Comparativa híbridos: Al galope con caballos silenciosos

Comparativa híbridos: Al galope con caballos silenciosos

Con el incremento de las motorizaciones híbridas, parece que cada marca tiene su propio caballo ganador para hacerse con la nueva movilidad del futuro. Veamos de que están hechos el Volskwagen Passat GTE, el Toyota Prius, el Hyundai Ioniq y el Ford Mondeo HEV.

Suena muy tecnológico, ¿viene bien equipado?

VW Passat GTE: Como todo Volkswagen, bastante equipado. Elementos como faros con tecnología Led, sistema semiatuomático de aparcamiento y sistema multimedia “Compotion Media” con pantalla táctil de 6,5 pulgadas vienen de serie en el Passat GTE.

Toyota Prius: Cuenta con la última versión del sistema Toyota Touch 2 & GO, con navegador, tres años de actualizaciones gratuitas para mapas y aplicaciones, un nuevo software de manejo más intuitivo, menús personalizables, autonavegación…, ¿sigo?

Hyundai Ioniq: Es el coche más “vistoso” de la comparativa. En parte destaca por la calidad de materiales, pero sobre todo por la buena utilización y disposición de los mismos, que le dan la sensación de un coche mucho más premium de lo que en realidad es, pocas veces vemos eso.

Ford Mondeo HEV: Como todo Ford actual, incorpora de serie el aparcamiento asistido, asistente de arranque en cuesta (Hill Start Assist), Asistente de emergencia (Ford Help SOS), frenada de emergencia (EBA), asistente de mantenimiento de carril, control de luces…

¿Cómo vamos de potencia?

VW Passat GTE: Pues nada mal, 218 CV entre el motor de gasolina (156 CV) y otro eléctrico (116 CV). Con cambio DSG las sensaciones al volante se asemejan bastante a las de cualquier Passat.

Toyota Prius: Su mecánica híbrida combina un motor de gasolina 1.8 VVT-i con 98 CV y dos eléctricos, que proporcionan una potencia total de 122 CV. Más que suficiente para el día a día.

Hyundai Ioniq: Monta un gasolina de 1.6 litros GDI  y un eléctrico que dan  141 CV. Todo gestionado con un cambio automático de 6 velocidades (6DCT Klass) que le va como anillo al dedo.

Ford Mondeo HEV: Monta un 2.0 gasolina y otro eléctrico que le proporcionan una potencia total de 186 CV. Una respuesta contundente desde que hundes el pie en el acelerador. Potencia y silencio.

¿Habrá que esperar mucho para cargarlo?

VW Passat GTE: Depende en que toma quieras enchufarlo… En una de 2,3 kW tardarás unas 4 horas y 15 minutos en llegar al 100%, mientras que en una de 3,6 kW “solo” 2 horas y 30 minutos. Este aspecto, al no tratarse de un coche 100% eléctrico, no te debe preocupar demasiado.

Toyota Prius:  Solo 2 horas en una toma de corriente Tipo 2 Modo 3 –hasta 32 amperios–. En una toma doméstica tarda 3 horas y 10 minutos para alcanzar el 100% de la carga. Además, con los paneles solares puede aumentar su autonomía eléctrica en 5 kilómetros al día.

Hyundai Ioniq:  Pues en este caso no tendrás que conectarlo a ningún lado porque hablamos de la versión híbrida, no la variante Plug-in. Por tanto, el tiempo para “cargarlo” es el que tardes en ir a tu surtidor más cercano y llenar los 45 litros del depósito.

Ford Mondeo HEV: La única forma de cargar las baterías del Mondeo HEV es a través del freno motor o en las frenadas. Este último es el mejor método, ya que no supone incrementar el consumo de gasolina sino que recupera la energía cinética.

Híbrido… suena a que consume poco…

VW Passat GTE: Sobre los 1,7 l/100 km (1.100 km de autonomía). Tiene varios modos de conducción: el “E-Mode” (100% eléctrico), “Hybrid” (combustión y eléctrico a la vez), “Battery Charge” (modo de recarga de baterías) y “GTE” (modo altas prestaciones).

