Más de 1.500 kilómetros con el Lamborghini Huracán Performante

Más de 1.500 kilómetros con el Lamborghini Huracán Performante

Dicen que el estrés es un estado mental, que ante la misma situación hay gente que se fuma un puro y otros que no duermen por las noches, pero seguramente ambos tipos de persona dirían que sí a recorrer media Europa al volante del más endiablado Lamborghini de calle, el Huracán Performante, incluso si, a última hora, les decimos que el plan es dormir en tienda de campaña ¿El motivo? Lo que buscamos realmente es desconectar: adiós cargadores, conexiones WiFi, mirar el móvil, responder e-mails, solo queremos desconexión como la de antaño. Escapar, de forma absoluta, de la rutina.

Lamborghini Huracan Performante Revista CAR
Las sensaciones están cerca de las que ofrece el Aventador, pero sin perder el carácter único del Huracán.

Miércoles, 13.17 horas | Automobili Lamborghini, Sant’Agata Bolognese

Para ello vamos a hacerle el favor a Lamborghini de transportar el Huracán Performante desde la fábrica hasta su sede en Inglaterra. Hemos llegado en avión –low-cost, para añadir más estrés a nuestras horas previas con el Lamborghini–, tomamos un coche de alquiler italiano que devolveremos en pocas horas y nos plantamos en la fábrica. Simone, encargado de las relaciones con la prensa, mira el maletero de nuestro Fiat Panda, después nos mira a nosotros, vuelve a mirar el Panda y entra en el Huracán para abrir el capó delantero del deportivo italiano “Esto no son maletas delgadas, tal como os dije”. Una bolsa de mano, una esterilla y una tienda de campaña se insertan a duras penas bajo el capó.

Lamborghini Huracan Performante Revista CAR
Enormes levas en el interior, repleto de Alcántara y carbono, como toda la nueva aerodinámica.

La verdad es que no es muy normal irse de camping con un Huracán –aunque luego en Le Mans o Silverstone te los encuentras docenas en las zonas de camping– pero tampoco es normal poder conducir los 640 CV de la última bestia de Sant’Agata durante 72 horas en un viaje rápido hasta su nuevo hogar, así que hemos decidido darle una vuelta a la aventura y olvidarnos de todo aquello que no sea conducir.

Lamborghini Huracan Performante Revista CAR
El distribuidor en España de la marca italiana es Lamborghini Madrid: www.lamborghini-madrid.com.

Lamborghini ha extraído 30 CV más del motor V10 de 5.2 litros con algunos cambios internos como las válvulas de titanio, pero también en los “periféricos”, como una admisión más generosa y un escape menos restrictivo que suena atronador. ¿El objetivo? Quizás acercarse a los 670 CV del Ferrari 488 GTB. Lo cierto es que, con tracción total permanente, el Performante alcanza los 100 km/h en 2,9 segundos –algo más veloz que el Ferrari, que en cambio gana en aceleración de 0 a 200 km/h– también es tres décimas más veloz que el Huracán 610-LP4 y aunque comparten velocidad máxima (330 km/h) el nuevo modelo se siente especialmente veloz.

Lamborghini Huracan Performante Revista CAR

No solo cambia ligeramente el motor de este Lambo. El aspecto también se ha modificado con nuevas piezas de fibra de carbono, especialmente en el paragolpes delantero y en la trasera. Delante cuenta con algunas piezas en fibra forjada, un nuevo proceso por el que los bloques de fibra se tornean para conseguir formas imposibles de lograr con la fabricación capa sobre capa del carbono. El paragolpes es de tipo activo, y su faldón inferior baja cuando la velocidad aumenta. Las nuevas llantas en color bronce de 20 pulgadas también son forjadas, y pueden ser monotuerca en opción. La trasera se modifica con elementos procedentes del modelo Trofeo de circuitos, con escapes más altos y una tapa de motor también en carbono que es móvil, de manera que varía el flujo de aire que incide sobre el alerón posterior. La marca asegura que el Performante puede tener hasta siete veces y media más de apoyo aerodinámico que el Huracán convencional, quizá los técnicos de la marca podrían enseñarle un par de trucos al mismísimo Adrian Newey…

Simone termina de explicarnos las novedades. Arranco el V10 y la multitud de chavales alrededor del coche –van a aparecer en cualquier lugar del viaje– se siente tan abrumada como yo. Salimos entre pulgares hacia arriba y aplausos de los espontáneos. Durante nuestro viaje vamos a ver cientos de cabezas girándose, miles de sonrisas y muchos móviles apuntándonos, y caras tan sorprendentes como si a Rihanna se le cayera la toalla delante de nosotros. Brutal.

