“Cupra” podría ser la nueva sub-marca deportiva independiente de Seat

“Cupra” podría ser la nueva sub-marca deportiva independiente de Seat

Parece que el fabricante español está buscando separar y diferenciar la marca en sí de su división deportiva- Cupra- de la misma forma que Mercedes-Benz ha hecho con las variantes AMG, así como Volvo ha hecho con Polestar. Esta información ha sido lanzada por El Confidencial y está comenzando a cobrar fuerza, afirmando que “fuentes del sector cercanas a la compañía” se han pronunciado a favor de este nuevo giro de la marca.

También el fabricante habría registrado el pasado mes de mayo en la oficina Mundial de la Propiedad Intelectual un nuevo logo para la nueva sub-marca deportiva. El objetivo principal de esta nueva iniciativa seria de añadir un plus de prestigio a las variantes deportivas, una estrategia que podría aumentar las ventas, las cuales se posicionan ne las 12.000 unidades por año.

Valores como la deportividad, las altas prestaciones o la potencia son los que el fabricante español quiere potenciar con el lanzamiento de la sub-marca “CUPRA”; sin embargo, se estima que el precio de las unidades pueda incrementarse ligeramente.

Esta nueva corriente no sería algo muy extraño, ya que Luca de Meo, actual presidente de Seat desde 2015, ya relanzó en su día la marca Abarth, durante su estancia en la firma italiana como vicepresidente de marketing. También nos viene a la cabeza un ejemplo como el de DS, la cual se desmarcó de Citroën en 2014 con el fin de potenciar los valores de elegancia y refinamiento que llevan impresos los vehículos de la marca en su ADN.

La división Cupra cumple más de 20 años en el sector del automóvil. Tenemos que remontarnos al primer Campeonato del Mundo de Rally de 1996 para ver por primera vez el apellido Cupra, siendo el Seat Ibiza Cupra 2.0 de 150 CV el primer eslabón de la división. El Seat Ibiza vio por primera vez la luz en 1984, el cual se convirtió muy rápido en un “best seller” de la época entre los conductores jóvenes. El fabricante al ver la gran acogida del modelo decidió desarrollar una versión de altas prestaciones; velocidad máxima de 216 km/h y un 0-100 km/h en solo 8,3 segundos eran los números que le hacían sobre salir de entre los de su clase.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × dos =