El Concurso de Elegancia de Pebble Beach 2017 deslumbra de nuevo

El Concurso de Elegancia de Pebble Beach 2017 deslumbra de nuevo

La verde pradera de Pebble Beach volvía a recibir a los mejores ejemplares sobre cuatro ruedas al otro lado del charco en el marco de la Monterey Car Week, volviendo a demostrar gracias al nivel y la calidad de los participantes por qué es uno de los más prestigiosos concursos de elegancia del mundo.  Y como siempre el plato fuerte lo puso el Pebble Beach Concours d’Elegance y su premio “Best of the Show” al mejor clásico de todos los que acudieron.

El Mercedes-Benz S Barker Tourer de 1929 ganador del Best of the Show

Ese prestigioso galardón ha recaído este año en un Mercedes-Benz S Barker Tourer de 1929. Se trata de un roadster de la categoría de modelos de preguerra, anteriores a la Segunda Guerra Mundial. Su propietario Bruce R. McCaw poseía esta pieza desde hace años pero no fue hasta hace poco cuando se restauró debido al alto coste y trabajo del proceso. De hecho el modelo alemán no terminó su restauración hasta una semana antes del concurso.

Ahora gracias a este premio, este Mercedes incrementa su valor histórico y su cotización, por lo que la inversión de su dueño ha quedado más que recompensada. Dueño el cual se disputó el primer premio con su hermano, John McCaw, que acudió a Pebble Beach con un Ferrari 315 S Scaglietti Spyder de 1957.

Ferrari 315 S Scaglietti Spyder de 1957, segundo en el Concurso de Elegancia

Además del tradicional concurso de elegancia, en Pebble Beach se reúnen algunas de las más prestigiosas marcas del mundo, presentando en sociedad sus últimos modelos y exclusivas creaciones. Monterey siempre es sinónimo de exclusividad de todas las épocas y este año no ha sido menos. BMW deslumbraba con su Concept, el BMW Z4, mientras Koenigsegg aterrizaba con su nuevo Regera de 1500 CV para su primer cliente americano. Lo mismo ocurría con Bugatti que entregaba el primer Chiron en suelo estadounidense. Pagani sorprendió a propios y extraños con otro nuevo Zonda, el HP Barchetta del que solo habrá tres unidades. 

Y cómo no, Ferrari continuaba celebrando su 70 aniversario, juntando para la ocasión 70 modelos clásicos y modernos de la marca, una prole de cavallinos que en total estaba valorada en 500 millones de dólares.

A colación del concurso siempre se celebran subastas del más alto nivel, que este año rondaron los 300 millones de euros en total, con unos claros protagonistas por su peculiaridad y precio de venta. Uno de ellos fue el primer McLaren F1 que llegó a Estados Unidos, el de mayor precio de subasta hasta la fecha para la marca británica. El Aston Martin DBR1 con chasis nº1 se llevó a casa de su dueño el récord del coche británico más caro, después de bajar el martillo en 19 millones de euros. Otro protagonista fue el Porsche 917K con chasis 024 y su precio de 14 millones tampoco se quedó atrás.

Pebble Beach

Entre otras joyas como estas el 67 Pebble Beach Concours d’Elegance nos dejó imponentes imágenes como las de esta galería:

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 − 2 =