Así es el Audi e-tron Sportback Concept, el prototipo con tecnología lista para el presente

Así es el Audi e-tron Sportback Concept, el prototipo con tecnología lista para el presente

Son las ocho y media de la mañana y estamos en algún lugar desconocido de Ingolstad, sede de Audi, donde de 125.000 habitantes 25.000 viven de la marca de los cuatro aros. ¿Por qué tanto secretismo? Porque vamos a conocer 12 días antes de su debut en el Salón de Shanghái el nuevo concept de la marca alemana, el Audi e-tron Sportback Concept. De momento el nombre ya nos revela algunas pistas. Es hora de que nos muestren el coche.

Un diseño inspirador

De debajo de una delicada lona de tela aparece el protagonista, esbelto, de mirada fuerte y aspecto novedoso. A primera instancia nada nos recuerda a algo que hayamos visto de Audi. Su frontal ya nos presenta varias novedades, como un capó más achatado gracias a la ausencia de un motor de combustión. En el término de este se sitúa una especie de alerón, un arco que permite pasar el flujo de aire justo por encima del capó. Los cuatro aros delanteros del coche están iluminados, es parte de la nueva seña de identidad de Audi, y es que en este concept se han tomado en serio la iluminación.

Audi e-tron Sportback Concept

Decimos esto porque no es habitual que traigan al mismísimo Jefe de Diseño de luces de toda la gama Audi para hablarnos de ello, pero aún no hemos llegado a esto. Encontramos el primer parecido en su silueta, que presenta unos pasos de rueda muy marcados en lo que ellos denominan “arquitectura quattro”.  Nos recuerda a un A7 más alto, más robusto y menos suave en sus líneas, que presenta una silueta coupé pero con cuatro puertas. Para jugar con la sensación de la caída del techo, este va en negro y parte de este color se desliza hasta los marcos superiores, creando una sensación de que el techo cae aún más, pero sin embargo no lo hace, lo que permite un buen espacio interior para la cabeza.

De su zaga lo primero que llama la atención son las luces, que cruzan el contorno del coche de lado a lado, muy al estilo de un Panamera, pero sin embargo manteniendo la esencia Audi. Aquí también tenemos el logo de la marca iluminado, con una serie de funciones que ahora detallaremos. Al estar delante de un coche eléctrico, obviamente el Audi e-tron Sportback Concept no posee tubos de escape, pero sí un difusor trasero negro en color diferente a la carrocería. El coche mide 4,90 metros de largo, 1,98 de ancho y 1,53 de alto lo que le da unas proporciones bastante llamativas y robustas. Llaman la atención sus enormes llantas de 23 pulgadas con un diseño de aspas que se cruzan y que además responden a una función aerodinámica.

El futuro en iluminación

Pasemos a las luces. César Muntada es el español Jefe de Diseño de luces en toda la gama Audi, por supuesto del e-tron Sportback Concept también. Lo primero que nos comenta que es que desde hace mucho Audi es iluminación, es diseño y que estos debe ir de la mano, pero sobre todo respondiendo a una necesidad de seguridad. Haber sido los primeros en crear el primer faro completo de LED , el intermitente dinámico, estrenar los faros láser en el nuevo R8 y el Oled en el TT les avala.

Cuando te acercas a los faros delanteros, la tira que conforma las luces de corto alcance está formada por una única tira LED lisa, pero al iluminarse está como dividida en varios sectores. Además incorpora una función de bienvenida, un juego de luces que se activa al abrir el coche. Una novedad importante es que la luz de los faros no está proyectada en un objeto o material que luego la reflecte sobre la carretera, sino que esta se proyecta directamente. Pero justo debajo de estos faros están los que más juego dan. Se trata de una especie de panel de varios LED de tecnología matrix digital e interactiva. Estos faros nos darán información relativa al estado de carga del vehículo o si está encendido. Hay que destacar también los nuevos intermitentes dinámicos, que ya no solo es que estén incorporados en el faro, sino que ahora cuentan con una función que proyecta las flechas naranjas en el suelo, en el lado correspondiente hacia el que vamos a girar. En una era marcada por los Smartphone donde la gente va mirando al suelo todo el rato por la calle, es una magnífica idea.

