Mejorando nuestra conducción con Bridgestone y Mercedes Driving Event

Mejorando nuestra conducción con Bridgestone y Mercedes Driving Event

En las autoescuelas nos enseñan a circular, en algunas incluso a aprobar los exámenes, por eso luego ocurren accidentes evitables. Porque no sabemos conducir, ni mucho menos reaccionar en situaciones o condiciones especiales. Llueve en la capital, y los atascos llegan hasta varios kilómetros a las afueras. Nos asusta pegar un volantazo o las vibraciones del ABS y luego ocurre lo que nadie quiere. Por eso, cursos de conducción como el que pudimos hacer con Bridgestone y Mercedes en el Mercedes Driving Event, nos ponen de manifiesto la importancia de estos eventos.

Acudimos hasta el mítico trazado alemán de Sachsenring, donde corren en Moto GP y otras disciplinas, para disfrutar de un Mercedes Driving Event enfocado a la conducción segura en condiciones poco favorables. Bridgestone se encargaba de poner los neumáticos, ya que son los que monta la gama de Mercedes-Benz en la calle. Sin duda, unos buenos neumáticos ayudan mucho a la conducción, como pudimos comprobar a lo largo del día durante las distintas actividades.

Mercedes Driving Event

El día estaba muy nublado y la lluvia era inminente. Así que cuando llegó la hora de la actividad de rodar en pista, sabíamos que la velocidad no iba a ser la protagonista. Más bien lo fueron el ESP y el Control de Tracción de los Mercedes AMG C63 S que llevabámos, ya que sus 510 CV y 700 Nm se esfumaban en el asfalto mojado cada vez que hundíamos el pie con agresividad. Así que tocó ser suaves con el acelerador y pacientes con el instructor. Al menos nos quedaba el consuelo del brutal sonido del V8 Biturbo del Mercedes cada vez que acelerábamos. También pudimos comprobar el buen agarre de los Bridgestone Potenza en mojado, que a velocidad normal y siendo cautos con el pedal del gas ofrecían un buen apoyo y tracción.

[adsensepost1]

En esta clase de eventos como el Mercedes Driving Event no faltan las pruebas sobre mojado, así que el siguiente turno nos montamos en un par de AMG C63 S Coupé y fuimos a una “rotonda resbaladiza” a aprender a ser finos, muy finos con el gas. A poco más de 10 km/h el instructor nos demostró como a pequeños golpes de gas dominas el sobreviraje de esa bestia para no acabar mirando a Berlín. Pero era más difícil de lo que parecía y los trompos no tardaron en aparecer. Eso sí, cuando consigues hacer una vuelta completa de lado, la satisfacción es enrome. Aquí daban igual los neumáticos, la pista estaba hecha para que ni los Bridgestone ni ningún otro ofrecieran agarre.

Hoy en Sachsenring con @bridgestoneespana y @mbenzespana disfrutando de las Driving Experience #mercedes #bridgestone #mercedesbenz

Un vídeo publicado por Revista Car (@revistacar) el

Entre derrape y derrape tocó conocer de nuevo toda la increíble carga tecnológica del nuevo Mercedes Clase E con su Drive Pilot y ayudas a la conducción. Sin duda toda una ante sala a la futura conducción autónoma. Entre los numerosos sistemas de seguridad y de ayuda a la conducción, allí pudimos comprobar la eficacia de la frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones, y de frenada en caso de retención en la carretera. También comprobamos el funcionamiento del reconocimiento de señales aplicado al control de crucero adaptativo, y el siempre espectacular PARK ASSIST, con el que aparcar nuestro Clase E incluso bajados del coche, con ayuda de nuestro Smartphone. 

Nada mejor que unas cuantas vuelta en un circuito de pavimento deslizante para aprender a controlar eficazmente los subvirajes y sobrevirajes. Aunque el instructor nos insistía en hacerlo con el ESP conectado, nos gustó más la idea de dejar que el coche se moviera más de atrás y tener que corregir con mayor rapidez los golpes de gas o giros bruscos.

Mercedes Driving Event

Y para concluir el Mercedes Driving Event con Bridgestone, nada mejor que la frenada de emergencia. Porque sí, todavía hay mucha gente que se asusta cuando tiene que frenar de golpe y actúa el ABS, y retira el pie del freno, o tiene que girar y frenar al mismo tiempo para evitar una colisión y levanta el pie del pedal del freno. Por supuesto comprobamos lo bien que freanaban los Clase E nuevos, pero también la importancia de hundir el pie del todo y girar en el momento en que se frena si la colisión no se va a evitar con la frenada únicamente. 

Estos eventos deberían venir con la compra de un coche, para que todos conozcan los límites de sus coches, o al menos como actuar en situaciones especiales. El Mercedes Driving Event nos recordó que más importante aún sería que los ofrecieran las autoescuelas al sacarse el carnet de conducir, porque al final, al volante en la carretera ni vamos solos ni lo suficientemente preparados.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + 14 =