17.47 horas | Autostrada A8 hasta Mónaco

Cuando vas de acampada en un deportivo de altas prestaciones no es, precisamente, para apoyar al 15M, así que tomamos la A8 dirección a Montecarlo. Si tuviéramos que elegir un Top 10 de autopistas en el mundo, esta estaría entre las mejores por sus vistas. Donde otras son aburridas, aquí el paisaje es una maravilla, rozando el Mediterráneo hacia la Costa Azul, sintiendo el mar de cerca, desconectando de todo menos de la conducción de este juguete. Para ello la autopista acompaña. Casi ningún tramo es recto, sino que sube, baja, gira, se retuerce e incluso hay zonas de curvas enlazadas, y todo ello sin mucho tráfico y con poca vigilancia… imposible distraerse.

Lamborghini Huracan Performante Revista CAR

El Huracán tiene su máxima potencia en las 8.500 vueltas, pero es a partir de cinco mil y en modo “Strada” cuando da un sonido único, tan diferente al resto para los oídos más afinados que, por mi parte, fue suficiente para situar a su hermano, el Huracán de tracción trasera, por delante de los Porsche 911 R y McLaren 675 LT en nuestra última elección de Deportivo del Año. De todos modos, no estás pensando en el sonido cuando aceleras en una subida y el coche avanza como si la autopista se pusiera cuesta abajo. La sensación de aceleración es brutal, y aunque el Performante pesa 1.382 kilogramos en seco, rozamos los 1.600 con dos ocupantes, miniequipaje, aceite y fluidos… y hablando de fluidos, es hora de parar para un espresso, algo de agua y gasolina. Llenamos el tanque, que había descendido hasta la mitad y pagamos casi 100 euros… ¡por suerte vamos de camping!

Lamborghini Huracan Performante Revista CAR

Llegamos a Montecarlo, una ciudad en la que, por cada Dacia hay dos o tres Ferrari y el único sitio donde podemos ver un viejo Twingo y un AMG GT de color dorado uno detrás del otro. Algunas Ducati suenan en el túnel, y también escuchamos el bramido de algunos V8 y V12, así que es hora de hacer sonar el ruido metálico de nuestro V10, y es que el Performante suena a carreras, y se gana con todo su derecho las culatas pintadas en bronce de los modelos más especiales de la marca.

Lamborghini Huracan Performante Revista CAR

19.38 horas | Ruta Napoleón

Salimos de Montecarlo en dirección a Mandelieu, ya en la Ruta Napoleón por la que atravesaremos media Francia. Si en autopista el modo “Strada” nos parecía suficientemente deportivo, conforme caen las curvas la ligereza de la dirección nos resta algo de confianza. La verdad es que cualquier excusa es buena para poner el modo “Corsa”. Ferrari y Porsche ya tienen un control rotatorio para los modos de conducción en el volante, en el caso de Lamborghini es un discreto botón en la parte baja del aro el que nos permite pasar de “Strada” a “Sport” y al magnífico “Corsa”. Ponemos dirección Fréjus por la DN7 en lugar de por la autopista A8 y, aunque es agosto, el tráfico es reducido en esta zona un pelín alejada del glamour de la costa. La carretera es nuestra, así que agarramos con fuerza el volante y aprovechamos las nuevas cualidades del chasis. Las suspensiones son un 10% más rígidas, también las estabilizadoras, todo ello montado en soportes más duros. La dirección también es más rápida y, en opción, aunque nuestra unidad no lo equipa, los amortiguadores pueden ser de dureza regulable.

Lamborghini Huracan Performante Revista CAR

Todos los pequeños detalles dan más confianza al volante, y hacen que el morro siempre apunte en la dirección adecuada, con cero deslizamiento. El cambio por levas funciona a la perfección, y la tracción total nos permite entrar en todas las curvas sin tener en cuenta la velocidad. Este es un extraordinario automóvil, de eso no hay duda. Sus neumáticos apenas se mueven, pero transmite eficacia como nunca lo había hecho un Huracán. ¿Estará este Lamborghini muy cerca del Aventador? En prestaciones creemos que sí, en sensaciones es difícil superar a esta máquina, cuyo visceral sonido está traspasando el Mediterráneo hasta Marruecos. El agarre de los PZero Corsa es irreal, y no sabemos de qué serán capaces los Pirelli Trofeo R opcionales… no hay inclinación de la carrocería ni fatiga en los frenos, y solo en dos ocasiones puedo acercar el motor a la zona roja, dando juego a todos sus sonidos: escape, distribución, explosiones… una auténtica maravilla. El Performante es un coche al que le gusta más poner en marcha toda su musculatura que enseñarla en un bulevar. El karma nos invade y, ya en nuestro primer camping, el Panoramic, caigo rendido en la tienda de campaña como el hombre más feliz del mundo que (creo) que soy.

