BMW M4 GTS, BMW M4 CS y BMW Isetta: culto a la historia

BMW M4 GTS, BMW M4 CS y BMW Isetta: culto a la historia

Si te preguntara, ¿qué es lo que te cautiva de un coche? Posiblemente me dirás su diseño, el sonido de su motor o, quizás, su historia. Pues en este caso tenemos tres de los coches que han pasado y pasarán a la historia del automóvil: dos variantes radicales del implacable M4 y uno con mucha historia en sus espalda, el BMW Isetta. Y es que es difícil definir aquello que nos engancha de los coches, no te se precisar “eso” que hace que vea a los coches del modo que los veo, pero sé que está ahí, llámalo como quieras. 

BMW Isetta

Isetta

¿Alguien recuerda la serie “Cosas de Casa“? Recordarás entonces al famoso personaje Steve Urkel, ¿te acuerdas de qué coche llevaba? Pues sí, el BMW Isetta fue el coche con el que el pequeño protagonista “seducia” a su amor platónico, Laura Winslow. A parte de estar en la mente colectiva gracias a esta serie, este pequeño coche es recordado por su historia que se remonta a principios de los años 50.

La carencia de materiales hizo que el Isetta adoptara este diseño para reducir sus costes de producción.  Después de la segunda guerra mundial, los vehículos “premium” (de la época) eran un bien casi imposible de adquirir por casi la totalidad de la población europea, precipitando a la marca germana al borde de la bancarrota. Por ello, se utilizó en el Isetta una única puerta en la parte delantera donde estaba integrado el volante. Un diseño que resultó un éxito y que le ha distinguido a lo largo de la historia.

Isetta

Fue la compañía ISO (en Italia) la que tuvo “la culpa” del diseño del que llevaría el Isetta, ya que llegó a un acuerdo con BMW para utilizar el diseño de “coche huevo”, ya que la sociedad de entonces necesitaba vehículos baratos y que funcionaran para el día a día.

BMW utilizó el diseño que ISO les facilitó y le coloraron un motor de 300cc con 12 CV utilizado en sus motocicletas. El éxito no tardó en llegar, con 200.000 unidades vendidas en Europa. Dada la anteriormente mencionada carencia de materiales, se tuvo que reducir los metales empleados. Esta situación dio lugar al diseño de puerta única con volante integrada.

Isetta

Nuestros amigos del concesionario oficial de BMW-MINI de Momentum, nos enseñaron la unidad que guardaban allí.

BMW M4 GTS

Isetta

Del pasado al presente. Del diseño contenido y eficiente del Isetta pasamos al revestimiento radical que monta el BMW M4 GTS, el BMW más potente de producción.

Si el BMW M4 no fuera todo lo rápido y agresivo que te gustaría, BMW ha lanzado 700 de estas unidades con un motor de seis cilindros en línea de 3,0 litros (y otros 5 litros de agua en el maletero, ahora te explico por qué) con 500 CV y una transmisión automática de doble embrague de 7 velocidades. Además, su aspecto musculado es producto de M Performance, añadiendo un nuevo paragolpes delantero, faldones laterales, difusor y alerón traseros de carbono. Incorpora también unas llantas de 19 pulgadas en la parte delantera y de más grandes atrás, de 20 pulgadas, con frenos carbocerámicos. Nuestra unidad montaba las llantas opcionales de carbono.

Isetta

Además de potente, el M4 GTS es eficiente. Gracias a esos 5 litros de agua- que te he comentado antes- que se alojan en un pequeño depósito en el maletero, la temperatura del motor se reduce hasta en 25º.

En un principio pensarás que no es compatible el agua dentro de la cámara de combustión, pero con la inyección de agua en el motor se aumenta la potencia– al extraer la energía del entorno al evaporarse- y se disminuye el consumo y las emisiones.¿El resultado? 16% más potente que su versión “estándar” (431 CV frente a los 500 CV del GTS). Un 10% más de par de motor, llegando hasta los 600 Nm (frente a los 550 Nm del M4). De 0-100 km/h en 3,8 segundos frente a los 4,3 del M4.

Isetta

A todo esto hay que añadirle un interior totalmente radical. El Alcántara predomina como el material principal dentro del habitáculo de este bólido de “carreras”. No cuenta con asientos traseros ya que el lugar de los mismos se ha reservado para las barras antivuelco que dotan al chasis de una rigidez extra ante las tremendas fuerzas G que soporta este deportivo. Además, los asientos típicos delanteros desaparecen para dar la bienvenida a unos baquets con cinturones de cinco puntos que te anclan al chasis.

Isetta

Impresiones

Isetta

Una bestia, no puedo catalogarlo como otra cosa. Dado su diseño exterior e interior, nos sentimos conduciendo un auténtico coche de carreras. Y es que es verdad, es el vehículo más cercano a un coche de competición. Los baquets, el volante forrado en Alcántara, el cinturón de cinco puntos, su aspecto agresivo, todo esto te recuerda en todo momento que no estas subido en un coche cualquiera.

El sonido es ensordecedor, sus 500 caballos furiosos dejan huella allá por donde pasen. Es bastante más cómodo de los que esperas. ¿Te aventurarías a hacer un viaje largo con él? Si el destino de ese viaje es un circuito sí, ya que este deportivo ha nacido con un único fin, volar en un circuito.

BMW M4 CS

Isetta

Llegamos a la versión “made for Spain” del BMW M4, el BMW M4 CS. Esta variante se situaría entre el M4 estándar y el M4 GTS. Cuenta con el mismo bloque motor del M4 pero potenciado hasta los 450 CV con un kit aerodinámico producto de M Performance. Monta unas llantas muy similares al GTS, pero sin el acabado en bronce.

Isetta

Este modelo intermedio está limitado a 60 unidades en exclusiva para nuestro país, regalo de BMW por la gran acogida del segmento M en nuestro país, todas ellas con una chapa distintiva entre los dos asientos delanteros con su número correspondiente.

Isetta

El diseño exterior es bastante parecido al del GTS, con paragolpes deportivo, junto con los faldones laterales, difusor y alerón en fibra de carbono.

El interior es algo más “modesto” que la variante GTS, pero lleno de deportividad y más confort. En este modelo encontramos unos asientos deportivos bastante cómodos con la típica instrumentación de las variantes M.

Impresiones

Isetta

Aunque no llegue a los 500 CV de la variante GTS, el M4 CS es una máquina de devorar curvas como pocas en el mercado. La maniobrabilidad es parecida con ciertos matices. El BMW M4 GTS quizás traccione algo mejor en la salida de la curva, aunque no hay una diferencia muy grande entre estas dos versiones.

Las prestaciones de este deportivo acentúan aún más las características que ya traía el M4 de serie. Es un coche que hay que ser generoso con el acelerador, ya que tiende a sobrevirar con facilidad. Los frenos carbocerámicos hacen su trabajo de una forma excepcional, lo que hace aumentar  tu confianza para buscar los límites del deportivo.

La dirección es directa y con poco ángulo de giro. El volante tiene una alta sensibilidad, provocando que el mínimo movimiento modifique la trayectoria del deportivo, requiere cierto tiempo adaptarse a este tipo de dirección tan deportiva.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × cinco =