Toyota Prius: En cifras oficiales, el Prius mantiene un consumo medio homologado de apenas 3,3 litros/100 km. No estamos en los registros del Passat, pero tampoco en su precio. Posee una autonomía de 50 km en modo 100% eléctrico.

Hyundai Ioniq: La versión híbrida (ojo, no la enchufable) arroja un consumo medio de 3,4 l/100 km. En un principio puedes pensar que no es nada del otro mundo, sobre todo comparado con el Passat GTE, pero estamos hablando de un coche que cuesta 22.000 euros.

Ford Mondeo HEV: Aún siendo un coche “ecológico”, el consumo medio se sitúa en los 4,2 l/100 km. No estamos diciendo que sea un consumo alto, pero para una motorización híbrida
no es de las más eficientes del mercado.

Te quedarás boquiabierto con… 

VW Passat GTE: A pesar de ser un híbrido, mantiene la esencia de conducción de las motorizaciones de combustión interna, lo que transmite una sensación de familiaridad con el modelo. Además, recorrer hasta 50 km a 130 km/h en absoluto silencio… cuanto menos sorprende.

Toyota Prius: Su techo solar, capaz de recargar las baterías mientras el coche está “durmiendo”. Creo que te has preguntado lo mismo que yo, ¿cuánto tiempo tengo que dejar el coche al sol para cargarlo por completo? Muchos días, mejor tirar de enchufe…

Hyundai Ioniq: El acabado interior da una sensación de estar montado en un coche de gama mucho más alta. La marca coreana ha logrado dotarle de una “atmósfera” premium que no se suele ver en un modelo de este precio.

Ford Mondeo HEV: Su gran aplomo en carretera. Goza de gran estabilidad en curva. Cómodo irás, aunque tengo que decir que si quieres llevar mucho equipaje en el maletero tendrás que hacer malabares con los 388 litros de los que dispone la variante híbrida.

¿Qué le distingue de los demás? 

VW Passat GTE: El alto equipamiento y la alta tecnología de gestión de los motores. Lograr alcanzar la meta de todo híbrido (reducir las emisiones y el consumo) manteniendo la misma “esencia” no lo consigue todo el mundo. Por 45.290 euros te llevas un “avión tecnológico”.

Toyota Prius: La cantidad de “chismes” que trae. En el acabado Emotion, por poco más de 41.000 euros, viene con un montón de sistemas tecnológicos que te hacen pensar de qué tamaño será el alternador que trae el coche.

Hyundai Ioniq: Su personalidad. Es el típico modelo que sin hacer mucho ruido logra posicionarse como uno de los coches del año. Las sensaciones que te transmite al volante y el equipamiento de serie nada tiene que envidiar a otras marcas.

Ford Mondeo HEV: ento y la alta tecnología de gestión de los motores. Lograr alcanzar la meta de todo híbrido (reducir las emisiones y el consumo) manteniendo la misma “esencia” no lo consigue todo el mundo. Por 45.290 euros te llevas un “avión tecnológico”.

Veredicto

VW Passat GTE: Todo hecho a la medida del conductor, con acabados impecables. Los modos de conducción proporcionan un amplio abanico, pero su coste no es apto para todos los bolsillos.

Toyota Prius: Haber sido el primer híbrido en salir al mercado no es fácil, tienes bastante que demostrar. Por ello, la marca le ha dado un giro de tuerca al diseño y a toda su tecnología.

Hyundai Ioniq: El coche híbrido que dará de que hablar este año. Por 22.100 euros tienes toda la equipación que necesitas junto con un tren de potencia híbrido que funciona a las mil maravillas.

Ford Mondeo HEV: Nos encontramos ante un modelo que es prácticamente idéntico en muchos aspectos a sus hermanos con motor de combustión pero más ecológico.

Toyota Prius

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − 14 =