Participamos en la Audi Sports TT Cup: el día que vencimos a Vettel

Participamos en la Audi Sports TT Cup: el día que vencimos a Vettel


Comenzamos nuestra andadura dentro del programa de jóvenes pilotos de Audi, donde la atención por el detalle asusta. Y es que la marca germana se toma muy enserio la formación de sus futuros pilotos, a los que desde el primer día pone las cartas sobre la mesa y les recuerda dónde están: “Tres de vosotros han llegado tarde al briefing. La primera regla de ser un piloto de carreras profesional es ser puntual”. Bienvenido a la primera jornada del Audi Sports TT Cup 2017 en el circuito de Hockenheim (Alemania).

Audi TT CUP revista car
Una oficina que no nos importaría tener a diario. Un pequeño display con la velocidad y el cuentarrevoluciones y nada más dentro del TT Cup.

Esta es la tercera temporada que el Audi Sport TT Cup sirve como terreno de pruebas para comprobar de lo que están hechas las nuevas generaciones; es un certamen ultracompetitivo en el que luchan 14 coches idénticos a través de siete circuitos, en tres países diferentes, en el mismo terreno que el todopoderoso DTM. Normalmente, en cada una de las rondas del campeonato, Audi invita a dos personas para que formen parte del certamen –suele haber un periodista entre ellos–. Nos encontramos en un tablero de ajedrez surrealista, todo está controlado al milímetro y con muchos de los pilotos participantes que apenas pasan de los 20 años. “Es como una entrevista de trabajo. Debes demostrar a Audi que eres la persona perfecta para competir en la TT Cup”, afirmaba el piloto británico Philip Ellis, piloto oficial de la competición.

Audi TT CUP revista car
Hasta los carteles que llevan las azafatas son diferentes a todo lo que hemos visto antes.

Me quedo de piedra al comprobar que al lado de mi box se encuentra el de Benoît Tréluyer, tres veces campeón de Le Mans con Audi. Aquí hay nivel, espero dar la talla. ¿Quieres demostrar a Audi de lo que estas hecho? Perfecto, pero primero siendo decirte que necesitas unos 120.000 euros para la temporada, más otros 10.000 euros para los posibles daños que puedas ocasionar al coche…

Audi TT CUP revista car

Mi montura me espera, un Audi TT Cup con un cuerpo más musculoso junto con un alerón trasero que excede todas mis expectativas, un interior totalmente tirado abajo y reconstruido. La única cosa que queda intacta son las salidas de ventilación y la palanca de la transmisión automática S-tronic que puedes encontrar en el Audi TT de serie (aquí encontrarás más información sobre el actual modelo). También encontramos un diferencial de deslizamiento limitado con tres modos, con los que podemos jugar a través de un botón localizado en el volante. “Empieza siempre en el modo más agresivo”, me advertía Christian Aut, mecánico de la marca, “una vez que los neumáticos estén calientes puede alternar entre los modos”. Debajo del capó late el mismo motor TFSI de 2.0 litros de 310 CV que podemos ver en la versión TT S; sin embargo, se añade un poco más de dificultad, toda la potencia se transmite a las ruedas delantera, aquí no hay sistema Quattro que valga.

Un estricto tracción delantera

Los coches de carreras de tracción delantera son seres muy curiosos; los neumáticos delanteros adquieren temperatura muy rápidamente pero el juego trasero suele mantenerse frío como el hielo, haciendo de las primeras vueltas una constante lucha con el volante. El entrenador de pilotos de la Audi TT Cup me sugirió que desconectara los controles de tracción durante las primeras vueltas, lo que permitiría a la parte trasera dar riendas sueltas a su locura; con el sistema de tracción alejado, en caso de sobreviraje, con un golpe de gas podría enderezar de nuevo el coche en la dirección adecuada. Una vez que los neumáticos ya tienen suficiente “calor”, el Audi TT Cup cobra vida.

Tras una “qualy” de adaptación al coche y al circuito, logré posicionarme más o menos donde esperaba, en la parte trasera de la parrilla, pero con un margen bastante pequeño. Aunque Audi tomara el paddock para su programa de jóvenes pilotos, no éramos los únicos inquilinos del circuito, los participantes del DTM alemán y el WRX se encontraban unos pasos más allá. Teníamos público.

