Audi RS2, RS4 y RS6, familias muy felices

Audi RS2, RS4 y RS6, familias muy felices

Se necesitó al Bugatti Veyron para batir la velocidad punta del McLaren F1, pero en 1995 el Audi RS2 y su tracción quattro tuvieron el honor de batirlo en el 0 a 50 km/h con 1,5 segundos. Eso hizo a los familiares parecer sexys y poner la primera piedra de las generaciones de familiares deportivos de Audi. Este coche azul es el ejemplo más representativo del mundo. Basado en el Audi 80 Avant y lanzado en 1994, el RS2 fue un proyecto conjunto con Porsche y, aunque su nombre no lo parezca, el primer RS de Audi.

RS2 RS4 RS6 Revista CAR

Estas rancheras eran enviadas a la planta de Porsche en Zuffenhausen, donde este Audi familiar con motor de cinco cilindros y 2.2 litros recibía un turbo más grande, un intercooler e inyectores de alto caudal. Lucía orgulloso el nombre de Porsche en la insignia sobre la calandra, y es que con sus cinco cilindros rendía 315 CV, marcando el 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y una velocidad punta de más de 260 km/h. Rápido hoy en día, apabullante en aquel entonces. El chasis también recibía el toque de Porsche y los frenos Brembo de cuatro pistones también llevaban el sello de la firma de los nueveonce. Hay otras pistas que delatan que no era un simple Audi 80, como por ejemplo sus llantas, de un Porsche 968 Clubsport, espejos de 911, un paragolpes con mayor entrada de aire, sus fantásticos asientos Recaro y las molduras de fibra de carbono del interior.

RS2 RS4 RS6 Revista CAR
En el RS2 el toque de Porsche se percibe en todas partes.

El RS2 es un curioso híbrido de sus dos padres, una supermáquina de avergonzar deportivos. Hay un disfrute perverso en sentir cómo el turbo patea el coche pasadas las 3.000 revoluciones y sigue aullando hasta las 6.500 rpm, todo ello en un envoltorio inusual, acompañado de un tacto mecánico satisfactorio en su cambio, con una dirección que te hace sentir y un acelerador pesado con el que si nos pasamos, el ruido de la carretera y el viento no nos dejara escuchar bien sus cinco cilindros.

RS2 RS4 RS6 Revista CAR

Hay atractivo y nostalgia en torno a la evocadora carrocería del RS2, y hay quien pasaría más tiempo puliéndolo que conduciéndolo, lo cual no es una mala idea, pues el RS2 se ha vuelto un clásico de culto y su valor crece. Solo se fabricaron 2.891, y de estos 182 con volante a la derecha. Puedes hacerte con uno por lo que cuesta el nuevo A5, unos 40.000 euros, y los ingleses deberán pagar el doble por uno con el volante en su lado y pocos kilómetros.

Un legado que sigue muy vivo

Nunca ha habido otro RS2, pero le siguieron las generaciones de RS4 y RS6. En muchos aspectos, la segunda generación del RS6, la de 2008 (código interno C6), representa el cénit de los RS quattro, que montaba un monstruoso V10 biturbo derivado del que llevaba el Lamborghini Gallardo, que no era sobrealimentado. Sistema de cárter seco y 4.991 cc, con una combinación de 580 CV y una devastadora tracción total, todo ello en carrocería Avant, haciéndolo el wagon más potente del mundo, incluso más que el superdeportivo R8.

RS2 RS4 RS6 Revista CAR
El RS6 (C6) tenía un motor V8 de origen Lamborghini con 580 CV.

Audi pronto nos hizo saber que sería el último de su estirpe: el líder del proyecto Jens Koch dijo en su lanzamiento que no habría un Audi RS tan potente en años. Y llevaba razón, el RS6 C7 llegó en 2012 con dos cilindros y 20 CV menos. Así pues, el C6 representa una forma de transporte increíblemente rápida para las familias, ir de compras y llevar a los perros, con un generoso espacio en los asientos traseros y un maletero como para meter un Caterham, pero nunca remolcarlo.

RS2 RS4 RS6 Revista CAR
El volante achatado por abajo le sienta muy bien al RS6. Menos fibra de carbono que el RS2 pero igual de atractivo.

Para algunos, el C6 será muy sutil: el motor es suave y lineal con un reparto del par entre 1.500 y 6.250 rpm, y con un V10 a cuya banda sonora se le ha bajado el volumen, pues se espera más intensidad. Y es cierto que el último RS6 ha sido un cambio enorme dinámicamente, con una dirección más precisa que permite sentir mejor ese soberbio y preciso chasis. Aun así es un avión con el que volar por debajo del radar en una atmósfera de lujo, un coche con el que devorar extensiones de terreno sin importar la climatología a gran velocidad y con total seguridad, por lo que el RS6 C6 sigue siendo una excelente compra que se cotiza en unos 40.000 euros.

RS2 RS4 RS6 Revista CAR

RS4, el mejor usado por 30.000 euros

El motor V8 de 4.2 litros sorprendió al planeta con la decisión por parte de Audi de abandonar la dinámica de motores turboalimentados para abrazar la mecánica atmosférica, un punto a favor que hizo que ganara adeptos. El tren de potencia de inyección directa –con una culata de 4 válvulas por cilindro en vez de las cinco que habitualmente introducía Audi– fue construido enteramente en aluminio, el cual lograba arrojar una potencia máxima de 420 CV a 7.800 rpm –llegando al corte en las 8.500–, junto con un par de 430 Nm. Un motor muy juguetón.

RS2 RS4 RS6 Revista CAR

Además, nació en una época perfecta. No existía ningún equivalente de M3 Touring en el mercado y con Mercedes a punto de entrar en el segmento, el RS4 Avant fue simplemente un golpe sobre la mesa por parte de Audi que hizo tambalear los cimientos del segmento. Suficientemente compacto como para lidiar con los desplazamientos diarios, suficientemente grande como para albergar a toda la familia y suficientemente refinado como para poder circular de forma serena –siempre y cuando no hundieses tu pie derecho a fondo…

RS2 RS4 RS6 Revista CAR

El A4 B7 se asentaba sobre una apariencia modesta, inteligente pero con un cuidado por el detalle un poco menor de lo que podríamos esperar; sin embargo, el RS4 B7 es otro mundo, una nueva criatura. Su cuerpo más ancho junto con unas entradas de aire de mayores dimensiones hacen entrever el hardware interno que descansa en sus entrañas. También se asienta sobre unas de las mejores llantas jamás creadas.

RS2 RS4 RS6 Revista CAR

Estética modesta y carácter indomable

Su terreno era cualquiera que tú te imaginaras, la tracción quattro hace que nos adentremos en el mundo de las 8.000 vueltas sin que temamos lo más mínimo por nuestra seguridad, ya que la tracción a las cuatro ruedas es siempre un gran salvavidas. Quizás las toneladas de sobreviraje que nos puede proporcionar un tracción trasera estén fuera del menú con el RS4 B7, pero lo que ganas a cambio es una gran estabilidad y confianza a la hora de explorar los límites del familiar alemán.

RS2 RS4 RS6 Revista CAR

Una sensacional carrocería unida con un motor atmosférico de los que ya apenas quedan, un sonido espectacular y una dirección lineal que hace relucir las prestaciones de este sedán. Conducirás uno y desearás tenerlo en tu garaje, nunca serás el mismo después de conocerlo.

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 + uno =