BMW M3 CS 2017: nueva variante más musculosa junto con una estética más agresiva

BMW M3 CS 2017: nueva variante más musculosa junto con una estética más agresiva

Ya está aquí. Lo estábamos esperando desde que BMW anunció la variante CS de su M4 (la que está disponible en el mercado mundial, no la edición lanzada en exclusiva para el mercado español) y por fin ha llegado. El BMW M3 CS se presenta como la variante más potente del M3 moderno. Esta edición especial sigue los pasos de un coche que comenzó una nueva senda dentro de la marca, el E30 BMW M3 Evolution en 1988. Tendrá una producción limitada de unas 1.200 unidades “debido a factores de producción”.

La estética recibe un “atuendo” especial que enfatiza tu carácter deportivo. En la parte frontal destacan las ópticas LED junto con el faldón delantero con unas tomas de aire sobredimensionadas en tres secciones. La parte más llamativa es la trasera, donde se localiza el alerón Gurney, el cual se sitúa en la tapa del maletero, desarrollado en exclusiva para el nuevo BMW M3 CS, combinado con el splitter delantero y difusor trasero hace que su carga aerodinámica aumente. Todos estos elementos están fabricados enteramente en fibra de carbono.

Los cambios que contemplamos son un aumento de 10 CV en el tren de potencia del BMW M3 estándar- un motor biturbo de  3.0 litros de seis cilindros en línea- que le proporciona una potencia total de 460 CV, junto con un par máximo de 600 Nm, los cuales se transmiten a las ruedas traseras a través de la transmisión automática Drivelogic de doble embrague de siete velocidades. Gana músculo pero baja de peso, para ser exactos 62 kg, arrojando 1.585 kg al subirse a la báscula.

Y es que se vuelve más juguetón aún, gracias en parte a la suspensión que equipa muy similar a la del M3 con paquete de competición. Los brazos y soportes de las ruedas están realizados en aluminio forjado, dotándolo de gran ligereza, lo que aumenta las prestaciones. A su vez, monta la suspensión M adaptativa para lograr cambiar la personalidad del M3 CS y aclimatarse mejor a la carretera o al circuito. Monta, además, unas llantas de aleación ligera de edición especial (19 pulgadas en el eje delantero y 20 en el trasero), junto con un calzado también casi de competición, unos Michelin Pilot Sport Cup 2.

Entre los sistemas de seguridad vemos que dispone del DSC, el cual incluye el modo M Dynamic y el diferencial M activo. Los sistemas de control de la suspensión M adaptativa, el DSC y el diferencial M activo han sido modificados para lograr adaptarse mejor a la conducción. Dentro encontramos una atmósfera completamente de carreras, donde el cuero y la Alcantara reinan en armonía generando una sensación de deportividad como muy pocos en el mercado.

Si quieres un M3 CS 2017 debes esperar hasta enero de 2018, cuando se abra el periodo de solicitudes; se estima que la producción del mismo comience en marzo de 2018.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados