Al volante del nuevo Audi RS 4, un familiar con 450 CV tan rápido como fácil de conducir

Al volante del nuevo Audi RS 4, un familiar con 450 CV tan rápido como fácil de conducir

El RS 4 es un clásico de la gama Audi Sport, y ya va por la cuarta generación. El nuevo Audi RS 4 sigue fiel a su filosofía, con el motor V6 biturbo (ahora de 450 CV) y la tracción total. Sus alucinantes prestaciones son algo esencial, pero igual de importante es la facilidad para ser conducido todos los días con la máxima seguridad.

Los nuevos colores son muy elegantes. Nos ha gustado especialmente el verde oscuro.

Hace 18 años llegó el primer RS 4, que para entendernos, estaba basado en el primer A4 Avant. No obstante el verdadero precursor fue el RS 2, con su motor 5 cilindros turbo de 315 CV y aquellas llantas “Cup” como los Porsche. El primer RS 4 (2.7 biturbo) ya rendía 380 CV, mientras que el nuevo alcanza 450 CV. Esto supone un aumento del 18% en casi dos décadas, lo que no parece demasiado. Si vemos otros modelos lanzados por aquella época, como el BMW E46, aquel rendía 340 CV. El actual rinde 430 CV, un 26% más. El M3 ha cambiado de tipo de motor (seis en línea, luego V8, ahora seis en línea turbo), y los RS 4 de segunda y tercera generación llevaban un 4.2 V8 de 420 y 450 CV respectivamente. Pero el nuevo RS 4 vuelve al concepto inicial: motor V6 biturbo, tracción total y una gran polivalencia.

En todo caso el primer RS4 era un coche extremo (con poco rendimiento del motor a pocas revoluciones, con turbolag, respuesta muy brusca, sin controles de estabilidad) y el nuevo no lo es. Y es que ahora puedes elegir su respuesta en función del modo de conducción que elijas. En Audi Sport no se cansan de repetirlo, buscan las mejores prestaciones pero también la máxima polivalencia y la comodidad para uso diario. Este modelo, presentado en septiembre en Francfort, es la cuarta generación del RS4, un icono de la gama Audi, y se sigue vendiendo solo con carrocería Avant o familiar.

El exterior del RS 4 siempre es deliciosamente imponente sin resultar hortera. Nuestros ojos se van a los pasos de rueda ensanchados (30 mm. por cada lado) típicos de esta versión, y a las grandes llantas de 20” de serie. Hay detalles que enamoran, como las pequeñas rejillas en los pasos de rueda, pegadas a los grupos ópticos delanteros y traseros. El elaborado difusor trasero o las grandes salidas de escape también captarán tu atención durante un buen rato, así como la nueva gama de colores para la carrocería.

Las rejillas en el paso de rueda, junto a los grupos ópticos, son un acierto estético.

Llega el momento de ponernos al volante y tenemos claro lo que vamos encontrar: una respuesta rápida y poderosa, mucha agilidad y motricidad, precisión en la trazada y un sonido emocionante. Un interior con un diseño y una calidad sobresaliente ya es norma de la marca, pero no deja de llamarnos la atención. Como la instrumentación con la pantalla TFT, que podemos cambiar según nuestro gusto. Hasta el olor del habitáculo es muy agradable, y ya se sabe que en Audi tienen gente específicamente dedicada a perfeccionar los aromas del interior.

El RS 4 pesa 80 kg. menos que su antecesor con motor V8, aunque llega a los 1.715 kg. en vacío. El rendimiento del nuevo motor 2.9 TFSI V6 biturbo de 450 CV es sensacional. Esto queda patente sobre todo en el par máximo (600 Nm desde 1.900 hasta 5.000 rpm.), 170 Nm más que antes.

Las llantas de 20 pulgadas son de serie en el RS 4.

Los turbos van colocados en el centro de la V de los cilindros, como es habitual en los últimos tiempos, con lo que se consigue una respuesta inmediata al acelerador, y la práctica eliminación del llamado turbo lag (retraso en la respuesta hasta que el turbo mete presión). Este V6 pesa 182 kg, 31 menos que el anterior V8.

Conviene recordar que la mecánica del RS 4 es la misma que estrenó recientemente el cupé RS 5. Entonces la pregunta es clara: ¿En que se distingue realmente del RS 5, aparte del número de puertas? La distancia entre ejes del familiar es mayor (2.826 mm. frente a 2.766 mm., 6 cm. de diferencia), y la anchura de vías es ligeramente superior en el cupé.

El motor ofrece con mucho empuje a cualquier régimen y facilidad para subir de vueltas con una bonita banda sonora. El RS 4 se siente muy rápido y preciso siempre, sin un mal gesto o un deslizamiento del eje trasero, al que hay que provocar muchísimo para que se insinúe. Las buenas sensaciones al volante se ven corroboradas por las cifras de rendimiento: de 0 a 100 km/h en solo 4,1 seg. Es decir, más rápido que un Porsche 911/996 Turbo de 420 CV de 2000. La velocidad máxima es de 250 km/h, que puede llegar a 280 km/h si pagas por el paquete opcional RS dynamic.

Entre todos los sistemas técnicos para potenciar el rendimiento o el tacto deportivo, el que más valorarán los clientes es el Audi Drive Select de serie. Este, con cuatro posiciones (auto, confort, dynamic e individual), actúa sobre la respuesta del motor, el cambio, la dirección o el sistema de escape. En lo que respecta a la suspensión la diferencia entre posiciones (de confort a dynamic) es notoria, y la última resulta muy dura a no ser que quiera conducir con el cuchillo entre los dientes o en un circuito. La suspensión RS Sport de serie va 7 mm. más baja que en el S4 con suspensión deportiva. Hay que pagar extra por la suspensión RS Sport Plus con Dynamic Ride Control (DRC) y los frenos cerámicos.

La tracción es a las cuatro ruedas con diferencial central autoblocante de serie. Y el diferencial deportivo en el eje trasero es opcional. El control de estabilidad ESC cuenta con ajustes específicos RS (más permisivos) y tres posiciones a elegir: normal, deportivo y desconectado. Para esto último hay que presionar en botón durante tres segundos. Suponemos que con el control desconectado y el diferencial deportivo, El RS 4 puede derrapar con fiereza en un circuito, pero no tuvimos ocasión de comprobarlo. El RS 4, un éxito asegurado en las estaciones de ski más selectas, es sin duda uno de esos coches a los que vas queriendo más a medida que lo vas usando, que siempre está listo para superar tus expectativas. El consumo medio homologado es de 8,8 litros a los 100 km, pero ya se sabe que, siendo biturbo, puede subir mucho en función de lo que nos pese el pie derecho. Y el maletero, muy grande: 505 litros, y la banqueta trasera se puede abatir.

Audi RS 4 Revista CAR
Las tres primeras generación del RS 4

El RS4 apenas tiene rivales, ya que desgraciadamente no hay M3 Touring, o Alfa Giulia Quadrifoglio familiar. Solo el Mercedes C 63 AMG con tracción trasera (no se vende como 4×4) se puede considerar competidor directo. Audi ya admite pedidos del RS 4 con un precio base de 96.900 euros. Las primeras entregas a clientes están previstas para inicios de 2018.

Audi RS 4 Revista CAR
El nuevo RS 4 (azul), junto a su antecesor lanzado en 2012.

 

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + dieciocho =