Así fue el 25 aniversario del McLaren F1 Owners Club en 92 fotos irrepetibles

Así fue el 25 aniversario del McLaren F1 Owners Club en 92 fotos irrepetibles

Aunque a día de hoy parezca un coche moderno, el McLaren F1 acaba de cumplir la cifra redonda de 25 años. Fue presentado un 28 de mayo de 1992 en un evento por todo lo alto en el Sporting Club de Mónaco, el jueves previo a la disputa del Gran Premio  que acabaría con la 5º victoria de Ayrton Senna en el principado.

El McLaren F1 sigue siendo un coche muy especial. Un objeto de culto. Desde que salió al mercado ha sido el referente en los deportivos de altas prestaciones hasta la salida del Bugatti Veyron después de un desarrollo que duró mucho más de lo esperado. Sólo un gigante del automóvil como el Grupo VW-Audi pudo lograr el reto de superar al Mclaren F1 en velocidad punta. Alcanzó los 391 km/h en 1998. Algunos pilotos que lo probaron, como Mario Andretti, comentaron que con unos pequeños ajustes aerodinámicos y una 7ª marcha más larga hubiera podido llegar sin duda a los 400km/h.

El McLaren F1 fue creado para ser un coche usable a diario y no para pasar largas temporadas en garajes viendo como sus propietarios ven aumentar su valor. Por eso en 2012 se creo el que es sin duda el club de propietarios más exclusivo del mundo (no existe club de dueños del Ferrari 250 GTO). El antiguo piloto oficial de McLaren, Ray Bell, tuvo la idea de formar el club para animar a los propietarios de estos coches a utilizarlos, socializar con otros propietarios en entornos de lujo y conducirlos en carreteras de ensueño. El propio Ray al volante de un F1 GTR quedó 4º en las 24 horas de Le Mans de 1995 (el mismo año que venció McLaren en su primera participación), al año siguiente consiguió vencer en la clasificación final de la BPR Global GT Series también a los mandos de un McLaren F1 GTR.

Estuve con ellos en septiembre del año pasado cuando organizaron una salida en España. Más de una decena de McLaren se reunieron en el norte del país conduciendo algunas de las carreteras más bellas de País Vasco, Navarra, la Rioja y Castilla y León. Fue la primera vez que cualquier modelo de la marca pudo participar en un evento, estando abierto para todos los miembros de la familia McLaren. Hubo un 12C, tres 650S, un 650S LM, cuatro 675LT, tres P1 y un F1.

Para celebrar los 25 años desde su presentación, el Mclaren F1 Owners Club – Richard Mille organizó un evento como se merece. El centro neurálgico del evento fue el fabuloso hotel Les Sources de Caudalie, muy próximo a Burdeos. La primera sorpresa  al llegar fue cuando me encontré en el parking del hotel el one-off recién presentado en el pasado concurso de elegancia de Villa d’Este, el Rolls Royce Sweptail. No habían pasado ni 48 horas que lo ví en los jardines del hotel junto al lago di Como. ¿Se les ocurre mejor forma de estrenarlo que conducirlo desde el hotel Villa d’Este hasta Burdeos?

En otra parte del aparcamiento del hotel, estaban estacionados ordenadamente 15 McLaren P1, entre ellos  3 unidades de McLaren P1 LM, uno de los cuales era el prototipo XP1 que acababa de batir el récord de Nürburgring  dejando el registro para coches de calle en 6:43. Junto a ellos en otra parte del estacionamiento más de una decena de unidades de sus hermanos menores (570, 675 y el recién presentado 720).

Pero lo realmente impresionante fue la estampa junto a la bodega Château Smith Haut Lafitte, a pocos metros del hotel. ¡Nada menos que 20 unidades de Mclaren F1! El shock fue brutal, uno de esos momentos que uno jamás olvidará en la vida.

