Ferrari llevó a Goodwood los mejores modelos de su historia para celebrar su 70 aniversario

Ferrari llevó a Goodwood los mejores modelos de su historia para celebrar su 70 aniversario

El Festival of Speed de Goodwood (Festival de la velocidad) es uno de los dos grandes eventos que se celebran cada año en las tierras de Lord March. El FOS se celebra en la carretera que rodea la mansión, y es por allí por donde ruedan los coches. El otro gran evento es el Goodwood Revival, que se celebra en septiembre, se centra en carreras y tiene lugar un poco más lejos de la mansión, en el histórico circuito de Goodwood.

La organización del FOS siempre encuentra excusas para llevar hasta allí lo mejor de lo mejor, y en 2017 se están celebrando los 70 años de Ferrari. Por eso se formaron diferentes grupos de coches de la marca, desde monoplazas a coches de sport, pasando por GT´s u otros exóticos deportivos de calle.

El primer modelo de Ferrari, el 125, junto al nuevo LaFerrari Aperta.

Si ya es difícil para un aficionado ver en vivo un monoplaza de Ferrari, más difícil aun es admirar una de estas joyas en movimiento, con el motor rugiendo al máximo de vueltas. Solo por escuchar esos V12, como el de Ferrari 641 de 1990, ya mereció la pena asistir a este evento sin igual.

Ferrari 641 de F1.

No obstante el coche que más expectación levantó quizá fue el mítico Ferrari P4 de 1967 para muchos el automóvil más bello de la historia. Solo hay tres unidades en el mundo y la que se expuso pertenece al magnate canadiense Lawrence Stroll, padre del joven piloto de Wiliams Lance Stroll.

El maravilloso Ferrari P4, con Sir Jackie Stewart al volante.

También rodaron otros GT´s como el 250 GTO, el 365 GTB/4 “Daytona” de competición o el F40 LM. Todos ellos recorrieron el tramo de subida bajo el control de la firma relojera Montblanc, cronometrador oficial del evento.

Ferrari F40 LM.

Frente a la residencia del duque, la firma Cartier organizó su tradicional exposición de coches exóticos, y allí también se pudieron admirar varios modelos de esos por los que se pagan muchos millones en las subastas. Pudimos ver el vivo al 250 GT California, al 250 GTO o al 250 SWB, los más deseados e inalcanzables.

Un aficionado fotografía un 250 con carrocería especial Pininfarina, un modelo único.

Una de las zonas que más visitaron los aficionados fue la dedicada a los “Supercars” más modernos. Allí se pueden ver de cerca biplazas tan raros como el Zenvo, lo ultimo de Koeniggseg o el Porsche 911 “retro” preparado por el especialista americano Singer. Como es lógico, allí Ferrari también tuvo una poderosa presencia, con toda su gama.

Ferrari FXX-K, versión de circuito del LaFerrari.
Ferrari Goodwood
El reciente Ferrari 488 con motor biturbo.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete − 2 =