La nueva era de las luces por lo tanto ha llegado con el e-tron Sportback Concept y su Digital Matrix Lights. Si en el R8 V10 llegado en 2015 contábamos con 50.000 píxeles, en este coche la cifra asciende a más de 1.3 millones de píxeles. Y es que en el tamaño de una uña han logrado introducir más de 500.000 espejitos que recogen la luz. No pudimos comprobar su potencia dado que estábamos en un espacio cerrado, pero ahí estaban sus potentísimas luces largas, que en este caso tienen un alcance de hasta 350 metros. Las posibilidades de control son tan inmensas que el coche tiene la capacidad de dibujar en el suelo dos líneas que nos muestren el ancho del coche, para por ejemplo saber si cabe entre dos camiones o una calle muy estrecha.

En su parte trasera nos encontramos esos llamativos faros unidos por una doble tira central similar a las luces del nuevo Panamera. Los intermitentes dinámicos se integran en esta misma tira, y debajo de ella está situado a cada lado otro panel de luz interactiva. El logo de Audi iluminado en este caso es de color rojo, como si se tratara de otra luz más. Al frenar su intensidad lumínica aumenta y en caso de frenada de emergencia parpadearían las luces laterales interactivas.

Un interior táctil y lleno de pantallas

Pasemos a su interior. Para acceder las puertas sin marco se abren a través de un botón táctil situado justo debajo del cristal. Los asientos presentan un aspecto futurista, son semi-baquet muy delgados y con una retroiluminación en sus laterales. El salpicadero parece estar suspendido en el aire. Toda la consola central está orientada al conductor, tanto los mandos del climatizador como la pantalla táctil de gran tamaño para controlar el sistema de información y entretenimiento. Es curioso porque las tomas de aire de ventilación no sobresalen, sino  que están integradas en el propio salpicadero. El copilto a su vez dispone de un pequeño display en forma de tira en el que puede ver en todo momento información del vehículo. En ambas puertas delanteras hay dos pantallas, estas muestran en todo momento lo que ocurre a nuestro alrededor, y es que los retrovisores han sido sustituidos por dos cámaras. Parece que esta moda ha llegado para quedarse, ya que el ángulo de visión es mucho mayor.

En las plazas traseras, los dos ocupantes de los laterales disponen de dos pantallas en las puertas orientadas hacia los asientos. Estas muestran no solo lo que pasa en ambos lados al abrir las puertas, mostrando la imagen que toman ambas cámaras retrovisores, sino que ofrecerán información del vehículo y su sistema de infoentretenimiento. Por supuesto, todos los elementos funcionales son táctiles, respondiendo al tacto un pequeño “click” que nos confirmará la acción elegida. Por ahora parece que Audi sigue apostando por el Digital cockpit, ya que no había presencia de un Head-Up Display.

La mecánica del futuro cercano

Evidentemente el nombre e-tron no es capricho. Su mecánica es 100% eléctrica, compuesta en este caso por tres motores, uno delante y dos detrás, que le proporcionan tracción quattro. Nos explicaban los ingenieros que incluso se podrá configurar la potencia que se transmita a cada rueda trasera. Audi ha tratado de compactar lo máximo posible la unidad de potencia, situada en el suelo del coche y que permite reducir el centro de gravedad. La potencia combinada de los tres motores es de 320 kW en modo normal, y en modo “Boost” es de 370 kW, con un par de 800 Nm. Gracias a esto el e-tron Sportback Concept es capaz de 0 a 100 en 4,5 segundos.

Incorpora una batería de 95 kW con la que se obtiene una autonomía de aproximadamente  500 km. En condiciones normales, el motor que trabaja es el delantero, pero en situaciones de baja adherencia entra en acción el sistema quattro activando los dos motores traseros. Por supuesto cuenta con frenada regenerativa, a la que se ha dotado de una función que automatiza las recuperaciones en función de la ruta. El coche está asentado sobre la plataforma MLB en su versión eléctrica con un reparto de pesos de 52-48 (delante-detrás). Habrá varias formas de recargarlo, bien por inducción, o con dos enchufes, uno normal de 11 kW o de alta potencia de 22 kW.

Sin duda conocer de primera mano y en exclusiva un nuevo prototipo es toda una experiencia, pero esta se valora más cuando además sabes que lo que has visto, dentro de menos tiempo del que creemos estará presente por la calle.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho + 13 =