Entre ellos destacar varios F1 GTR con pedigri en competición. Como el #06R con los colores de los grandes almacenes Harrod’s que estuvo a punto de ganar las 24 horas de Le Mans de 1995. El #13R con librea de Lark cuyo propietario también llevo un P1 GTR con la misma decoración. #05R con la carrocería pintada que quedó en 13º posición en las 24 horas Le Mans de 1995. Tres unidades GTR con carrocería Cola Larga de 1997: #21R vendido en una subasta en Estados Unidos por más de 5 Millones de Dólares en 2014; #28R el último “cola larga” fabricado y el #22R con la decoración de Gulf que pertenece a la colección Rofgo (la colección privada que reune practicamente todos los coches de carreras patrocinados por la mítica marca petrolífera íntimamente ligada al deporte del motor).

Entre las unidades “normales” hubo ejemplares llegados desde Estados Unidos, Suiza, Barheim, Nueva Zelanda y Reino Unido. De este país precisamente llegó la unidad  #061 que perteneció al actor Rowan Atkinson que aparecía con su nuevo dueño por primera vez en público desde su venta. Este mismo coleccionista aprovecho el evento para estrenar un P1 LM acompañado por el famoso youtuber Mr. JWW

Además junto a la recepción del hotel estacionó el #075, la última unidad de calle fabricada que pertenece a uno de los propietarios de Mclaren, el mismísimo Mansour Ojjeh. Junto con Gordon Murray y Ron Dennis fue uno de los artifices de la creacion de este coche. De ellos tres, solo el último de ellos faltó al evento.

Los tres días siguientes fueron inolvidables. Siguiendo el libro de ruta diseñado por la organización, con itinerarios por carreteras secundarias de más de 250 kilómetros al día, pudimos disfrutar de bonitos paisajes sin olvidar los lugares escogidos para disfrutar de la afamada gastronomía francesa. Varias de las bodegas más prestigosas del mundo tuvieron el placer de recibir el convoy de McLaren. Estas bodegas fueron el Château Cheval Blanc, Château d’Yquem, Château Montrose, Château Cos d’Estornel, Château d’Alesme, finalizando en el Domaine du Château des Vigiers en el corazón de la Dordoña.

Durante los momentos de descanso entre la llegada al hotel y la cena, aproveché para conocer a algunos de los afortunados propietarios. Todos ellos tenían en común su pasión por el automóvil de altas prestaciones. Algunos de los dueños más veteranos, no pudieron tener listos sus F1 para el evento por eso McLaren les prestó alguno de los Special Series. Los propietarios más jóvenes son bastante activos en las redes sociales, sobre todo Instagram, donde van mostrando su fabuloso tren de vida. Si queréis conocerles y seguirles la pista, sus nombres de usuario son: @azzurrodino, @faisalbinladen o @speedy_gonzales999.

Mención parte merecen @the_collection1 y @mwvmnw. El primero de ellos es un tipo muy simpático, estuve tomando unas cervezas con él y sus amigos. Me llamó la atención el Hublot LaFerrari que llevaba en su muñeca mientras iba vestido con un sencillo chándal y deportivas. Posee la mayor colección de deportivos de serie limitada que he conocido: Ferrari, Porsche, Lamborghini, Bugatti, Mercedes, Hessenney, Pagani, Koenigsegg…no le falta ni uno. Para muestra, teneis un vídeo en YouTube que muestra su colección al completo.

El último de ellos es el dueño (entre otros) del Rolls Royce Sweptail, un F1 Long Tail, un P1 cromado y los dos Ferrari F12 TRS hechos según su gusto. Ferrari por lo que se ve le tiene mucha estima como cliente para haberle fabricado dos coches únicos y no me extraña, estuvo comprando un Ferrari cada sábado durante dos años. Llama la atención de su perfil que suele utilizar sus coches en el circuito andaluz de Monteblanco.

McLaren

La fiesta fin del evento se celebró en el Château Smith Haut Lafitte, con una fiesta que pudo colofón a las celebraciones del aniversario en donde la sorpresa la dieron unas violinistas tocando en el interior de esferas gigantes.  En definitiva, fue un evento que para recordaré siempre. De todo lo vivido, me quedo con la experiencia de pasar un día de copiloto en un F1. Espero no tener que esperar otros 25 años para tener una experiencia similar…

Texto y Fotos: Sergio Calleja

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + 2 =