo que nos gusta y comprarlo rápidamente sin más, o marcarnos unos determinados objetivos y no solo utilizar Internet sino la red de contactos, que al cabo de los años forman parte de nuestro activo, para poder comprar las mejores unidades, sin prisa, según vayan saliendo y al mejor precio. Hans lo entendió muy bien y eligió la segunda opción, ahí vi que no solo se trataba de comprar sin más, sino de lo que realmente le ilusionara. Así lo hicimos.

El targa de la pole, también en las imagen superior, es la primera evolución del modelo “S” desde el 2.0S de 1967. Su comportamiento en carretera de curvas y sin curvas es increíble.

Joyas de todo tipo

Hans, ya poseía algunas joyas, un 930 Turbo 3.3 con 30.000 km, el cual compró después de insistir durante 10 años al antiguo propietario. Conserva su matrícula original de Barcelona y tiene nombre propio, ya que sus hijos le llaman “ Turbinas”, por el increíble sonido que produce cuando se pone en marcha. También tenía un 964 RS de 1992 con matrícula original de Barcelona y 20.000 km.

911/964 RS (1992) Nacional y con 20.000 km. El primer dueño lo cambió de color y Hans lo devolvió a su rojo original, efectuando en Centro Porsche Barcelona. Se presentó al concurso de Restauración Nacional de Porsche y lo ganó, creo que es muy difícil de superar, ¿no?

No obstante, su “preferido” es un 911 SC de 1981, aunque su pintura no está en las mejores condiciones, su interior no ha sido restaurado, su color no es el original, el motor no es el más potente de los que integran la colección…, pero es sin duda el que más a gusto lleva, como él dice, es “puro, auténtico”. Fijaos si le gusta que una vez influido por mí lo vendió y lo volvió a recuperar cambiándolo por otro modelo de más valor, un 911 3.2 Carrera caja 915, fue algo increíble.

356 A (1959) Precioso tipo racing y sin paragolpes, exceptuando a los Gmund y a los Pre A, es el principio del comienzo.

Coches con mucha vida

Este SC es una fuente inagotable de anécdotas. Hace unos días visitamos la colección de Hans con otro entusiasta de Porsche, Dino Calzavara, cuyo 993 fue protagonista de un artículo el mes de abril en CAR. Vimos toda la colección y le gustó mucho, pero por parte de Hans solo hubo interés en mostrarle el SC. Prueba de ello es que solo abrió el compartimento de motor de este último, en el cual destacaban todas y cada una de las motas de polvo acumuladas durante 36 años, formando una oscurecida capa uniforme en el motor.

356 B Notchback (1961) Llamado Karmann Hard Top Coupé, el 356 más “raro” tiene techo fijo, es el claro exponente que el valor económico no lo es todo. Es de gran valor histórico.

Dino, que es tan extremadamente cuidadoso y pulcro con su 993, me comentó poco antes que los tornillos de su motor se habían oscurecido un poco con el paso del tiempo y le gustaría encontrar una solución…. Al ver esto le preguntó: “¿Cómo tienes el motor así?”. Con la mejor de sus sonrisas y lleno de satisfacción, Hans le contestó: “¿A qué te refieres? Esto es historia y autenticidad”.

911/964 Carrera 4 (1989) Matrícula original de Barcelona en muy buen estado de conservación, de los modelos más “llevables” que existen.

No hubo más palabras, solo risas. Esta anécdota la encontraréis totalmente justificada cuando veáis los coches de su colección, ya que puede costar entender que, con los modelos que la integran, Hans tuviera el máximo interés en enseñar este SC.

911/930 Turbo (1975) El barn find del número de mayo de CAR. Unidad 157, toda una joya.

Auténticos y “para jugar”

No vamos a enumerar los coches que fuimos integrando en la colección, para eso están las imágenes, pero debo deciros que Hans es un coleccionista tremendamente versátil. Le gustan los coches originales, no le importa que tengan alguna que otra imperfección, autenticidades según él, sin por ello dejar de tener algún coche en estado de concurso y sin importarle tampoco coger alguna unidad en particular y personalizarla a su gusto tipo out law. A estas unidades las llamamos, mejor dicho las llamo, “coches para jugar”, de esta manera Hans no cae en la tentación de personalizar alguna unidad más valiosa.

911 SC 1981 “El preferido” e “intocable”. Decorado por Hans, con magnificas imperfecciones que él transforma en “perfecciones”.

Esto es lo que bajo mi punto de vista es una colección con criterio. Coches “llevables” en general, con historia dentro de la marca, como tener un modelo de Turbo de todas las denominaciones de serie de los modelos “aircooled” que se fabricaron: 930 3.0, 930 3.3, 964 y 993, o tener algunos 356 para acercarnos a los orígenes de la historia de Porsche.

912 (1967) Chasis corto, cuerpo de 911 y motor de 356, divertidísimo de conducir.

Si habláramos de valor económico de los vehículos que integran esta colección, los hay de todo tipo, desde los asequibles 912 y 964, a los de valor medio como el 2.2S de 1971 y los de valor mucho más alto, como pueden ser el 930 “Barn find”, el 964 RS y el 993 WLSII .

911/964 Carrera 4 Targa (1991) Versatilidad y disfrute a raudales. Acabará siendo el out law que Hans desea, y lo sabe.

Creo que solo queda una cosa muy importante por decir, que complementa y aumenta el valor de una colección. No es otra cosa que si a todo lo dicho le sumamos que están cuidados por Centro Porsche Barcelona desde antes de que este fuera nombrado uno de los pocos más de 70 Porsche Classic Partner que existe en el mundo, tenemos un valor añadido más.

911/993 WLSII (1998) Con el mismo kit original de potencia que el Turbo S, que la eleva a 450 CV. Se construyeron solo 266 unidades. Es como tener un Turbo S a mitad de precio.

Todo ello nos lleva a tener el convencimiento de que aunque algunos coches dejen de pertenecer a esta colección algún día, seguro que serán reemplazados por otros modelos que seguirán sus mismas pautas, o sea, que entrarán dentro de la definición de lo que para nosotros es una colección con criterio.

911/964 Turbo 3.3 (1991) Matricula de Barcelona. Potencia en estado puro, increíbles sensaciones y equipado con las deseadas llantas Ruf.

Por: Isidre March (@isidremarch) Consultor Porsche Classic

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nueve + dos =