¿Con cuál te quedas? Porsche Cayman GT4 2015, Lotus Exige S 2012 o Range Rover Evoque 2011

¿Con cuál te quedas? Porsche Cayman GT4 2015, Lotus Exige S 2012 o Range Rover Evoque 2011

Range Rover Velar, McLaren 720S y Porsche 911 GT3 son tres de los modelos más atractivos de la temporada.¿Qué tal disfrutar de su carisma a mitad de precio? El salón de ginebra ha apagado sus focos, pero en las revistas, galerías web y fondos de pantalla aún resuenan las estrellas de la temporada. Para nosotros el nuevo Range Rover Velar, el McLaren 720S o el Porsche 911 GT3 son algunos de los cobches más atractivos de la muestra. Coches quizá inalcanzables por su precio cuando lleguen al mercado no solo como coches nuevos, sino que en el caso de los deportivos, difícilmente podremos comprarlos cuando lleguen al mercado de ocasión, así que… ¿qué tal si buscamos coches similares a mitad de precio?

El Range Rover Evoque ha sido mucho más que la inspiración para el Velar, y de hecho es el diseño moderno y atractivo del “baby Range” el que ha hecho que Land Rover pierda el miedo y se lance a diseños más futuristas que culminan en el nuevo Velar. En cuanto al Evoque, con seis años en el mercado y unas ventas enormes, todavía causa admiración y es uno de los coches más atractivos del mercado. Un mercado plagado de unidades de ocasión con excelentes precios, así que será sencillo encontrar una unidad que encaje con nuestro gusto y presupuesto

El nuevo Porsche 911 GT3 ya tiene una cola interminable para comprarlo, y esperar que algún día los de ocasión sean más económicos es una gran quimera. Pero hay buenas noticias, de los 2.500 Cayman GT4 fabricados hay algunos en venta, y aunque sus precios son ahora mayores que cuando se lanzó al mercado, eso solo quiere decir que podemos comprar uno y disfrutarlo sin apenas perderle dinero. Además el GT4 es manual, algo que siempre tiene su aquel ahora que el GT3 tiene caja de doble embrague, más aún si sabemos que los 911 de competición más extrema llevan el motor en posición central trasera… como el Cayman. ¿Puede haber un modelo más auténtico que el GT4 por su precio? Lo dudamos mucho.

LA CUESTIÓN SE QUEDA EN INGLATERRA

En cuanto al McLaren, en este caso todavía no hay un modelo de la marca de ocasión con precios tan atractivos como para lanzarnos a su conquista. Además, esas primeras unidades tenían sus “cosillas” en cuanto a conducción, por lo que no serán tan pata negra como el nuevo 720S. Pero si lo que queremos es una conducción lo más pura posible, Lotus es la respuesta, y el Exige V6 S con 350 CV es uno de los coches más acertados que podemos comprar para divertirnos en carretera y en circuito. Así que el todoterreno del año, el deportivo de la década y la máquina perfecta para circuitos están más cerca de lo que podríamos pensar en un principio. ¿Preparamos el talonario?

PORSCHE CAYMAN GT4

El GT4 representó un cambio de paso para Porsche. Por primera vez el Cayman recibió el tratamiento GT de la marca, y por primera vez se utilizó un motor más potente que en los 911 Carrera convencionales ¿Qué estaba pasando por la cabeza de los ingenieros de la marca? Viendo el resultado, era hora de crear una maravilla que dejara claro el potencial del “baby Porsche”. Motor 3.8 litros, 385 CV, tracción trasera, caja manual y un chasis idílico se acompañan de un interior aligerado, con los asientos de carbono del 918 Spyder –un coche de 900.000 euros, no hay que olvidarlo– y una caja manual que es una delicia. Todo en el GT4 nos recuerda que es un Cayman llevado a otro nivel. El motor 3.8 litros atmosférico del 911 Carrera se sitúa en posición central, el cambio es mucho más rudo, con un recorrido de embrague corto y decisivo. Al volante llega con nitidez el granulado del asfalto, el motor sube de vueltas con precisión alemana y el cambio permite jugar en los derrapajes como nunca lo habíamos conseguido en un Cayman.

El tacto del coche permite poder extraer lo mejor de la mecánica con total seguridad y máxima emoción. Es mucho más que un pequeño GT3.

NECESITAS SABER

> El GT4 solo se fabricó con el 3.8 litros bóxer del 911 Carrera y con caja manual de seis marchas. Nada de cambio de doble embrague, no disponible ni en opción.
> Los frenos cerámicos ofrecen una fantástica frenada y recortan un poco el peso, pero son caros a la hora de reemplazarlos, y la opción costaba casi 6.000 euros…
> Los asientos deportivos son de serie, pero una de las opciones más demandadas fueron los bácquets con estructura de carbono del 918 Spyder.
> El Pack Chrono añade una App que nos permite grabar los tiempos en circuito y ver un resumen en el smartphone. ¿Quien decía que este coche no tenía gadgets?

 

Volante completamente redondo, cambio manual y solo un programa de conducción. Así de puro es el Cayman GT4.

Porsche fabricó 2.500 unidades del GT4, y su fiabilidad llega acompañada de intervalos de mantenimiento de dos años o 30.000 km. Lo que más gastaremos en este coche será en ruedas pero, aunque sea una máquina que brilla de verdad sobre la pista, su afinada suspensión nos permitirá hacer largos viajes en pareja. El GT4 cuesta ahora más dinero que cuando era nuevo. Tenía una tarifa de unos cien mil más opciones y en España ya se anuncian por 140.000, que es mucho dinero, pero es la mitad que un GT3 y, aunque el GT4 no siga subiendo, tampoco creemos que vaya a caer mucho de precio, así que es una inversión segura.

