Comparativa de coches superdeportivos, misiles tierra-tierra listos para el ataque

Comparativa de coches superdeportivos, misiles tierra-tierra listos para el ataque

¡Capitan! Misiles cargados, listos para el ataque. Superdeportivos tierra-tierra , estos vehículos están preparados para demostrarlo ¿Dónde comienza la línea de los superdeportivos y dónde acaban las de un deportivo? ¿Tiene que ver con su potencia? ¿Sus sensaciones?

 

Audi R8 Plus

¿Quién dice que no puede medirse con Ferrari o con Lamborghini? Un superdeportivo que mantiene el mismo bloque motor V10 que monta el Huracán y un diseño que quita el hipo a más de uno.¿Te crees que todo es potencia? Súbete dentro y te quedarás embobado con su interior, de otro mundo.

¿Hablamos de potencia? Tiene 610 CV que brotan de su V10 atmosférico heredado del Lamborghini, otro de los superdeportivos que está en boca de todos. De 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y un par de 560 Nm. Todo gobernado por la caja automática S-tronic.

… y de música? Eso es lo que emana de su sistema de escape que cautiva hasta a los más conservadores de la materia. Además, la versión Plus incorpora varios elementos en fibra de carbono por la carrocería que le dan un toque más exclusivo, por si no fuera lo suficientemente radical para este superdeportivo

¿Dónde manda toda su fuerza? Tracción Quattro, ¿no te dice nada esto? Uno de los sistemas de tracción a las cuatro ruedas más inteligentes y sofisticados del mercado. No solo tienes que tener potencia, sino también hay que saber cómo mandarla y, sobre todo, cómo gestionarla.

¿Y su manejo? Fácil de conducir como un A1 y casi tan rápido como el mítico Quattro de Rally del Grupo B. El volante quizás no tan reactivo como el de un Ferrari pero el agarre y las prestaciones dinámicas son increíbles. Los frenos carbocerámicos también son de otro mundo.

¿Muy caro? ¿Consume mucho? Puedes pensar que te saldrá un poco caro; la versión Plus con el motor potenciado hasta los 610 CV te costará 218.020 euros sin extras. Pero no solo te llevarás uno de los mejores superdeportivos de altas prestaciones, sino que te llevarás una joya tecnológica sobre ruedas.

Veredicto

Una nave espacial con tecnología de hoy y un motor en peligro de extinción para los superdeportivos. Por eso, y por su equilibrio general entre prestaciones y tecnología, es nuestro ganador de hoy.

Jaguar F-Type SVR

¿Quién dice que no puede medirse con Ferrari o con Lamborghini? Bajo una apariencia más “modesta” se esconde un auténtico felino con un carácter un tanto especial. Un sonido embaucador y un acabado general de alta costura para doblegar tus emociones. Muy superior a la versión “normal”.

¿Hablamos de potencia? El motor que ronronea debajo del capó es un V8 de 575 CV que  “cantan” de una forma angelical; solo por el sonido ya te llamará la atención antes de que tu mirada se pose sobre su esbelta figura.

… y de música? Quizás sea el más “modesto” de este selecto grupo, pero dentro del SVR no te importará levantar el pie del acelerador de vez en cuando para escuchar esos “petardeos” que nacen de su doble salida de escape trasera, nos vuelve loco su sonido.

¿Dónde manda toda su fuerza? El sistema de tracción integral propone un alto grado de seguridad, pero sacrifica un poco de diversión; además, tener un sistema de tracción como este añade peso al coche –aunque hay que destacar que el SVR es 25 kg más ligero que la versión light.

¿Y su manejo? Sobresaliente. No obstante, ¿qué te parece si le ponemos alerones aquí y allá y metemos más caballos en la cuadra? No es el único modelo que recibe una “armadura” de guerra, la versión Plus del R8 abraza la fibra de carbono como miembro de su familia.

¿Muy caro? ¿Consume mucho? La cuestión es la siguiente: ¿Te llegarías a gastar los 158.600 euros que te costaría adquirir el SVR para obtener un ligero aumenta de potencia (40 CV) y ciertos elementos aerodinámicos, o te sirve el V6 S por casi 70.000 euros menos? Hagas lo que hagas, acertarás.