Audi TT CUP revista car

Antes de que podamos preguntarnos si estamos en un sueño o no, da comienzo la carrera número uno de la TT Cup. El Hans descansando sobre mis hombros y el asiento de competición mantienen mi cuerpo a salvo y me transporta a un trance en el que el TT Cup y yo conectamos de una forma casi biológica. Apenas puedo moverme una vez adapto el cinturón a mi cuerpo; el coche se convierte en una extensión de mí. Cuando el semáforo comienza la cuenta atrás hundo primero el pie izquierdo en el freno y el derecho a fondo para realizar un “launch control”, manteniendo un ritmo de 4.000 vueltas constante que se dispararían solo cuando mi pie izquierdo y el semáforo deciden liberar a toda la cuadra disponible. Se apagan las luces y mi cuerpo comienza a segregar adrenalina al mismo compás que el cuentarrevoluciones. Como esperaba el coche se comporta de una forma muy nerviosa y batallo contra la dirección como si de un escurridizo pez se tratara. Poco a poco el coche comienza a ganar tono, los neumáticos adquieren temperatura; yo por, mi parte, voy ganando confianza y empujo cada vez más en las curvas. Para mi sorpresa, tras un par de vueltas, veo que sigo con el grupo principal a un ritmo competitivo. No estoy último. Puedo hacerlo. Te aseguro que es una de las mejores sensaciones que he tenido…

Audi TT CUP revista car
A pesar de que no han sufrido grandes cambios con respecto al modelo de producción, el sonido del TT Cup es ensordecedor.

Llega la primera incursión del safety car para recuperar a un TT golpeado después de un incidente en la infernal horquilla del trazado alemán, lo que hace que el grupo se compacte y comience una nueva batalla frenética entre nosotros. Un TT Cup azul me pisa los talones mientras realiza la maniobra “push-to-pass” que tan famosa se ha vuelto en la fórmula 1. En este caso es un “chute” de 30 CV extra durante 15 segundos que se inyectan a través de un botón localizado en el volante, cada uno de nosotros disponía un total de 17 P2Ps para usar en la carrera.

Audi TT CUP revista car
En este certamen 14 coches idénticos pelean a través de siete circuitos.

En las últimas vueltas la situación se invierte y ahora soy yo el que arremeto contra el Audi TT Cup azul. Meto mi coche en la horquilla y le adelanto, más tarde me enteraría que es el mismísimo Fabian Vettel –el hermano pequeño del piloto de F1–, el cual recibió una bandera negra por una escaramuza que realizó antes de nuestra batalla. Entró al pitlane, lo que me permitió poco a poco escalar gradualmente hasta la novena posición. Philip Ellis se proclamaría vencedor del certamen subiéndose a lo más alto del podio.

Progresando adecuadamente

Tras la carrera, Rolf –mi ingeniero analista de datos– me entrega la telemetría y se ríe abiertamente ante mis gentiles acometidas contra el freno. En algunos momentos de las vueltas debería haber utilizado una presión adicional de más de 30 bares –algo así como golpear al pedal del freno como si lo odiaras a muerte–. No obstante, aún me quedaban unas cuantas vueltas en la segunda carrera para mejorar mi técnica.

Audi TT CUP revista car

Sin embargo, la meteorología tenía otros planes. El circuito se encharcó lo suficiente como para que los organizadores de la TT Cup decidieran comenzar con neumáticos de lluvia. Es un día en el que el calor pega con fuerza y para el momento en el que alcanzamos la parrilla de salida la pista estaba casi seca e íbamos con neumáticos de lluvia. La cosa se ponía interesante.

Audi TT CUP revista car
Marcas de guerra; aquí no hay amigos y todo el mundo pelea hasta el último momento por subirse a lo más alto.

Como era de esperar, los neumáticos comenzaron a degradarse a una velocidad vertiginosa, hasta el punto de que trozos de neumático de los coches que me precedían golpeaban mi parabrisas. A pesar de ello, tuve una gran batalla en pista con Jacj Manchester, cambiándonos posiciones casi durante todas las vueltas. Durante la primera carrera reservé algún “chute” adicional de caballos, pero ninguno extra podía acumularse para la siguiente carrera; por tanto, esta vez me defendería con dientes y uñas mientras pulsaba el botón de potencia extra indiscriminadamente, como si de un combo del videojuego Street Figther se tratara. La decimocuarta posición era nuestra después de unas duras vueltas finales, con Mike Beckhusen justo detrás de nosotros.

Audi TT CUP revista car

Tras una experiencia tan increíble como agotadora hay que destacar la increíble investigación que lleva a cabo Audi para lograr hacer criba de aquellos jóvenes pilotos que sueñan con hacerse con un puesto en las filas del equipo oficial de la marca germana. Aquí hay un nivel altísimo y sea quien sea el que logre alzarse vencedor será un piloto y demostrará que tiene talento de sobra, además de tenerlos bien puestos…

 


Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 5 =