LOTUS EXIGE S

Los Lotus siempre han estado muy enfocados al circuito, y los track days o días de tandas. El Exige es una evolución del concepto del Elise llevado a su máxima expresión. No comparten ni un tornillo en el diseño, pero les delata un aire de familia: los dos están construidos con paneles de aluminio cubiertos por una carrocería de fibra de vidrio. Con algo más de cuatro metros de largo, el Exige está impulsado por un V6 de 3.5 litros de Toyota mejorado con un compresor que lleva la potencia a los 350 CV. A partir de ahí hay versiones Sport y Club Sport, caja manual –con el mecanismo a la vista al estilo de los Pagani en las últimas series– o un cambio automático de seis marchas con control por levas. Motor central trasero y tracción trasera, por supuesto, al estilo de las berlinettas de Ferrari.

Un coche sensacional en la carretera y extraordinario en el circuito. Muy pocos modelos en el mundo son capaces de dar sus sensaciones.

NECESITAS SABER

> El Exige está fabricado en torno a un chasis de aluminio, habrá que tener cuidado con unidades que hayan podido tener accidentes, porque su reparación es compleja.
> El motor Toyota V6 compresor es muy robusto, pero cuidado con los embragues, reemplazar uno puede costar unos 3.000 euros.
> Las opciones pueden ser Premium Sport o Premium Luxury, que incluyen detalles como los asientos en piel o el aire acondicionado, siempre un extra opcional en el Exige.
> Los frenos opcionales de dos piezas son algo más ligeros y efectivos, ahora bien, cuestan casi el triple en su sustitución frente a los discos convencionales…

La piel es opcional, pero los asientos sujetan tanto como parece en las fotos, y todo es poco cuando se rueda realmente al límite.

El Lotus es casi, con total seguridad, lo más cerca que estaremos de un McLaren en cuanto a evolución del circuito a la calle y sensaciones en pista. Hablamos de un coche duro, en el que el conductor es el que marca las diferencias. Podemos circular con él cada día, pero muchos usuarios lo llevan en remolque si el circuito está lejos, y eso que los amortiguadores Bilstein y los muelles Eibach tienen un equilibrio perfecto para las calles. Este es un coche para irse a Nürburgring, a Spa, a Paul Ricard o al Jarama y sacar su quintaesencia, difícil encontrar nada similar por entre 60.000 y 80.000 euros.

RANGE ROVER EVOQUE

Si seguimos el camino por el que ha llegado el Velar, muy rápidamente encontraremos al Evoque, que no es más que la puesta en producción del prototipo Land Rover LRX, tan bonito y sofisticado que la marca acertó al convertirlo en un moderno y lujoso Range. El Evoque llegó en 2011 y aun hoy en día es un coche que gira cabezas a su paso. El cupé de tres puertas cautivó nuestros corazones y fue una apuesta arriesgada para el segmento SUV pero, una vez en el concesionario y con la familia a cuestas, más del 9o% de los Evoque que se matriculan son del familiar cinco puertas, más práctico y efectivo para un uso cotidiano. En cambio, si queremos tener el mismo impacto que tuvo el prototipo y acercarnos al “efecto Velar”, el tres puertas debe ser la opción elegida. Casi todos los Evoque equipan el motor dos litros turbodiésel con 150 CV y tracción delantera o 190 CV en versión 4×4, aunque también hay un dos litros turbo de 240 CV.

Las versiones 4×4 te permiten circular por caminos con soltura. No obstante, en carretera la tracción total no rebaja la brillantez con la que se conduce.

NECESITAS SABER

> Los Evoque se vendían con acabados Pure, Prestige y Dynamic, cambiados ahora por los SE, y HSE. El Dynamic es el más atractivo, y muchos equipan packs con techo solar panorámico, portón trasero eléctrico, equipo multimedia mejorado, audio Meridian, etcétera.
> El mantenimiento del Evoque es económico, con una revisión anual o cada 20.000 km. Suelen estar bien mantenidos en servicio oficial y no presentan daños relevantes de carrocería.
> Hay una versión cabrio aún más llamativa que se puede encontrar por algo más de 50.000 euros en el mercado de ocasión. No es tan refinada ni práctica pero, qué demonios ¡es un Evoque descapotable!

El interior sigue teniendo diseño y clase, y está habitualmente bien equipado. Nuestra unidad apenas presenta desgaste por el paso del tiempo.

Una de estas unidades, con cambio automático, sería perfecta. Además de un exterior sumamente llamativo, el interior es todo lujo, y casi todos los Evoque vendidos tiene un buen equipamiento. Es un coche ágil. Las versiones 4×4 tienen menos punch pero resultan muy fáciles de conducir. La dirección es precisa, y aunque no es un coche veloz, si lo lanzamos podemos mantener trayectos rápidos confiando en la seguridad del chasis y el agarre de sus neumáticos. Además es un coche que consume poco y, aunque no es un todoterreno, nos permitirá meternos por algún camino. Aunque son escasos, los Evoque de tres puertas no son más caros que los de cinco puertas. Entre 22.000 y 30.000 euros hay un buen puñado de unidades, incluido algún gasolina.

 

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − 8 =