Veredicto

Cómpralo si quieres disfrutar de un sonido digno del paraíso, aunque siempre puedes comparte la versión más modesta por casi la mitad.

Nissan GT-R

¿Quién dice que no puede medirse con Ferrari o con Lamborghini? Por solo un poco más de lo que costaba la anterior generación, la versión 2017 aumenta su potencia hasta los 570 CV y encarna toda la historia del automovilismo japonés. Sus prestaciones que pueden sonrojar a más de uno.

¿Hablamos de potencia? Un V6 biturbo de 3.8 litros, 570 CV, tracción total, frenos carbocerámicos,0 a 100 km/h en solo 2,8 segundos… ¿Necesitas algo más para acelerar tus pulsaciones?

… y de música? El sonido del escape no es tan espectacular como sus rivales. No será tan ruidoso como cabría esperar, pero sentir las fuerzas G empujándote al asiento no tiene precio, humilla a más de un superdeportivo de gran nombre en el 0 a 100 km/h, y sin hacer demasiado ruido.

¿Dónde manda toda su fuerza? Es el más pesado de los cuatro. A pesar de ello, la tracción total del GT-R puede inclinar la balanza en tiempos por vuelta si ponemos todo en modo “Race”. Por otra parte, Nissan ha incorporado un gran acabado dentro del habitáculo que nos gusta, nos enamora.

¿Y su manejo? Una dirección muy sensible hacen que tengas que acostumbrarte a sus cambios bruscos de trayectoria; hay que conocer un poco a Godzilla antes de aventurarte en terreno inhóspito. Dentro solo encontrarás lo justo para hacerte revivir tu pasión por conducir.

¿Muy caro? ¿Consume mucho? ¿Alguien te puede dar tantas prestaciones dinámicas por poco más de 100.000 euros? No se nos ocurre nadie. Hablamos de un “guerrero japonés” que desayuna superdeportivos con palillos, un auténtico misil tierra-tierra por un precio difícil de batir.

Veredicto

Un puro superdeportivo de los que ya no quedan; potencia y diversión, todo orgánico y en grandes dosis. El único problema por el que no se alza con la victoria hoy es su peso.

Porsche 911 Turbo S

¿Quién dice que no puede medirse con Ferrari o con Lamborghini? Todo un mito que aún persiste hasta nuestros días. Ese motor en el sitio equivocado (o no) ha cambiado las reglas del juego; una obra pura de ingeniería alemana que sigue mejorando como el buen vino, con los años.

¿Hablamos de potencia? Como nos gusta el motor bóxer; seis cilindros que arrojan 580 CV a todas las ruedas. Incluso desactivando las ayudas, logra mantenerse dentro del circuito con una precisión casi inhumana.

… y de música? No esperes el sonido de un V10 atmosférico, es imposible. Sin embargo, la sinfonía que escupe por el escape el motor bóxer no puede imitarse o replicarse; una configuración única arroja un sonido único, inconfundible.

¿Dónde manda toda su fuerza? Con uno de los sistemas de tracción integral más complejos del mercado es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h, igual que la que logra el R8 Plus en línea recta. Al llegar a las curvas la balanza se inclina ligeramente hacia el modelo de Stuttgart.

¿Y su manejo? Es realmente bueno. Estamos delante de la perfecta máquina de ingeniería sobre cuatro ruedas. Es el más rápido de la comparativa; el sistema de tracción se las arregla para enviar los 580 CV al suelo en cualquier condición climática.

¿Muy caro? ¿Consume mucho? En este caso, y como ocurre con el Jaguar F-Type, añadir una sigla más a la carrocería te saldrá bastante caro; 232.995 euros, 30.000 euros más por 40 CV y frenos cerámicos, ¿merece la pena? Solo tu conciencia, y tu saldo, tienen la respuesta.

Veredicto

Una leyenda, sin duda. Quizás demasiado civilizado; le falta un poco de lucha con el volante, el sistema de tracción total hace todo el trabajo. Eso sí, el PDK juega en otra liga, una leyenda de los superdeportivos

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × cuatro =