Jueves, 7.52 horas | De Grasse a Grenoble

Me despiertan unas hormigas que transitan por mis piernas, y lo que sería un cabreo monumental se convierte en una amplia sonrisa cuando, al abrir la cremallera de la tienda, encuentro al Huracán, tan anaranjado como la salida del sol y con una aerodinámica digna de un modelo del DTM. Recojo al fotógrafo, que duerme en un hotelito cercano en mullidas almohadas y empezamos a cubrir kilómetros a buen ritmo, entre las rocas y montañas de estas carreteras semivacías, que parecen un circuito enclavado en medio de la nada. El paisaje cambia de cuando en cuando, lógico cuando los centenares de kilómetros van cayendo en el odómetro del Huracán. Nosotros, en cambio, viajamos en trance. No vemos los valles, no vemos las montañas, no vemos los pueblos, no vemos las rocas, solo vemos carretera por delante, aprovechando cualquier hueco para adelantar los coches de tres en tres, caravanas, Golf, viejos Renault, dos Harley haciendo el mismo recorrido del que nosotros disfrutamos, ya que ayer nos los cruzamos por el camino…

Lamborghini Huracan Performante Revista CAR
Más potente, más ligero, con nuevas suspensiones, aerodinámica activa y un modo “Corsa” capaz de elevarte al séptimo cielo, así es el Performante.

Sobre el papel, es difícil notar cómo la cobertura del motor se mueve y cambia la incidencia del aire sobre el alerón, pero cuando estás en plena batalla de curvas, este efecto, junto al alerón frontal desplegado, la mayor respuesta del motor, la suspensión más dura y la dirección más directa juegan un papel clave para que la conducción esté uno o dos peldaños por encima de lo que recordábamos en el Huracán. Las emociones son intensas, pero también lo es la efectividad, y notamos cómo el coche se agarra tanto al asfalto como nosotros a su volante de Alcántara. Puede que sea la nueva aerodinámica, puede que no, pero este Performante ataca las curvas de tercera y cuarta a fondo sin titubeo alguno, con una pericia nunca vista en el deportivo italiano. Conducir de este modo requiere un estado mental en el que nada nos distraiga, y afortunadamente la ruta Napoleón tiene ese espacio de kilómetros desiertos en los que solo circula algún aficionado a quemar gasolina en las curvas en lugar de las autopistas francesas. Lamborghini Huracan Performante Revista CAR

Solo así podemos comprobar cómo va este coche en carretera abierta, oyendo el sonido retumbar en las montañas, notando cómo el aire nos devuelve la soledad del ambiente. ¿Tratamientos antiestrés? Ninguno como aminorar la marcha para refrigerar frenos, bajar las ventanillas y que el viento golpee el pequeño interior de este coche. En algún punto hacemos fotos. Nuestra espalda empapada fruto del esfuerzo y la tensión recibe así unas notas de aire fresco que parece perfumado con los miles de olores que dejamos en Grasse, capital mundial de la perfumería.

Lamborghini Huracan Performante Revista CAR

Viernes, 17.15 horas | Calais

Llega la hora de subir al ferry. El sistema de levantamiento de la suspensión delantera nos permite introducir el Performante en el barco con menos temor que el de costumbre. Cuando cruzamos el canal y llegamos a Dover la realidad es la siguiente: más de 500 kilómetros por delante de autovías llenas de tráfico en las que el Lamborghini será uno más, sin poder desplegar su potencial. A ritmo tranquilo, no puedo dejar de pensar en los e-mails sin responder, las llamadas pendientes o el “tarjetazo” que llegará a final de mes con los tiques de gasolina del camino. Pero es cuando llegamos a casa y el V10 apaga su sonido cuando la burbuja explota. Volvemos a la realidad, pero lo hacemos tras una de las experiencias más maravillosas del planeta: desconectar un par de días por las mejores carreteras del mundo con uno de los mejores deportivos del mundo. Espero que mi psicólogo de la Seguridad Social entienda que en su receta debe figurar bien claro “Lamborghini Huracán Performante”, 265.000 euros, 35.000 más que la versión de serie tienen la culpa. 

Lamborghini Huracan Performante Revista CAR

Sobre el Autor

Noticias o artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece + 18 =